19 agosto, 2019

Un mundo que volvió a florecer

Hace muchos años antes de la existencia de los destructivos seres humanos, la tierra era un lugar muy hermoso y mágico. Allí habitaban tantos seres mitológicos con lo que hoy se conoce como seres extintos o en peligro de extinción. Había comida para todos los animales que allí vivían.

Hace muchos años antes de la existencia de los destructivos seres humanos, la tierra era un lugar muy hermoso y mágico. Allí habitaban tantos seres mitológicos con lo que hoy se conoce como seres extintos o en peligro de extinción. Había comida para todos los animales que allí vivían.

En los mares habitaban sirenas, ballenas del tamaño de un tren, lindos peces coloridos, el cangrejo azul y hasta el terrible y grandioso Megalodon entre otros. En la tierra habitaban increíbles y enormes dinosaurios, leones blancos, aves enormes en el cielo, así como la guacamaya que pintaba el cielo con sus hermosos colores y unas criaturas muy tiernas llamada los dodos, entre otros animales.

Todo en la tierra siempre florecía las aguas eran puras los arboles daban frutos para todos, entre los animales no existía una pisca de maldad.

Hasta que un día existió una especie de seres extraños nunca ante vistos hacia los ojos de los seres mitológicos. Los seres mitológicos se preguntaban ­­­¿Por qué caminan en solo dos patas? ¿Por qué en sus patas delanteras tienen esos dedo tan largos y flexibles?, bueno con todas esas preguntas a los animales no les importo y recibieron a la otra especie con amor y cariño le cayeron muy agradables pero lo que los animales no sabían era la maldad que venía con esa especie. Los animales a los seres nuevos le colocaron el nombre de seres humanos, así que los seres humanos se adaptaron muy bien ya que los animales hacían todo por ellos con humildad. Un año después de la llegada de los seres humanos, los animales comenzaron a ver que los seres humanos comenzaron a evolucionar ya no se conformaban con los frutos que les brindaba la tierra,  los seres humanos eran multitud así que entre ellos se reunían para que los animales no se dieran cuentan y comenzaban a idear sus planes malévolos  uno de sus planes eran sacrificar algunos animales para ellos satisfacer su necesidad de comer carne, y la otra era poner a trabajar a los animales para ellos pegándole con varas hasta sangrar sin darles alimentos.

Los seres humanos comenzaron a ejecutar su plan en los animales, los animales al ver esto convocaron una reunión. La jirafa comenzó diciendo no dejemos que nos esclavicen ni que nos humillen, cada uno dijo su opinión, salió un dodo diciendo con gran desvelo los humanos mataron brutalmente a mi especie, el único que queda soy yo. El león al escuchar estas palabras dijo soltando una lagrima-ya es muy tarde ellos están poniendo en extinción a todas nuestras especies tanto como nosotros los terrestres como los seres acuáticos y están contaminando nuestro planeta ya es muy tarde ellos son más.

Los seres humanos continuaron matando y poniendo a sufrir a los animales. Hasta que un día nació una pequeña y muy linda niña llamada Sol, perteneciente a una tribu llamada chonwe, ella cuando creció le gustaba mucho proteger y cuidar a los animales, ella cuando fue creciendo ella se daba cuenta del maltrato y sacrificio que sufrían los animales para satisfacer la necesidad de su especie los humanos.

Ella se hizo muy amiga de un tierno y lindo elefante que andaba llorando por el bosque porque habían matado a su madre, ella lo protegía siempre a él, hasta que un día la descubrió un habitante de su tribu y fue a contarle a los padres de Sol de lo sucedido.

Muy enojados los padres de sol decidieron matar al elefante en una plaza, cuando lo iban a matar llego una tribu llamada los kungu en busca de una guerra con la tribu a la que Sol pertenecía, Sol al ver esto se arrodillo en la mitad de las dos tribus y grito muy fuerte llorando ¡la tierra es un solo país y la humanidad sus ciudadanos!

Todos sorprendidos al escuchar estas hermosas palabras las dos tribus se reconciliaron y comenzaron a abrazarse. Sol al ver esto se sorprendió, se levantó se puso alrededor de los animales  y de su amigo elefante con muchas lágrimas en sus  ojos se dirigió a las tribus diciéndoles ustedes los seres humanos estamos acabando con la naturaleza estamos poniendo en peligro de extinción a aquellos seres nobles tiernos que siempre nos brindan su amor incondicional, que en alguna vez confiaron en nosotros pero nosotros que hacemos los maltratamos los ponemos hacer cosas para satisfacer nuestras necesidades ¡no por favor basta de tanta crueldad!.

Después de eso todos los seres humanos tomaron la decisión de no maltratar ni matar a los animales si no que comenzaron a cuidarlos y protegerlos, y también plantaron más árboles y las aguas eran otra vez puras.

Y todos fueron muy felices tanto seres humanos como animales en su muy hermosa tierra.

 COLORIN COLORADO ESTE CUENTO SE HA ACABADO

Autora: ZHINUS ELIZA SIMANCA PALOMEQUE | Colegio Consuelo Araujonoguera