22 diciembre, 2020

Diomedes Díaz y su fanaticada, un lazo que ni la muerte pudo romper

Este martes 22 de diciembre se conmemoran siete años de la muerte del cantante más importante que ha parido el vallenato. Sus fanáticos aún recuerdan cada uno de sus lanzamientos y sus canciones se siguen escuchando en cada rincón de Colombia.

Durante sus 35 años de carrera Diomedes le profesó su amor a su fanaticada en ‘Muchas gracias’ y ‘Para mi fanaticada’. 

FOTO/CORTESÍA.

Siete años después del fallecimiento del ídolo de las multitudes, Diomedes Díaz Maestre, sus seguidores siguen recordando los lanzamientos de sus álbumes en Valledupar, esos que congregaban a miles de personas que desde tempranas horas lo esperaban en el aeropuerto ‘Alfonso López Pumarejo’ para recorrer las calles de la ciudad coreando sus nuevas canciones.

Lee también: Diomedes Díaz Maestre, de lo desconocido a la cumbre

A bordo de un carro de bomberos o en camionetas de sus amigos, el ‘Cacique de La Junta’ se paseaba por las avenidas principales de Valledupar y la gente en bicicleta, camionetas, motos y hasta a pie lo acompañaban para celebrar su llegada, algo muy diferente a lo ocurrido el 25 de diciembre de 2013 cuando en medio de lágrimas y llanto trasladaban su cuerpo hacia el cementerio Jardines del Ecce Homo.

Fredy Paba, miembro del Club de Amigos de Diomedes Díaz, recordó en una entrevista para EL PILÓN la logística que había en torno a los lanzamientos del ‘Cacique’ y el apoyo de los fanáticos que llegaban de los departamentos del Cesar, La Guajira, Bolívar, Magdalena, entre otros territorios. El comité estaba conformado por al menos 40 personas, entre los que se destacaban Teodora Daza, José Zequeda, Joaquín Guillén, Armando Morelli, Álvaro y Edgardo Daza, que por más de 20 años y hasta ‘La vida del artista’ eran los encargados de los preparativos de cada estreno de un álbum.

Nos reuníamos en el estanco de la 12, organizábamos el desfile y acordábamos el color de las camisetas, recogíamos para la novilla y el whisky; nos reuníamos varios fanáticos de Diomedes porque no eran únicamente los amigos de Diomedes, sino, que llegaba mucho fanático de cualquier lugar de Colombia”, dijo.

Añadió: “Cuando Diomedes grabó ‘Experiencias Vividas’ con Franco Argüelles estaba preso y fueron cosas que hasta se ‘me paran los pelos’ porque Diomedes fue único en el país; fue un tipo tan grande que ni el mismo se dio cuenta de la grandeza que tenía y él mismo se admiraba de ver tantos seguidores que tuvo en los momentos difíciles como fue esa cárcel, que solo Dios sabe cómo fueron las cosas. Son muchos los aspectos que hay que hablar de Diomedes que uno no haya por dónde comenzar y terminar”.

Recordó con nostalgia y sentimientos encontrados que para el estreno de ‘La Vida del Artista’ quedaron con los preparativos listos y se sumergieron en una tristeza por la muerte sorpresiva del cantante.

No dejes de leer: Diomedes Díaz Maestre, una identidad para toda la vida

Hace siete años el lanzamiento fue el 19 de diciembre y Diomedes no lo quiso festejar con nosotros en el quiosco ‘Armando Morelli’ porque dijo que lo íbamos a festejar el 22 de diciembre en el quiosco del Cacique; yo venía viajando porque estaba comprando el whisky, en Fonseca me llamó Teodora y me dijo: ‘Fredy, ¿por dónde vienen?’ y le dije: ‘Ya vamos por Fonseca, ¿Ya Diomedes llegó al quiosco?’ –‘No, no ha llegado, Diomedes se murió’, me contestó. Yo le di una trompa al carro mío que hasta lo pangué de ver la inconformidad por Diomedes, porque no se cuidó”, señaló.

CARAVANAS, UNA TRADICIÓN EN VALLEDUPAR

Por su parte, Joaquín Guillén, quien fue amigo personal y manager de Diomedes Díaz, explicó que la iniciativa de los lanzamientos y caravanas en Valledupar surgió cuando salió al mercado ‘La Locura’ en 1978 y se convirtió en una tradición para todos los ‘Diomedistas’.

Había una persona que organizaba la parte de las bicicletas que iban adelante, el ‘Nene moto’ manejaba la parte de las motos y yo manejaba la parte de los carros para hacer el recorrido. Hacíamos un croquis donde definíamos el recorrido que íbamos a hacer por todo Valledupar y el sitio donde íbamos a terminar. Eso fue una tradición, una costumbre; a las 4:00 de la mañana ya había fuegos pirotécnicos y era para alertar a la gente que ya venía un nuevo CD de Diomedes”, contó.

Actualmente Joaquín Guillén es el encargado, junto a Rafael Santos, de coordinar las ofrendas florales al ‘Cacique de la Junta’ cada 26 de mayo y 22 de diciembre para conmemorar el natalicio y el fallecimiento del cantante más reconocido del vallenato y que aún es recordado por sus fanáticos que viajan para homenajearlo desde diferentes partes del mundo.

Este 22 de diciembre a partir de las 4:00 de la mañana sonarán los voladores en el cielo de Valledupar y a las 8:00 de la mañana habrá una ofrenda floral en el cementerio Jardines del Ecce Homo, la cual será transmitida por las redes sociales de Joaquín Guillén.

De las caravanas también participaban sus hijos Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luis Ángel, Martín Elías y Rafael María, este último contó que en el estreno de ‘Listo Pa’ la Foto’ su padre iba en una camioneta y al verlo se detuvo para saludarlo y darle un abrazo que con tristeza sigue recordando.

RÉCORD EN VENTAS Y UN GENERADOR DE MASAS

Diomedes Díaz era un fenómeno que movía masas y pasiones en la Costa y en varios departamentos del país cuando anunciaba nuevas canciones, por lo que la gente se preparaba para ser el primero en adquirir el nuevo álbum y presumir de ello, tal y como lo describió Guillermo Mazorra, gerente de Sony Music en una entrevista para EL PILÓN.

“Diomedes era un generador de masas muy similar a lo que pasa hoy en día con Silvestre Dangond, un artista de multitudes con una fanaticada impresionante; la gente se volcaba precisamente el día del lanzamiento a comprar el disco, hacía filas en las tiendas de discos y se desvivía por decir que era el primero que tenía el disco de Diomedes”, expresó.

Diomedes Díaz falleció el 22 de diciembre de 2013 en Valledupar, siete años después sigue siendo recordado por su fanaticada. FOTO/CORTESÍA.

Agregó que el día de los estrenos aparecían personas que se ocupaban en oficios distintos y vendían los CD del Cacique, que eran apetecidos en todas las discotiendas y las esquinas de las ciudades como Valledupar, Santa Marta, Valledupar, Montería, donde se reunían a hacer asados, sancochos y las parrandas vallenatas para celebrar el CD de Diomedes Díaz.

Te puede interesar: Diomedes Díaz, la historia detrás de sus composiciones

‘Título de Amor’ fue un álbum que vendió más de 450.000 unidades y obtuvo un quíntuple disco de planito en 1993. En la actualidad el ‘Cacique de la Junta’ sigue batiendo récord en las plataformas digitales donde su legado musical acumula más de 2.6 millones de vistas en YouTube y cerca de 170 millones de streams.

Entre sus reconocimientos también está la ‘Súper estrella’ con ‘El cóndor herido’ y ‘Canta conmigo’, distinción otorgada por ser el cantante en vender más copias en Latinoamérica el día del lanzamiento de sus álbumes o en menos de 24 horas; séxtuple disco de platino por ‘Muchas gracias’ en 1996, disco de platino por ‘Con mucho gusto’ en 2011 y Grammy Latino Cumbia/Vallenato/Álbum por Listo Pa’ la Foto en el 2010, entre otros.

LEGADO DEL CACIQUE

Tras su muerte, sus hijos Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Elder Dayán, Diomedes Dionisio, Rafael María y Luis Ángel se han encargado de prevalecer el legado musical de su padre en el que compuso más de 200 canciones que lo llevaron a la cima como uno de los cantautores más importantes del folclor vallenato. En el listado también figura Martín Elías Díaz, quien por 10 años llevó la bandera de su padre. 

Diomedes de Jesús y Martín Elías celebrando cuando niños el estreno del álbum ‘Título de Amor’ de su papá. FOTO/CORTESÍA.

Al conmemorarse un año más de su muerte, su hijo Rafael María envió un mensaje a los seguidores de Diomedes Díaz y resaltó el amor que este tenía por su fanaticada como lo profesó en las canciones ‘Para mi fanaticada’ y ‘Muchas gracias’.

Gracias a todas esas personas que siempre han querido a papá, pienso que él mismo logró ganarse ese cariño de un pueblo que hoy lo recuerda y que estuvo con él hasta el final. A todos los ‘Diomedistas’ un abrazo y sé que no nos han dejado solo en ningún momento. Mi papá siempre decía que sus hijos eran hijos también de sus seguidores; entonces ese apoyo se ve reflejado en esa gran fanaticada que por medio de nosotros sus hijos siempre recuerdan a mi padre”, dijo.

Lee también: La inmortalidad de Diomedes Díaz llega a las plataformas digitales

Siete años después la música de Diomedes Díaz se sigue escuchando en los supermercados, las emisoras, fiestas, rocolas, plataformas digitales, canales de televisión y en cada rincón de Colombia.

“Y el día que se acabe mi vida les dejo mi canto y mi fama”: Diomedes Díaz.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN.