8 abril, 2021

Wilfredo Rosales, la memoria pródiga del vallenato

Wilfredo nació con la habilidad excepcional de memorizar y lo puso en práctica aprendiéndose todo lo relacionado con los personajes de la música vallenata.

Rosales nació con la habilidad de memorizar asociando números y fechas.

Wilfredo Rosales, más conocido como la ‘Biblia del vallenato’, es un sabanero de 51 años de edad, radicado en la ciudad de Medellín, donde vive actualmente con su esposa e hijos.

A pesar de que Rosales no es de Valledupar y nunca ha vivido en la ciudad, es conocedor, investigador y coleccionista de la música vallenata, y amigo de todos los artistas del vallenato que han marcado alguna huella en el folclor.

Lea también: ¿Por qué el toque de queda en Valledupar es desde las 10:00 de la noche?

Su mente prodigiosa le ha permitido aprenderse ‘de memoria’  acontecimientos, fechas, números, sepelios, nombre de canciones, compositores, apellidos y todo lo relacionado con cada detalle de la música vallenata. Estos detalles son los que hacen especial a Wilfredo.

“Yo poco leo, yo investigo es a través de un LP o un CD original, por esa razón me convertí en coleccionista de 2.560 CD originales y 300 LP y 300 casete”, expresó Rosales.

Este sabanero con mente brillante cuenta que infortunadamente no tuvo las oportunidades ni los medios para estudiar en la universidad, ya que sus padres eran campesinos muy pobres y no tenían los recursos necesarios para que su hijo cursara los estudios profesionales.

“La pobreza en mi casa era mucha; mis padres eran campesinos analfabetas. Al único hombre que yo envidiaba era a mi papá porque me engendró (risas). Aunque mis padres no pudieron enseñarme letras, me educaron con modales y valores; esto es tan valioso que no se aprende en un colegio”, expresa Rosales.

¿CÓMO LO HACE?

La ‘Biblia del vallenato’ nació con la habilidad mental para memorizar, por eso contó a EL PILÓN que explotó esa destreza en lo que más le gusta, el vallenato.   Empezó a estudiar a los personajes de la música vallenata, sus fechas de nacimiento, su comida favorita, los números de álbunes grabados, las fechas de lanzamientos de los álbunes musicales acompañados de su extensa vida musical.

No deje de leer: El último vuelo: el 03-03-20

Conoce detalles artísticos de casi 40 personajes, entre ellos, Poncho Zuleta, Silvio Brito, Beto Zabaleta, Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Otto Serge, Elías Rosado, Marcos Díaz, Farid Ortiz, Miguel Morales, Rafael Orozco, Daniel Celedón, entre muchos más.   

Wilfredo desarrolló esa técnica de memorización utilizando indicadores visuales y fechas de nacimiento que guarda en su memoria para finalmente asociar toda la información recogida. “Es una vaina rara”, dice Rosales, y explica que nunca ha entendido cómo lo aprendió, por eso lo justifica como un don divino.

¿QUIÉN LO BAUTIZÓ COMO LA BIBLIA DEL VALLENATO?

En el año de 1989, Rosales tomó la decisión de viajar a Medellín, ciudad donde conoció a su actual esposa, Alicia Muñoz, una antioqueña con la que tuvo sus cuatro hijos. Luego empezó a trabajar como vigilante, labor que actualmente ejerce.

“Quien me bautiza como la ‘Biblia del Vallenato’ fue un profesor de la universidad de Sucre  que vivía en ese tiempo en Medellín, se llama Eugenio Jiménez Meza. En ese entonces él frecuentaba mucho el edificio donde yo era vigilante porque allí vivía una joven a la que él visitaba. Un día me vio un LP en las manos y le llamó la atención. Cuando comenzamos a conversar el hombre se impresionó por todo lo que le conté basándome en ese solo LP, y como a los diez días volvió con un cuestionario pero ese día le fue peor (risas). El profesor Eugenio asombrado me dijo: ‘Wilfredo definitivamente tu eres la Biblia del Vallenato’”, comenta Rosales, recordando que un 28 de mayo del año 1998 lo llamaron por primera vez con ese seudónimo.

Luego de esta experiencia se corrió la bola que había un vigilante  que se sabía todos los nombres y detalles minúsculos de los artistas vallenatos.

Lea también: Atentaron contra líder arhuaca en La Mesa

“El 4 de enero del 2010 me pongo en contacto vía telefónica con Ernesto McCausland, recuerdo que ese día estaba de cumpleaños McCausland. Mientras hablábamos por teléfono llamé su atención y me dijo que me fuera  para Barranquilla para hacerme una entrevista. Luego de viajar a encontrarme con Ernesto al día siguiente de la entrevista el periódico titula en la sección cultural ‘Un sucreño es la Biblia del vallenato’. Ahí comienza todo”, explicó Rosales.

Cuenta que después de esa entrevista se empezaron a fortalecer los lazos amistosos con McCausland, quien tiempo después lo trajo a Valledupar para un Festival Vallenato  y lo presentó en diferentes puntos de la ciudad como Wilfredo Rosales, la ‘Biblia del vallenato’.

Por: Katherine Yojana Sarmiento