4 noviembre, 2020

Denuncian posibles afectaciones en la salud por hornos crematorios en Valledupar

Habitantes en cercanías a la ubicación de los hornos piden intervención de los organismos competentes para que realicen un diagnóstico en el sector y determinar si los humos están causando afectaciones en la salud.

El horno de cremación está ubicado en el kilómetro 2  en la salida de Valledupar hacía Bosconia. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Al menos 15 familias residentes en casas campo en el kilómetro 2 en la vía que comunica a Valledupar con el municipio de Bosconia, denunciaron las afectaciones que les estaría causando la emisión de humos del horno crematorio del cementerio Recordar que está ubicado a escasos metros de las viviendas.

Lee también: El paso a paso del robo de celulares: “Compradores son cómplices”

Explicaron que desde el año 2016 cuando iniciaron con la construcción del horno, acudieron a diferentes entidades territoriales como curadurías, Alcaldía de Valledupar y Corpocesar con el fin de que los trabajos fueran paralizados o que los trasladaran a un lugar más alejado de las viviendas, pero destacaron que todo fue en vano.

Igualmente dijeron que la situación ha empeorado desde que inició la pandemia ya que muchos de los familiares de las personas que han muerto por covid-19, han decido cremar los cuerpos, lo cual sucede todos los días a cualquier hora.

Una de las afectadas es Isabel Ayala quien además es vocera de los afectados. Dijo que poco después de adquirir el lote donde construyó su vivienda y además tiene un proyecto de huertos verdes, se enteraron que iban a tener de vecino a un cementerio.

“Nosotros compramos el predio en el año 2007, en este sector rural y decimos construir una vivienda familiar. Al enterarnos de que iban a realizar los cementerios al lado de nosotros nos quejamos y en dos oportunidades hubo una curaduría que les canceló los permisos, pero desgraciadamente hicieron las cosas indebidas y al final una sí lo permitió. El olor de los humos que emite el horno crematorio es horrible es un olor inexplicable; cuando lo estaban construyendo hacían pruebas y ya se empezaban a percibir las afectaciones ahora con el covid-19 es peor”, relató Isabel Ayala.

Añadió: En el 2016 me enfermé de los pulmones y los médicos no hallaban explicación, pero los pulmones los tenía vueltos nada, me fuí por un tiempo de este lugar y mi salud mejoró, pero ahora por la pandemia regresé y la situación es peor. Acá tengo proyectos agrícolas y no he podido avanzar porque por la emisión de humos no podemos estar tranquilamente; también tenemos que lidiar con lamentos de las personas cada vez que vienen a sepultar un ser querido. La funeraria no tuvo una distancia prudente de colocar eso más alejado de donde están las casas. Sale humo todo el tiempo es constante y no sabemos qué tanta afectación tiene para la salud porque los muertos están en la tierra, pero el humo sale y es bastante delicado”.

No dejes de leer: ¿Por qué el 70% de los autos que circulan en el Cesar tributan en otros departamentos?

Otra de las afectadas sería Melva Avendaño quien reside en una de las casas campo, sostuvo que en la administración del exalcalde Fredy Socarrás, asistió en varias oportunidades a la Alcaldía de Valledupar en busca de ayuda para que los hornos crematorios no fueran construidos en cercanías a las viviendas, pero argumentó que en esa oportunidad todo quedó en papeles.

Siempre hemos sentido el humo y el mal olor cuando inició esa construcción fui a la Alcaldía y todo quedó en nada. Las quemas las hacen por lo general en las tardes y huele a ‘cuero quemado’.  Hay niños, adultos mayores además de los trabajadores de las fincas que son casas campo de cuatro hectáreas y muchas veces no pueden trabajar porque el olor es bastante fuerte, todo está muy cerca de las viviendas un olor insoportable”, indicó la afectada.

El horno está en funcionamiento desde el año 2016. FOTO/CORTESÍA.

Este horno crematorio es el único en todo el departamento del Cesar. Entró en funcionamiento desde el año 2016. Anteriormente las personas que solicitaban que su ser querido fuera cremado, el cuerpo era trasladado hasta Barranquilla donde realizaban el procedimiento y luego las cenizas eran traídas.  Una persona dedicada a servicios funerarios quien pidió reserva de su nombre indicó que desde el registro de fallecidos por coronavirus  los servicios se incrementaron en un 50 %.

De acuerdo con la Fundación para la Defensa del Ambiente, la cremación, cualquiera sea la tecnología utilizada descarga al ambiente dioxinas, furano, cloruro de hidrógeno, mercurio, cadmio, plomo, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, y partículas de distinto diámetro.

Esta afectación en el ambiente trae consecuencias directas al ser humano ya que puede llegar a generar irritación de mucosas respiratorias, bronquitis, afectación de la conjuntiva ocular y problemas de oxigenación de la sangre.

‘HAY QUE HACER UN DIAGNÓSTICO PARA SABER QUÉ ESTÁ SUCEDIENDO EN ESTE LUGAR’

El ingeniero ambiental Juan Carlos Rivera sostuvo que, en el sector donde está ubicado el cementerio y por ende el horno crematorio se debe realizar una visita técnica para luego hacer diagnóstico y saber lo qué está sucediendo.

Te puede interesar: Exrectora Darling Guevara desistió de la vinculación como docente de la UPC

Este tipo de emisión de humos torna el ambiente muy pesado porque son residuos que van a la atmósfera y es muy contaminante porque ahí lo que están destruyendo son cuerpos humanos y la degradación es grande y lo pueden cremar las veces que sean y ese humo  que sale va contaminado por eso cuando se van a dar unos permisos de esta clase se recomienda que vayan a estar situados a las fueras de las ciudades donde no puedan haber afectaciones a la comunidad.  El humo lleva una sustancia producida por los químicos que le echan a los cadáveres para controlar los efectos y los olores hacia el ambiente y por lo general llevan reactivos, pero genera gases tóxicos que son perjudiciales para la salud. Lo mismo pasa con los residuos hospitalarios que son cremados y la contaminación que se genera es fuerte como para que estos gases sean inhalados por el ser humano”, señaló el especialista ambiental.

Ante esta situación EL PILÓN consultó a la Corporación Autónoma Regional del Cesar, para conocer si existía una denuncia al respecto, la cual manifestó que a la fecha en la Oficina Jurídica no han recepcionado quejas referentes al cementerio y por ende del horno de cremación.

Deben radicar una denuncia para que esta entidad pueda realizar una visita con el equipo técnico, sin embargo; ellos cuentan con el permiso de emisiones atmosféricas”, indicó Corpocesar.

Por otro lado, la Secretaría de Salud y la de Gobierno municipal, señalaron que el tema no es de su competencia sino de Corpocesar y que tampoco tienen querellas al respecto.

Por su parte, la administración del cementerio Recordar indicó que cuentan con todos los permisos necesarios para tener en funcionamiento el horno crematorio y que  para cualquier tipo de respuesta se debía solicitar por escrito.

Los querellantes dicen que el cementerio debió ser construido en una
zona más alejada. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

¿QUÉ DICE LA LEY?

Según la Resolución Nº 1447 de 2009 del Ministerio de Salud y Protección Social, los cementerios deben ubicarse alejados de industrias o actividades comerciales que produzcan olores desagradables o cualquier otro tipo de contaminación. Igualmente, deben estar aislados de focos de insalubridad y separados de viviendas, conjuntos residenciales y recreacionales, botaderos a cielo abierto, rellenos sanitarios, plantas de beneficio, plazas de mercado y colegios, cumpliendo con lo establecido en el respectivo Plan de Ordenamiento Territorial – POT – del municipio.

Lee también: Denuncian despidos masivos en el Centro Materno Infantil de La Loma

En el artículo 39 señala que: los hornos crematorios deben usarse únicamente para reducir los cadáveres a cenizas, de restos humanos y óseos. La cremación de un cadáver debe efectuarse después de 24 horas del deceso de la persona, salvo cuando por orden de autoridad competente deba efectuarse antes o después de dicho tiempo. Los hornos crematorios podrán ubicarse fuera de los cementerios, siempre dando cumplimiento a lo estipulado en los respectivos POT y a las normas ambientales vigentes.

POR: MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN