22 enero, 2019

“EL PILÓN se parece a mí, me huele a Valledupar”: Gustavo Gutiérrez

Recuerdo mi primera entrevista en EL PILÓN porque pregona las buenas costumbres, siempre ha estado ligado a Valledupar, para mí este periódico es Valledupar.

Este 2019 celebramos los 25 años de nuestro diario EL PILÓN con eventos y ediciones especiales. Queremos compartir con todos nuestros lectores los comentarios de esas personalidades que han hecho historia en el Cesar y La Guajira, a través de nuestras páginas.

Gustavo Gutiérrez Cabello nació el 12 de septiembre de 1939, según su cédula, pero no es vanidad que tiene dudas sobre su nacimiento en 1940. En todo caso, tiene casi 80 años de edad y se siente como dos de 40. El maestro compositor, cantante y guitarrista nos recibe en la sala de su casa al norte de Valledupar para compartir su cariño hacia el diario EL PILÓN, pues él es una de las personalidades que ilustran la campaña de nuestros 25 años como medio de comunicación del Cesar y La Guajira con el lema ‘EL PILÓN 25 Años, se parece a nuestra gente’.

El ‘Flaco de oro’, como le conocen cariñosamente, decidió narrar a través de anécdotas y cantos sus más sinceros afectos a este medio de comunicación pues en sus páginas están plasmados los recuerdos de su trayectoria musical en las últimas décadas. Su legado es tan importante para el folclor vallenato, romántico y narrativo, que escuchar sus canciones es escuchar crónicas del viejo Valledupar, sus costumbres y su gente.

Foto: Sergio Mcgreen

¿En qué se parece a usted EL PILÓN?

EL PILÓN se parece a mí, me huele a Valledupar, me huele al centro, al Cañaguate, que ha estado ligado a todo el progreso de Valledupar. Pensar en EL PILÓN es pensar en la plaza Alfonso López cuando los carnavales salían de mi casa y con la banda, de esquina en esquina las mujeres salían vestidas de piloneras durante el carnaval, no en el festival.

¿Qué recuerdos le traen las páginas de este diario?

Recuerdo mi primera entrevista en EL PILÓN porque pregona las buenas costumbres, siempre ha estado ligado a Valledupar, para mí este periódico es Valledupar. Se parece a todas las canciones que yo le hice a Valledupar.

¿Cómo han sido para usted estos últimos 25 años?

Desde hace 25 años para la mejor parranda durante el Festival Vallenato es la noche de compositores. He estado en Chile, los compositores todos viajamos, ha sido época de oro. Que vaina rara, yo antes de cumplir los 50 años nunca gané plata con mi acordeón porque aquí en Valledupar las parrandas eran para divertirse; uno sacaba plata de la cartera para la botella de whisky, pa´l sancocho. Eso no se veía, los compositores no cantaban en ninguna fiesta y los músicos tocábamos gratis y ahora es así, me llegó tarde pero bueno. Estoy dosificando, en septiembre se me fue la mano, hice siete presentaciones, usted sabe, la edad…

En compañía de su hijo, el cantante Kike Gutiérrez, el maestro interpretó sus canciones.

Maestro, ¿en qué pensaba cuando compuso Parrandas Inolvidables?
Eso fue un 1 de enero. Yo soy muy reacio a las fiestas grandes y mi papá para que yo fuera a la fiesta del 31 de diciembre al baile del Club Valledupar me daba ‘platica’ pero yo salí con el smoking caminando a la cantina de Petra Arias a dos cuadras, pero ya no estaba Petra, eso era de otros dueños, y me dio tristeza, entré, me tomé una cerveza, el patio no era igual, me dio tristeza y ahí nació la canción ‘Parrandas Inolvidables’…

Esta breve entrevista se interrumpe para que Gustavo Gutiérrez cante su canción Parrandas Inolvidables y se detenga por un momento a cumplir su capricho musical: el ‘Flaco de Oro’ siente una gran pasión, desde siempre, por la música andina, la zamba argentina, por esto interpreta ‘Mama vieja’, aquella canción que se hizo famosa en la voz del dúo Los Visconti. Canta la ‘Zamba del Grillo’, ‘Mi Carreta’, ‘Engañera’ y junto al cantante Kike Gutiérrez, su hijo, concluyen en una serenata vallenata, donde todo comienza y termina.