11 junio, 2021

29 años sin Rafael Orozco: la voz romántica del vallenato

El artista fue asesinado a las afueras de su residencia en Barranquilla la noche del 11 de junio de 1992.

Las canciones de Rafael Orozco se siguen escuchando en las emisoras. 
FOTO: CORTESÍA.

El 11 de junio es recordado por los seguidores de la música vallenata como el día en que fue asesinado el cantante Rafael Orozco Maestre, quien con su voz romántica y su estilo propio escribió con ‘letras doradas’ una de las épocas más importantes del folclor. 

Canciones como ‘Cariñito de mi vida’, ‘Sombra perdida’, ‘El higuerón’, ‘Dime pajarito’, ‘Relicario de besos’, ‘La creciente’ y ‘Solo para ti’ se escucharon en varios escenarios de Colombia y el mundo, hasta donde llegaba el artista oriundo de Becerril, Cesar, con su carisma y puesta en escena a enamorar a su público. 

Al conmemorarse este viernes, 29 años de su muerte, esta casa editorial exalta parte de su trayectoria, como el tema que marcó sus inicios en la música, ‘Cariñito de mi vida’, al lado del acordeonero Emilio Oviedo en el álbum Adelante, lanzado al mercado en 1975.

En entrevista con EL PILÓN, el rey vallenato mencionó: “Esta canción impulsó a tres artistas: Diomedes Díaz como compositor, Rafael Orozco como cantante y a mí como acordeonero”. Asimismo, manifestó que fue un éxito rotundo, al punto que ese mismo año lanzaron su segundo álbum Con Sentimiento. Sin embargo, no tuvo gran acogida como el primero, pero sí logró cumplir con las expectativas de su fanaticada. 

Lea también: “Cada vez que escucho sus canciones me lleno de felicidad”: Alex, hijo de Patricia Teherán

“…Ay, en tiempos de invierno a las montañas
Las cubren las nubes en la cima
Y se reverdecen las sabanas
Se colma la fauna de alegría

Y se alegra el campesino
La esperanza lo emociona
Y yo entre más días te deliro
En invierno y verano ando ahora…”

Tras la separación de Oviedo, Rafael Orozco se unió a Israel Romero en 1976 y crearon el Binomio de Oro de América, agrupación con la que grabó 22 álbumes y en la que estuvo hasta el último día de su vida. 

En casi dos décadas los artistas recorrieron varios países del continente americano como México, Estados Unidos, Colombia, Ecuador y Venezuela, hasta donde llegaban con sus canciones que ponían a bailar y a gozar todo el que las escuchabas. Además, son recordados como los intérpretes que introdujeron nuevos instrumentos al género vallenato, que en sus inicios se interpretaba solamente con la caja, acordeón y guacharaca.

En entrevista con medios de comunicación nacional, Israel Romero, conocido como ‘El pollo Irra’, describió a su amigo y excompañero como una persona maravillosa en todo el sentido de la palabra y elogió el amor que les profesaba a su esposa Clara Cabello y a sus hijas Wendy, Loraine y Kelly, así como su legado en la música. 

“Dejó un legado muy importante en el vallenato porque las nuevas generaciones han seguido sus pasos y casi la mayoría, algo de él buscan para aprenderle.  Porque ese sentimiento que tenía para cantar sus canciones, dedicación y mística que le puso a cada éxito que hicimos es una pauta muy grande para nuevas generaciones y que nunca morirá porque la gente sigue escuchando sus canciones como el primer día”, expresó Romero. 

“…Yo siento que te he querido y te quiero más
Es algo que necesito para vivir
Mi vida no sería vida si tú no estás

Todo lo veo más bonito solo por ti
Pero no comprendo por qué tú dudas de mí
Todavía no alcanzo a entender por qué piensas así…”

Le puede interesar: El recuerdo de Patricia Teherán, ‘La diosa del vallenato’

Rafael Orozco e Israel Romero crearon el Binomio de Oro de América en 1976.
FOTO: CORTESÍA.

ASESINATO 

Rafael Orozco Maestre fue asesinado el 11 de junio de 1992 a las afueras de su residencia en Barranquilla, Atlántico. Según las investigaciones realizadas por las autoridades, eran casi las 10:00 de la noche cuando el artista salió a la terraza de su casa a recibir a dos músicos de Diomedes Díaz. En ese momento, otro hombre se acercó y le disparó en diez oportunidades, impactando nueve proyectiles en varias partes del cuerpo del cantante.

Tras escuchar los disparos, su esposa Clara Cabello salió de la vivienda y vio el cuerpo de Rafael Orozco que yacía tirado en el suelo. El artista fue trasladado hasta una clínica de la ciudad donde confirmaron su fallecimiento.

La muerte del cantante desencadenó un profundo dolor en sus familiares, amantes del vallenato y sus fanáticos, quienes aún lo siguen recordando y entonando canciones. 

Aunque todavía se desconocen los motivos que desencadenaron la muerte del artista, las investigaciones apuntaron a que se trató de un crimen pasional ordenado por José Reinaldo Fiallo Jácome, alias ‘Nano’ Fiallo, quien pertenecía al cartel de la Costa Atlántica, organización al margen de la ley dedicada a producir y distribuir drogas en la región Caribe. Fue su escolta ‘Tato’ quien accionó el gatillo.

POR: REDACCIÓN EL PILÓN