5 enero, 2019

“Aún no he definido si me voy para el Congreso o sigo en mi cargo actual”: Viceministro de Relaciones Políticas

Frente al dilema que tiene de aceptar la opción de ocupar la curul en el Congreso que dejó Samuel Hoyos, el viceministro Juan Manuel Daza se mostró esquivo, asegurando que es un tema que aún sigue pensando.

En el marco de su visita a Valledupar, EL PILÓN dialogó con el viceministro de Relaciones Políticas, Juan Manuel Daza Iguarán, sobre los pormenores de su cargo, mostrándose como un hombre cordial, sereno, inteligente y preocupado por las problemáticas del país.

EL PILÓN: ¿Cómo le ha ido en el cargo?
JUAN MANUEL DAZA: “Muy bien. Ha sido un cargo de muchos retos, pero de muchas enseñanzas. He tenido la oportunidad de recorrer el país, siguiendo la instrucción del presidente Duque. El país lo construimos desde las regiones, para que no esperemos que los alcaldes y gobernadores desfilen y hagan largas filas en nuestros despachos, sino nosotros ir a las regiones a preguntar cuál son esos problemas que los aquejan, y junto con ellos construir soluciones. Ha sido un proceso enriquecedor; seguimos en la tarea, vamos a ver este nuevo año que trae nuevos retos cómo lo enfrentamos de la mano de Dios y de todo el equipo que nos acompaña”.

¿Qué es lo más difícil que le ha tocado afrontar en estos meses de gobierno?
“Es un cargo que tiene muchas dificultades o muchos retos, que depende de la tarea específica”.

¿Cuáles son esas tareas?
En el Viceministerio del Interior tenemos tres tareas misionales o específicas: manejar la relación con el Congreso de la República; nosotros somos los encargados de llevar en el Congreso la agenda legislativa del gobierno. Nos compete la convivencia y seguridad ciudadana en las ciudades, donde hemos logrado identificar proyectos de fortalecimiento de la fuerza pública donde era necesario; así como fomentar proyectos de convivencia, establecer los centros de seguridad ciudadana y las cámaras de vigilancia. Otra de mis funciones es el relacionamiento entre el gobierno y las entidades territoriales (gobernaciones y alcaldías); había casos específicos donde teníamos obstáculos, los cuales se han ido superando, por lo cual se puede dar un balance satisfactorio”.

¿Cuál fue la agenda legislativa del gobierno que llevaron al Congreso?
“Fue un semestre bastante movido, donde debo reconocer la labor de los congresistas, puesto que fue un Congreso que trabajó de lunes a viernes cuando generalmente trabajaba martes, miércoles y jueves; donde sacamos iniciativas importantes como el presupuesto general de la nación para la vigencia 2019, el presupuesto bienal de regalías, la Ley de Financiamiento, la prórroga de la Ley 418 del orden público, la primera vuelta de los actos legislativos de la reforma política, el acto legislativo que prohíbe de una vez por todas que el narcotráfico y el secuestro sean conexos al delito político, tuvimos la primera vuelta del acto legislativo que hace requisito para la posesión del cargo una vez año y al momento de retirarse de los funcionarios públicos de presentar junto con la declaración de bienes y renta la copia de su última declaración de renta.

También logramos expedir la Ley que fortalece la Superintendencia de Salud, que le brinda verdaderas herramientas dientes para lograr que las entidades prestadoras de salud presten un servicio de calidad y no se sigan burlando de los usuarios. El Presidente sancionó la Ley que convierte un delito autónomo el abigeato, que es uno de los flagelos que más golpea a los ganaderos en el país. El que se robe el ganado, el que altere las marcas para robárselo, el que lo sacrifique para robarse el ganado en los predios rurales será castigado con todo el peso de la Ley, que quienes presten predios para retener el ganado robado tendrán castigos”.

¿Cuál es su opinión frente a la situación de los migrantes venezolanos que están en diferentes rincones del país?
“Creo que esto es una crisis humanitaria. Cuando uno se detiene a mirar las razones que llevan a nuestros hermanos venezolanos a salir de su país hacia el nuestro y a otras partes del mundo, nos damos cuenta que no estamos al frente de un capricho, sino ante una necesidad. Cuando vemos que hay un desabastecimiento de medicinas del 98 %, un desabastecimiento de comidas, que no hay oportunidades, que el salario mínimo solo alcanza para un pollo y una botella de agua, uno se da cuenta que ellos salen huyendo de la miseria que se ha instaurado en ese país. Creo que tenemos que hacer un acto humano, brindarles en la medida de lo posible una ayuda; en eso estamos trabajando. Incluso para evitar que se genere un problema mayor en el país se ha expedido un documento Conpes; el Canciller junto con las autoridades de migración están al pendiente del tema, y esperamos que muy pronto superaremos esta crisis que ha golpeado a Venezuela”.

¿Qué ha pensado hacer el gobierno nacional para contrarrestar esta problemática, especialmente en departamentos fronterizos como el Cesar?
“En el Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, se ha pensado en fortalecer desde el gobierno nacional a los entes territoriales en aquellos servicios que por la migración se han demandado más como educación y salud; se están fortaleciendo las competencias y los recursos para que las autoridades puedan prestar esos servicios que se demandan todos los días. También terminamos de hacer un verdadero levantamiento de la información que se necesita para poder actuar porque hay un tema curioso: hace unos años éramos los colombianos yéndonos hacia Venezuela, quienes se casaron y tienen hijos; la mayoría han retornado, y aunque tengan el acento venezolano, son colombianos”.

Frente al foro de Economía Naranja abanderado por EL PILÓN y la Alcaldía de Valledupar, ¿qué cree que debe hacer el Cesar para potencializar esta clase de economía?
Empezamos esa ruta y con el pie derecho. El departamento del Cesar tiene que empezar a reinventar su economía. En el año 2050 el mundo entero va a dejar de usar carbón; nosotros no tenemos que esperar que llegue esa fecha para rediversificar nuestra economía. Hay que aprovechar ese tiempo de espera que ya nos anunciaron para empezar a utilizar esos recursos que la minería nos ha dejado para fortalecer otros renglones de la economía. Primero tenemos que volver a nuestra vocación agropecuaria, teniendo en cuenta que la FAO dice que en el mismo año 2050 el mundo va a demandar la mitad adicional de los alimentos que hoy produce, y los llamados a ser la despensa del mundo son países como Colombia que están en el trópico. Hay regiones privilegiadas en el país como nuestro departamento; tenemos que saber utilizar nuestras ventajas adentro para aprovechar las oportunidades que están afuera. No estigmaticemos la minería, puesto que bastante que nos ha dado, utilicemos los recursos que nos seguirá dando para que con estos invertirlos en volver al campo competitivo.

Adicionalmente, debemos utilizar la riqueza cultural que tenemos para generar riqueza a partir de allí; utilicemos nuestro folclor, nuestra cultura, nuestra creatividad. Hay que formalizarla y hacer fuentes de empleo. El turismo será el petróleo del futuro y el Cesar tiene todo para ser la capital del turismo de la Costa Caribe y una de las principales regiones naranjas del país”.

Cuéntenos… se va para el Congreso de la República después de la renuncia de Samuel Hoyos a la Cámara, teniendo en cuenta que usted es el siguiente en la lista del Centro Democrático para ocupar esa curul, o se quedará en el Viceministerio?

“(Risas) Dejémoslo ahí; lo sigo pensando. Donde Dios me ponga le pido que me ayude a servirle a los ciudadanos de Colombia”.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co

Siguenos como @El_Pilon