2 diciembre, 2019

Con el dólar alto: ¿Cómo se benefician los cafeteros del Cesar?

Aunque no ha sido la mejor cosecha, la Federación de cafeteros en su seccional Cesar señalan que han tenido buenos precios de venta, principalmente, por el precio del dólar que en la tasa de cambio ha llegado al histórico de $3.500.

A finales del mes de octubre y comienzos de noviembre inició la cosecha de café en el departamento del Cesar. Lluvias fuera del tiempo estimado y vías en mal estado retan a los caficultores del departamento durante los cuatro meses, de octubre a noviembre, que durará la cosecha.

Sin embargo, también hay factores externos que han beneficiado la rentabilidad de los sembrados, como el dólar alto. Con una tasa de cambio por encima de $3.500, los caficultores han podido vender la carga hasta por $985.000. Además de la tasa de cambio, les beneficia la cercanía con algunos de los principales puertos del país como Cartagena y Santa Marta.

Lee también: Así le buscarán las notas sensoriales al café del Cesar

No ha alcanzado el millón de pesos como tal, pero en un momento se vendió a $995.000 la carga que tiene 125 kilogramos. Ese es el punto de referencia del precio en puntos como el de Almacafé. En otros municipios, por razones de costos de intermediación, los caficultores deben vender más barato por el transporte, arriendo y servicios públicos. Todos esos costos que tiene la comercialización”, argumentó Álvaro Osorio, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Cesar, La Guajira y Bolívar.

Para esta región, la Cooperativa Cafetera de la Costa, Caficosta, sirve de agente comercializador de la Federación Nacional de Cafeteros y regula el mercado estableciendo los precios de venta. Como agentes compran el café a los sembradores y, siguiendo el libre mercado, establecen el monto mínimo para vender a terceros.

Por eso, los cafeteros califican a la garantía de compra como el bien público más importante para el sector. Con la garantía, más allá que en algunas épocas se venda económico, no padecen la incertidumbre de no poder comercializar el producto.

En los 19 municipios cesarenses donde se siembra café se tiene la estimación de 8.220 caficultores y 25.950 hectáreas de café sembradas. Pero la producción es más fuerte en el norte y centro del Cesar.

GOLPES DEL CLIMA

Como a todo el sector agro del Cesar, los fuertes cambios climáticos afectaron la productividad en varios municipios. Algunos calculan que la cosecha se redujo casi un 30 % en los sectores más afectados.

La cosecha como tal no ha sido la mejor, el clima afectó en zonas como la sierra nevada de Santa Marta y serranía de Perijá. La afectación fue de forma variada porque en algunas zonas de Pueblo Bello, especialmente en las zonas altas, les ha ido bien y en otras un poco mal. En las zonas bajas se afectó más que en las zonas altas porque es más intensa la sequía”, agregó Osorio. Como zona alta son calificadas las cosechas sembradas por encima de los 1.200 metros de altura sobre el nivel del mar.

Lee también: En Pueblo Bello piden mejoramiento de vías terciarias

Por el lado de las zonas bajas, menos de 1.200 metros de altura, en municipios como Codazzi, La Jagua, Pueblo Bello, ya está finalizando cosecha con los picos de productividad más altos a mitad de noviembre. Al contrario, en la zona medio alta es hasta mitad de diciembre cuando gozarán de la mayor productividad en la cosecha.

QUEJAS POR MALAS VÍAS

A inicios de la cosecha, los cafeteros del Cesar alzaron la voz pidiendo ayuda por el mal estado de las vías terciarias de los municipios. Como en la mayoría de municipios es un cultivo sembrado sobre los 1.200 metros de altura, las cosechas están alejadas de la zona urbana, algunas alcanzan los 20 kilómetros de distancia.

En carretera normal no tardarían media hora, pero por el estado de las vías, el transporte puede tomar hasta cinco horas, y en épocas de lluvias cuando aumentan los derrumbes, pueden tomarse hasta dos días transportando la cosecha, sacrificando la calidad del producto.

Durante el reciente Congreso Agropecuario Nacional, EL PILÓN dialogó con el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, sobre la dificultad que tienen los cacaoteros y los cafeteros del Cesar para sacar y comercializar sus productos.

Ese es un tema que tienen que seguir trabajando con los ministerios de Agricultura y Transporte, pero hay un instrumento que se puede aprovechar para ese problema y son las Mesas de Facilitación de Comercio… se identifican las dificultades que pueden tener algunos productos en materia logística y una vez identificados empezamos a trabajar sobre ellas. Es bueno tramitar esa preocupación e inquietud a través de los ministerios de Agricultura, Transporte y las Mesas de Facilitación de Comercio”.

Cifras estimadas ordenan a Codazzi como el primer productor de café con 5.800 hectáreas sembradas; Pueblo Bello, 5.750; La Paz, 4.800; La Jagua, 2.800, y Valledupar termina los primeros cinco con alrededor de 2.080 hectáreas sembradas.