7 abril, 2021

Día Mundial de la Salud exalta a los trabajadores sanitarios y asistenciales

Con el lema “Proteger. Invertir. Juntos”, la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial de la Salud en medio de la pandemia ocasionada por el covid-19.

Los médicos están en la primera línea de batalla frente al coronavirus

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

El año 2021 ha sido designado como el ‘Año Internacional de los Trabajadores Sanitarios y Asistenciales’ para reconocer y agradecer la inquebrantable dedicación de estos trabajadores a la lucha contra la pandemia de covid-19.

Lee también: Declaran alerta roja en el Cesar por ocupación de camas UCI

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha puesto en marcha una campaña de un año de duración con el lema “Proteger. Invertir. Juntos”. En ella se destaca la urgente necesidad de invertir en los trabajadores de la salud.

Desde hace más de 70 años anualmente se celebra el Día Mundial de la Salud, sin embargo, esta celebración coincide con el desarrollo de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. El mundo ha superado los 132 millones de contagiados, de los cuales 74,7 millones se han recuperado y se han presentado alrededor de 2,86 millones de muertes.

La contingencia que nos toca vivir remarca la importancia del rol y el trabajo de los profesionales de la salud en todo el mundo, ya que estos no solo están al frente de la lucha contra el covid-19, así como de la atención médica y sanitaria de toda la sociedad.

El cuerpo médico afirma que desafortunadamente la sociedad sigue incrédula ante esta situación y que en varias ocasiones se han sentido agredidos verbalmente. Al inicio de la emergencia mundial estos fueron capacitados por parte de las instituciones de salud para adaptarse a las nuevas medidas.

No dejes de leer: Una visión: la pandemia y los médicos

Con familiares en cuidados intensivos, sepelios de amigos y compañeros, los trabajadores de la salud manifiestan que la pandemia ha cobrado la vida de centenares de personas cercanas, por lo que a la lucha contra el coronavirus en las clínicas le suman los estragos que esta emergencia causa en sus viviendas. “Están muriendo cada día más colegas”, es alguna de las palabras expresadas por los profesionales del área.

“TAMBIÉN TENEMOS MIEDO”

Por los nuevos retos de trabajar en un hospital y contagiarse de covid-19, enfermeros, médicos y auxiliares de traslado han tenido que arriesgar sus vidas y las de sus familias. Al igual que sus compañeros, Leiner Carrilo de 45 años de edad, camillero de la Clínica Médicos S.A sede centro, desde el inicio de la pandemia ha tenido que adaptarse a los nuevos desafíos que esta trajo y al mismo tiempo controlar los índices de ansiedad, preocupación y angustias que esto les provoca.

“Servir y ayudar a la comunidad es uno de los pilares fundamentales para enfrentar esta situación, ya que por ética y humanización se debe hacer” expresó Carrilo, quien hace más de siete años dedica su vida a trabajar en la clínica.

Debido a su labor contrajo el virus siendo paciente diabético, lo cual le provocó hipertensión, problemas con el sueño e incluso realiza un seguimiento médico con neurología y rehabilitación pulmonar y su mayor temor es contagiarse nuevamente.

Estos trabajadores son los que en urgencias hospitalarias reciben a los pacientes y son los últimos en despedirlos, por lo que mantienen un contacto directo con cada uno de ellos, independientemente si estos ingresan por covid-19 o cualquier otra necesidad. Por lo que también deben tener conocimiento de las patologías por las que son internados para poder manipularlos con total seguridad.

Te puede interesar: “El Hospital Rosario Pumarejo es insostenible financieramente”

Otras de las situaciones que viven dentro del hospital son las muertes ocasionadas por el coronavirus para las que se debe seguir un proceso aún más complejo, ya que el equipo utilizado para estos traslados es inmediatamente desechado, y posterior a esto, llevarlos a la institución encargada.

Así es la labor que están desempeñando médicos, enfermeros, camilleros, laboratoristas, recepcionistas, e incluso psicólogos, que luchan diariamente contra la pandemia. Se trata de una profesión que cura el cuerpo, pero también el ánimo y el espíritu de los pacientes aislados.

La crisis sanitaria mundial exhibe con claridad la necesidad de invertir en la salud, incluyendo mayor cantidad de recursos humanos, equipamientos, especialización, entre otros.

Por: Ketty Gutiérrez.
Kjgutierrezma.18@gmail.com