20 noviembre, 2020

El recuerdo de Romualdo Brito y sus 45 años de trayectoria artística

Sus composiciones más recordadas son ‘Esposa mía’, ‘Parranda, ron y mujer’, ‘Ni amigos de novios’, y 'El santo cachón'.

Romualdo Brito, compositor de la música vallenata. 

FOTO/CORTESÍA.

Cuando apenas tenía 16 años el compositor vallenato Romualdo Brito decidió mostrarle sus canciones al acordeonero y cantante Alfredo Gutiérrez, sin tener éxito en su hazaña. Un tiempo después el artista lo conoció y le pidió disculpas por la forma en que lo trató ese día en un hotel en Riohacha.

Lee también: Falleció el compositor Romualdo Brito en un accidente de tránsito

A mis 16 años me volé del colegio porque quería mostrarle algunas de mis canciones al maestro Alfredo Gutiérrez. Cuando yo llegué al lobby del hotel, el maestro Alfredo bajó corriendo y me dijo: ‘¿tú eres Romualdo Brito? A mí no me gusta que me mamen gallo’, y no quiso creer que yo era Romualdo Brito”, dijo Romualdo durante una entrevista a El Espectador a mediados de este año.

Un tiempo después me encontré con él ya concursando en el Festival del Dividivi. Yo estaba concursando a nivel profesional y él fue jurado. Me abrazó y me dijo: ‘perdóname mijito, cómo iba a creer que un pelado así fuera compositor’”, recordó.

Durante la entrevista para el medio de comunicación nacional, el compositor guajiro recordó que sus primeras canciones las compuso para un cumpleaños de su mamá cuando todavía era un jovencito y dijo que su hora preferida para componer era a las 4:00 de la mañana o cuando viajaba en avión. “Siempre en la casa me molestaban porque a mí no me gustaba el vallenato, pero ese día me dije: ‘bueno, voy a hacer unas canciones para cantárselas’. Hice cinco canciones en una mañana y las monté con mi tío Luis Enrique Martínez. En la noche las interpretamos con el negro Martínez, el hermano de Luis Enrique, y la verdad es que impresionamos mucho a todos los que estaban en la parranda”, dijo en su momento.

Narró que luego le mostró las canciones a Lisandro Meza, quien decidió grabarle tres de sus composiciones en el LP ‘El Dios cantor’, siendo una de sus canciones la que le daría nombre al álbum. “Tuve la suerte de encontrarme con Lisandro Meza. Él no me conocía, pero lo saludé y le dije: ‘yo soy compositor’. Lisandro dijo: ‘si es compositor cante pues’, y le canté. Se emocionó, me abrazó y le entregué el casetico con las cinco canciones que yo tenía. Como a los 40 días salió el LP de Lisandro, el título era una de las canciones que yo le había dado, ‘El Dios cantor’, me grabó 3 canciones en el mismo disco. A partir de ahí empezó todo el mundo a pedirme música”, expresó.

Fueron alrededor de 1.519 canciones las que le grabaron a Romualdo Brito, cantantes de la talla de Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Silvestre Dangond, Jorge Oñate, Otto Serge, Los embajadores del vallenato, Beto Zabaleta, entre otros.

No dejes de leer: El adiós de los artistas vallenatos al compositor Romualdo Brito

Sus composiciones más recordadas son ‘Esposa mía’, ‘Parranda, ron y mujer’, ‘Ni amigos de novios’, ‘La difunta’, ‘La corté’, ‘No tiene na’, ‘Cabecita loca’, y ‘Mis viejos queridos’ y ‘El santo cachón’, aunque decía que esta era una de sus peores canciones, al igual que ‘La yuca y la tajá’.

“Pienso que es de mis peores canciones, pero afortunadamente a la gente le gustó como por mamar gallo. El nombre lo tomamos de un parque que hay en Barranquilla que se llama parque del Sagrado Corazón de Jesús, pero el parque quedó abandonado y muchos enamorados iban a esconderse ahí, entonces le pusieron jocosamente ‘Parque del Santo Cachón’”, relató el artista.

SU RELACIÓN CON DIOMEDES DÍAZ

En la misma entrevista recordó a Diomedes Díaz y señaló que este siempre lo llamaba para que lo ayudara a seleccionar el repertorio que iba a grabar en sus trabajos discográficos. Lo describió como el cantante más humilde del vallenato. ‘El cacique’ le grabó 16 canciones, siendo ‘Ni amigo de novios’, la última composición.

El 80 % de las canciones que hago no son canciones que tienen que ver conmigo directamente, son cosas que veo y que creo que pueden ser importantes para hacer una canción, por eso he hecho música de protesta, canciones que realmente son cosas que veo que pasan y que se pueden cantar para llamar la atención y mejorar”, dijo.

El próximo año Romualdo Brito pensaba lanzar al mercado un libro en el que narraba la historia de las 45 canciones más importantes dentro de su repertorio; sin embargo, la vida no le alcanzó y este viernes falleció en un accidente de tránsito a la edad de 67 años, en carreteras del Cesar, enlutando una vez más al folclor vallenato.

EL LAMENTO DE ‘RAFA’ MANJARREZ

La inesperada muerte de Romualdo Britto ha generado un sinmúnero de pronunciamientos en especial a de sus colegas compositores y directivos de Sayco como el cantautor Rafael Manjarrez.

Te puede interesar: ‘La yuca y la tajá’, una de mis peores canciones: Romualdo Brito

El vicepresidente de la Sociedad de Autores y Compositores, Sayco, Rafa Manjarrez, dejó ver su conmoción a través de las siguientes palabras:

Al seno del recinto de Dios llegó uno de nuestros grandes compositores.
Un buen hombre. Como nos duele su muerte compadre Romualdo
”, expresó.

Agregó los interrogantes que, seguramente, hoy carecen de respuesta alguna, porque una persona como Romualdo Brito, en realidad es irremplazable.

¿Quién va a remplazar su enjundia continua de talento; su prolífica, espontánea e incontenible propuesta musical, rica tanto melódica como poéticamente?”.

Y cierra sus frases, desbordando el sentimiento puro que se siente por los amigos: “Qué tristeza compa. Ud. sabe cuanta admiración le profesé siempre”.

Desde el seno de la familia Manjarrez, y de Sayco, se le hace llegar un mensaje de solidaridad y mucha fortaleza para los familiares y allegados al maestro Romualdo Brito. ¡Que Dios lo tenga en su santa gloria!