7 abril, 2021

Atentaron contra líder arhuaca en La Mesa

La herida fue la gestora de la comunidad Birwua, María Yoleida Pérez Torres, quien fue atacada con arma de fuego.

La afectada pertenece a la comunidad Birwua.

IMAGEN DE REFERENCIA,

Bajo observación médica permanece en el Hospital Rosario Pumarejo de López Pumarejo la gestora de la comunidad Birwua arhuaca, María Yoleida Pérez Torres, de 36 años de edad, luego de resultar lesionada con arma de fuego en un ataque ocurrido en la vereda La Montaña, del asentamiento de La Mesa, jurisdicción de Valledupar.

Lee también: En debate se reflejó que homicidios en Valledupar van en aumento: coronel del Cesar ‘brilló’ por su ausencia

La líder indígena sufrió tres disparos distribuidos en el hombro izquierdo, la espalda y región torácica, mientras se encontraba descansando en su lugar de residencia la noche del martes.

De acuerdo con las autoridades, al sitio llegó un particular que ingresó al inmueble para disparar indiscriminadamente y emprender la huida.

Al poco tiempo, los demás habitantes bajaron a María Pérez Torres de la zona rural, perteneciente al corregimiento de Azúcar Buena, para llevarla al centro asistencial donde actualmente se encuentra. Según el último reporte, su estado de salud era estable.

“HABÍA RECIBIDO AMENAZAS”: LÍDER ARHUACO

El líder arhuaco Dwirunney Torres Torres dio a conocer que el esposo de la afectada, quien es cabildo de Birwua, anteriormente había recibido amenazas.

Parece que el ataque no iba dirigido a ella. Según relatan sus allegados, habían tenido una serie de amenazas de parte de unos civiles en contra del marido de la señora. Entonces, este al parecer se encontraba en su finca trabajando y la mujer estaba sola”, contó Torres Torres.

No dejes de leer: A prisión presuntos miembros del ‘Clan del Golfo’ por reclutamiento en el Cesar

Denunció, además, que dos de las comunidades indígenas arhuacas están siendo afectadas por grupos al margen de la ley.

Inicialmente sospechamos de grupos armados, puesto que el corregimiento ha sufrido atropellos y amenazas por parte de estos; sabemos que se están rearmando y ellos no son compatibles con las ideas que tienen las comunidades indígenas para sobrevivir con el campesinado”, puntualizó el vocero arhuaco.

La Confederación Indígena Tayrona rechazó el hecho violento y pidió respeto de los derechos humanos para el pueblo. “Nuevamente la violencia armada y el conflicto ha vuelto a nuestros territorios, generando desarmonías y daños a la madre tierra, la fuente de vida de todo lo que hay en el mundo material”, subrayó la organización a través de un comunicado.

POR: REACCIÓN EL PILÓN.