6 abril, 2021

“El Hospital Rosario Pumarejo es insostenible financieramente”

En un debate de control en la Asamblea del Cesar se realizó una radiografía de la situación financiera del Hospital Rosario Pumarejo de López.

El Hospital Rosario Pumarejo de López le adeuda varios salarios a sus trabajadores. 

FOTO/REFERENCIA.

Luego de tres citaciones a la Asamblea departamental del Cesar se llevó a cabo el debate de control político a las autoridades administrativas del Hospital Rosario Pumarejo de López, para conocer cuál es el estado financiero en el que se encuentra.

Lee también: Así regirá el nuevo ‘Pico y cédula’ de abril en Valledupar

Dicho debate fue convocado por el diputado Jesús Javier Suárez Moscote, quien mostró una radiografía de dicha entidad social del Estado. Indicó que en un informe ‘escueto’ entregado por la gerencia del Hospital observaron que este presenta grandes fallas financieras que van desde millonarias deudas al personal médico-especialista y al resto del talento humano, deudas por prestación de servicios a personal extranjero que no se sabe quién las va a cancelar, demandas jurídicas, hallazgos de la Supersalud, falta de contratación, entre otras.

Así las cosas, explicó que la cartera por atención a población extranjera, a corte del 28 de febrero, en hospitalización suma $16.142 millones, cifra que aún no está radicada para que pueda ser cancelada; por atención de urgencia la cartera es de $21.786 millones, y por radicar $3.133 millones, lo que suma $19.275 millones sin radicar.

El Hospital tiene ese hueco y nadie sabe quién lo va a pagar, no se evidencia una gestión para que ese dinero entre al Hospital”, dijo el diputado.

Añadió que la contratación anual del HRPL es en promedio de $20.612 millones, con un gasto mensual por más de $3.500 millones, lo que anualmente representan más de $42 mil millones, números que certifican el déficit financiero de la entidad.

El debate se realizó este martes en la Asamblea del Cesar. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Evidenció además que son pocas las EPS que contratan con el hospital, dando a conocer que del régimen subsidiado solo lo hacen 7; como tampoco hay contratación por parte de empresas de seguro, como son los SOAT.

La prestación de los servicios ambulatorios ha disminuido y si bien es cierto que en diciembre de 2020 llegaron los anhelados $15.000 millones del Gobierno nacional, parece que no fue suficiente. Existen cuentas por pagar de 2020 a proveedores y de honorarios por $35.975 millones, lo mismo está sucediendo este año en curso y esto sigue poniendo al hospital en una grave crisis financiera”, manifestó el diputado Suárez Moscote.

No dejes de leer: En hospital de Valledupar vacunaron a personal administrativo, dejando por fuera a enfermeras auxiliares

En el debate, además, se supo que contra el Rosario Pumarejo de López existen 20 procesos jurídicos por fallas médicas, cuyas indemnizaciones ascienden a más de $70.000 millones.

En cuanto a las deudas con médicos especialistas se conoció que estas datan desde el 2019, cuya suma está por más de $10.800 millones.

En este mismo sentido, en la duma departamental se supo que dentro de los hallazgos encontrados por la Superintendencia Nacional de Salud está un déficit financiero del 2019, por $34.000 millones; que no hay un debido control de caja menor, ni depuración de saldos; medicamentos vencidos; no hay confiabilidad en la información contable; no cuentan con un sistema de costo; no se cumple con la gestión de los residuos hospitalarios; cuentas por pagar, entre otras anomalías.

Frente a estos señalamientos, la gerente del HRPL, Jackeline Henríquez, indicó que una de las principales problemáticas que sufre el hospital es que la producción, es decir, la prestación de servicios, es más baja que la demanda de empleados, por tanto no pueden cumplir con la cancelación de los honorarios.

Al parecer en el 2019 hubo un déficit y en el 2020 el panorama no fue distinto, con gastos por encima de ingresos, “por ende el desequilibrio“.

Explicó que en los meses de paro se dejaron de prestar muchos servicios ya que las EPS no querían contratar con el hospital y otras retiraron los contratos. En relación a las deudas por la atención a población extranjera manifestó que desde el 2016 vienen asumiendo esta responsabilidad sin recibir los pagos.

El hospital no pasa por un buen momento financiero para meterle una planta temporal y darle más carga, pero llegará el momento en que la producción del hospital supere los gastos y se pueda pagar oportunamente porque no hemos querido deber tanto. Se ha venido pagando medio salario porque la nómina de los especialistas está entre $800 y $1.000 millones, pero hay que analizar que en el giro de marzo entraron $1.400 millones, y si no se hace una distribución equitativa no se podría pagar nada”, dijo la gerente.

Te puede interesar: Desplante del Hospital Rosario Pumarejo a la Asamblea del Cesar

Dijo, además: “Hay muchas dificultades en el HRPL, la facturación ha disminuido, o la liquidación de las EPS sin saber quién va a pagar el recurso a la institución, caso puntual es EPS Barrios Unidos, que dejó una cartera grande; el nivel central debe lograr que estas empresas se comprometan a cancelar. El compromiso es mejorar la situación financiera, la contratación, los ingresos del hospital“.

A su turno, la diputada Claudia Margarita Zuleta subrayó que para sacar al hospital adelante se deben tener las cuentas claras por parte de la gerencia, que esta muestre la realidad de la crisis que atraviesa la ESE y no tratar de maquillar ‘los libros’ financieros, a fin de tener buenas relaciones con la Secretaría de Salud del Cesar.

Una prueba de la mala gestión de la administración es si la prestación de servicios va a la baja porque los gastos van a la alza. Igualmente hay que preguntar qué pasó con los 96 hallazgos encontrados por la Supersalud en el 2020, en los que no ha pasado absolutamente nada“, dijo la corporada.

Hizo referencia que en el HRPL no hay asociaciones sindicales que se encarguen de la contratación, dijo que esto es una ‘ficción’, ya que es la misma administración la que maneja a todos los empleados.

Estas figuras no son más que bolsas de empleos que maneja la administración a su gusto; es falso que estas supuestas asociaciones sindicales indiquen cuál va a ser su personal, eso queda a criterio de la administración del hospital que decide quién entra quién sale”, dijo Zuleta.

POR REDACCIÓN EL PILÓN.