16 junio, 2020

Establecimientos nocturnos, entre los más afectados por toque de queda en Valledupar

Cumplen 90 días sin abrir sus puertas, y si a este decreto de tres fines de semana le suman los dos anteriores de ley seca, tendrían casi mes y medio sin operación del sector, sin ingresos, sin ayudas y sin alivios.

La venta de alcohol no se ha realizado de manera presencial en establecimientos nocturnos, pero sí a través de plataformas digitales y por domicilio. 

FOTO/REFERENCIA.

Entre los sectores más afectados por el toque de queda en Valledupar están los establecimientos nocturnos que viven de la venta de licor.

Los comerciantes del sector llevan tres meses de cese de actividades para evitar aglomeraciones, y con ello la propagación del coronavirus, por lo que algunos han optado por la modalidad de domicilios, pero argumentan que no alcanzan a lograr ni el 15 % de ingresos, sumado a que con temas de arriendos y servicios encima.

Lee también: “El toque de queda en Valledupar representa un golpe para los comerciantes”: Fenalco

“La medida es bastante restrictiva considerando que la pandemia la estamos viviendo todos al mismo tiempo. Ya casi cumplimos 90 días, y si a este decreto de tres fines de semana le sumamos los dos anteriores de ley seca, tendríamos casi mes y medio sin operación en nuestro sector en particular, sin ingresos, sin ayudas y sin alivios para el sector. Por lo anterior lanzamos un S.O.S por los bares y establecimientos de bebidas en Valledupar”, subrayó el presidente de Asobares, capítulo Cesar, Jorge Andrés Cerchiaro.

Los integrantes de este renglón económico aseguran que han tocado la puerta de la administración municipal con el fin de crear mesas donde revisen el tema del sector y se concerten mecanismos que permitan mantener los negocios o en su defecto buscar ayudas para eso que muchos llaman reinvención, pero que a la fecha no han tenido respuesta del alcalde.

“Muchos negocios han optado por la modalidad de domicilios, pero la queja generalizada es que a través de este servicio no se alcanza a generar ingresos suficientes para mantener empleados, locales, servicios y el ingreso propio necesario para el sustento. Si le sumamos a esto la creciente venta de licores en droguerías que trabajan 24 horas y la informalidad que se viene presentando, puesto que tenemos casos de personas que no pagan impuestos y se dedican a vender licor, o taxistas que salen en las noches no hacer carreras sino a esperar la llamada de cualquier cliente consumidor y ellos mismos dentro de sus vehículos ya tienen el whisky para comercializarlo”, agregó Cerchiaro.

El abogado Carlos César Silva, quien es copropietario de un bar de la ciudad, considera que se debe realizar una campaña de acompañamiento profesional que permita sensibilizar a la gente y atender sus inquietudes emocionales. Asimismo, verificar con mayor rigurosidad el cumplimiento del pico y cédula.

No dejes de leer: Tensas relaciones entre gobernador Monsalvo y alcalde Mello Castro

Como alternativa hace una propuesta intermedia: hacer un confinamiento obligatorio durante los próximos fines de semana que incluyen puentes festivos, así como estipular que durante dichos fines de semana no exista pico y cédula para nadie. Sin embargo, aclara que se debe autorizar el funcionamiento de restaurantes, tiendas, supermercados y farmacias a través de servicios domiciliarios.

“ELLOS SON UNOS PRIVILEGIADOS”: GOBIERNO

Ante estas inquietudes, el secretario de Gobierno municipal, Luis Galvis Núñez, aseguró que existen dos sectores que pese a que han sido golpeados por la emergencia sanitaria, han resultado beneficiados por encima de otros.

Pese a que la venta de licores no se puede hacer de manera pública, siempre han sido privilegiados  de que pueden expenderlo por plataformas electrónicas o servicio a domicilio. Si hacemos el comparativo con otros sectores que apenas han comenzado a reaperturarse podemos señalar que el sector de alimentos (tanto abastecimiento como restaurantes) y de bebidas tienen un porcentaje de privilegio frente a los otros”, precisó.

Galvis Núñez acotó que tuvo una reunión con un grupo de este gremio, que le presentó una proyección de lo que ellos consideran pudiera hacerse, pero en principio lo que se aspira es que estén en mesas de trabajo para escuchar propuestas y lineamientos para su reapertura.

Te puede interesar: En orden: pasan ‘prueba de fuego’ primeras 36 horas de toque de queda

De acuerdo con el funcionario: “Va a ser difícil que abran pronto sus puertas porque el pico pandémico cada vez aleja la posibilidad de que este sector vuelva a atender al público como lo hacía antes, pero de todas manera la administración municipal tiene toda la voluntad de escucharlos y buscar de manera conjunta una salida que impida que se vayan al colapso total estos empresarios”.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co