21 septiembre, 2020

El sexting: entre el erotismo y la extorsión

El fuerte distanciamiento social provocado por el coronavirus ha ocasionado que las parejas miren en el sexting la manera ideal para tener intimidad mediante el envío de imágenes o videos de carácter sexual. No obstante, las autoridades recomiendan ser precavidos en el tema para evitar ser víctimas de extorsión.

El sexting es una forma de relación sexual que solo debe ser practicado por mayores de edad.

El comienzo de una larga y erótica comunicación de pareja mediante el envío de mensajes de textos por celular o redes sociales como whatsapp, conocida como sexting, parecería una práctica innovadora para mantener la atracción sexual, sin embargo, es un arma de doble filo proclive a la comisión de delitos que afectan la integridad moral.  

Como recientemente sucedió con una mujer de 20 años en Valledupar, quien sostuvo una relación sentimental con otro joven de 21 años, que comenzó a extorsionarla con la publicación de contenidos íntimos a cambio de dinero.

Pero la víctima ante la presión resolvió por hacer lo correcto y denunciarlo ante las autoridades. Fue así que los miembros del Gaula del Departamento de Policía Cesar capturaron a  Manuel David Ceballos Alfaro por el delito de extorsión, en un operativo en el parque de Garupal IV Etapa.

El sujeto identificado como Manuel David Ceballos Alfaro, según las autoridades, intimidaba a la mujer con exponer vídeos y fotografías íntimas en los grupos familiares, de amigos y redes sociales sino accedía a sus pretensiones.

Lee aquí también: Capturan a señalado de extorsionar a la exnovia con vídeos íntimos en Valledupar

Casos similares como estos abren nuevamente el debate sobre si es conveniente o no practicar el sexting. Por ejemplo las autoridades sugieren no realizarlo.

El brigadier general Fernando Murillo Orrego, director antisecuestro y antiextorsión de la Policía Nacional, explicó que si bien el sexting como tal no es un delito sí es una actividad altamente relacionada con la extorsión que involucra a las redes sociales.

Acá la recomendación, porque cualquiera puede ser víctima de este fenómeno, es que hay que tener cuidado con nuestros equipos y si no quiere verse inmiscuido en un tema de extorsión, lo más importante sería no tomarnos fotografías y videos íntimos para luego enviárselos a una persona porque con uno que lo haga ya está en riesgo de que se vuelva de índole público”, manifestó Morillo. 


Las autoridades en el Cesar han realizado tres capturas por extorsión derivadas del sexting.

Agregó que en el país van 891 denuncias por extorsión relacionadas con el sexting, que representan un aumento del 183 %, reflejando la importancia de su prevención.

Mientras que de acuerdo al Departamento de Policía Cesar, el  Gaula ha realizado 13 capturas  por extorsión en la región de las cuales tres son por sexting. 

Para las autoridades las extorsiones muchas veces son cometidas por delincuencia común en los que el 90 % de los casos siempre es alguien que tuvo una relación amorosa con la víctima. 

Además la conducta delictual podría generar afectaciones en la víctima por la sanción social, el daño de su reputación y el chantaje

Hay que tener en cuenta lo duro y difícil que es esta situación porque puede llevar a una persona a cometer el suicidio de no saber cómo salir de su problema o cómo decirle a sus familiares lo que le está pasando”, precisó Morillo. 

Por consiguiente, la ley colombiana 1581 del 2012 sobre protección de datos personales, dice que todo archivo que tenga que ver con la vida sexual e íntima de una persona está protegida y si se comparte sin ningún consentimiento del autor puede dar de 8 o 12 años de cárcel y si es menor de edad no hay derecho a rebaja de penas.

¿CÓMO PRACTICARLO DE FORMA SEGURA?

Aunque para muchas personas todavía el término sexting es desconocido, con la llegada de las nuevas tecnologías y el fuerte distanciamiento social provocado por el coronavirus, su práctica se ha vuelto más recurrente.

Nereida  Lacera Reales, médica sexóloga, consideró que el sexting puede ser practicado minimizando los riesgos como salvaguardando la identidad.

Una de las recomendaciones que doy, sobre todo a los más jóvenes, es que comiencen dando pequeñas dosis, o sea imágenes no tan significativas con el fin que si fácilmente caen en manos de alguien que quiera replicarlas no vayan a reconocer al de la imagen. Entonces, lo que recomendamos los sexólogos es que empiecen mandando fotografías, por ejemplo del abdomen, de la cola y  los senos, sin que sea vea el rostro o una marca que los pueda identificar como por ejemplo un tatuaje”, dijo Lacera.   

Asimismo los ciudadanos pueden aplicar otras medidas de seguridad como destruir el material que comparten a las pocas horas de ser usado y evitar que personas ajenas puedan acceder a estos desde sus dispositivos tecnológicos.

Sin embargo, el sexting no debe ser practicado por menores de edad, pues se expondrían a otros delitos como la pornografía infantil.

Por esta razón la multimedia utilizada por menores debe estar supervisada por adultos dado que si practican sexting esta se puede convertir en grooming, que es cuando un adulto inicia una serie de acciones deliberadas emprendidas a un menor de edad para ganarse su amistad y crear una conexión emocional con este a fin de disminuir las inhibiciones del infante y poder abusar sexualmente del menor.

Por Marllelys Salinas Mercado / EL PILÓN marllelys.salinas@elpilon.com.co