4 enero, 2020

‘Fabularios 2020’: arte colectivo en honor a Valledupar

‘Fabularios 2020/ Muestra Colectiva de Artistas del Cesar’ es el nombre de la iniciativa del Museo de Arte de Valledupar que cuenta con el respaldo de El PILÓN, la Cámara de Comercio de Valledupar, el Banco de la República y la Fundación Amigos del Viejo Valle de Upar, Aviva.

Con la presentación de la exposición ‘Fabularios 2020 / Muestra Colectiva de Artistas del Cesar’, el Museo de Arte de Valledupar celebra la conmemoración de los 470 años de la fundación de la Ciudad de los Santos Reyes del Valle de Upar.

La actividad se inaugura hoy a las 5:00 p.m., en la carrera 6 N 15-12 (en la casa de la familia Castro ubicada en la plaza Alfonso López).

La muestra enfoca pinturas de reconocidos valores del Cesar, algunos con figuración nacional e internacional, colectadas de colecciones particulares o facilitadas por los mismos artistas participantes como ‘Baldot’, Luis Alberto Bolaños, Arturo Castro, Celso Castro, Gabriela Egurrola, Fkp Crew, Galatea Galkiewicz, Álvaro Martínez, Eduar Martínez, Douglas Mendoza, Danilo Mindiola, José Luis Molina, Magola Moreno, José Aníbal Moya, Eduardo Ramírez Ocampo y Willy Ramos.

Lee también: Así se vivirá la fiesta de los 470 años de Valledupar

La iniciativa cuenta con el respaldo de El PILÓN, la Cámara de Comercio de Valledupar, el Banco de la República y la Fundación Amigos del Viejo Valle de Upar, Aviva, con la idea de convocar también a universidades y entes territoriales, además de otras importantes entidades hasta convenir un plan de celebración que contemple una significativa programación a lo largo de 2020.

Será una ocasión para reunir a personas representativas de todas estas instituciones e integrar una voluntad común entre el sector privado y los recién posesionados gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, y alcalde de Valledupar, Mello Castro, quienes han sido especialmente invitados con este digno propósito”, aseguró Alba Luque, integrante de Aviva.

El curador es Alcides Figueroa Reales, profesional de museos e instituciones, una de cuyas últimas curadurías se dio en la Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo en Santa Marta, que contó con la obra del afamado artista Miguel Ángel Rojas como invitado especial.

Será una afortunada conjunción de obras de eminente calidad artística que reúne vestigios y actualidad del arte cesarense desde 1967; una petite anthologie (pequeña antología) plena de poesía y evocación retro-prospectiva que nos trae noticias de la tardía e inconclusa modernidad durante la segunda mitad del siglo XX o del transcurso de estas dos décadas del siglo XXI en esta ciudad luego de 470 años del fundo novohispano”, explicó el curador.

Lee también: Ocho agrupaciones le cantarán a Valledupar en sus 470 años

EN DETALLES

Fabularios, de acuerdo a Figueroa Reales, trae noticias de la tardía e inconclusa modernidad en vilo en lectura de contrastes; por ejemplo: la vecindad sin estorbo entre el mínimo autorretrato de Douglas Mendoza y el enorme Bodegón de Willy Ramos, autor a la vez de una histórica obra en la muestra Mangiafagioli -Hombre comiendo frijoles-, copia precoz de una reproducción del cuadro original del pintor italiano Annibale Carracci, que un niño de doce años -en 1967- avista como ilustración de almanaque, plasmándola con gracia y divertimento, puesto que ha sustituido el pan y el pastel de verduras del modelo por sensual pedazo de patilla mordida.

Magola Moreno nos trae el límpido rostro de una niña kankuama que luce la misma calma regia de la Gioconda de Leonardo, situada justo al lado del sereno paisaje de la sierra que ha pintado Danilo Mindiola. ‘Epistemología del Sur pura’ es la ancestral figura tutelar que Juan Andrés Jamioy revela junto al nativo mambeando en la estupenda imagen mixta de Eduar Martínez. La diversidad étnica está presente en la extravagante frescura de los dos rostros untados sobre tela por Baldot contemplados por el niño indígena que asoma en el óleo de Luis Bolaños”, aseguró el experto.

Alcides Figueroa Reales describió que “Galatea Galkiewicz trae un Adán, una Eva y la Pink Panther como ‘serpiente’, quizá en el desencuentro del Edén y al encuentro singular de lo exprohibido. Al igual que el otro Adán (después de Durero) que contiene en su cuerpo todas las Evas que han sido; o el litúrgico eclipse de sutil atmósfera, realizaciones ambas de Arturo Castro en distintas etapas de su quehacer. Pieza de culto de Álvaro Martínez, el funeral del hombre que murió arrecho condensa la indistinguible frontera entre lo sagrado y lo profano, retrato social de la masculinidad sobredimensionada, al lado de la nostálgica estampa rosa de 1975 que retrata en siluetas ligeras a Fina Castro como reina del Cesar izada por el grupo de artistas V4: Efraím Quintero Molina, Álvaro Martínez Torres, William Socarrás Cabello y Celso Castro Daza”.

No dejes de leer: Valledupar celebrará su cumpleaños 470 con atletismo

El curador manifestó: “En gran formato y reciente el Celso Castro introduce su doble autorretrato votivo circundando -en ascesis- al campante ícono bruñido de sudor del santo Ecce Homo milagroso, patrono de Valledupar. Acotado, el tondo de Gabriela Egurrola es la pegatina de una moneda gigante con su efigie de Cleopatra guajira; autorretrato que paradójicamente parece decir sin palabras a Dios lo que es de Dios. Mientras que el jaguar -esa otra deidad manchada de cuarenta sílabas casuales- emerge solitario y reconfigurado como energético holograma del instinto, acechándonos desde la penumbra que laboriosamente captura Eduardo Ramírez Ocampo. La obra In Situ (en el lugar), interventor del grupo FKP Crew, entroniza en esta sala manifestaciones de arte urbano que por fuerza ocurren en la calle, obligándonos a reconsiderar el cubo escénico del museo como espacio público. Oposición resuelta al envés de lo real, acentuando su apremiante reversibilidad como apariencia traspasada”.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/ EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co