10 febrero, 2019

Todos los días tiembla en La Jagua por explosiones de mina de Prodeco

Las explosiones generan tanto movimiento que la mayoría de viviendas tienen grietas.

Las explosiones generan tanto movimiento que la mayoría de viviendas tienen grietas.

En un candente debate realizado en el Concejo de La Jagua de Ibirico quedó al descubierto la crítica situación que viven los habitantes de ese municipio, en donde por explosiones en la mina PLJ de Prodeco las viviendas han sufrido serias averías.

Gabriel Ernesto Hernández, concejal de La Jagua explicó que realizaron el debate debido a que tienen un sinnúmero de viviendas averiadas, agrietadas, además del ruido y la contaminación que se presenta cada día por las explosiones de la empresa para sacar el carbón que se encuentra en el subsuelo.

“La problemática que tenemos es por el impacto que están generando las voladuras en la mina PLJ de Prodeco, tenemos un sinnúmero de viviendas en el pueblo averiadas, destruidas, rajadas y esto no es una historia de ayer, sino de muchos años, pero ha sido con más ahínco en los últimos meses, antes no se sentían tanto los sismos por las voladuras, pero desde hace unos meses para acá a las 12 del día se siente tan fuerte que pareciera que temblara en La Jagua”, dijo el concejal.

Aunque a diario se presentan las voladuras, el hecho más grave ocurrió el pasado 31 de diciembre, cuando la mayoría de personas esperaban el fin de año y a las 8:00 am fueron sorprendidos por una fuerte explosión que alertó tanto a la comunidad que pensó que había ocurrido un sismo de gran magnitud, pero después de consultar los servicios sismológicos del país se dieron cuenta que no se trataba de ningún fenómeno natural, sino de los trabajo de Prodeco.

“Hicimos las averiguaciones correspondientes y nos dimos cuenta que aprovecharon que el 31 de diciembre era un día especial, que el 95 % de los empleados estaban de permiso por ser fin de año y al parecer, utilizaron la fecha y horario para hacer una voladura a gran escala”, recalcó el corporado.

Debido a esto realizaron una sesión en el Concejo de La Jagua esta semana en donde según dijo no acudieron las instituciones involucradas como Corpocesar, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, la Defensoría del Pueblo, entre otras, por lo que quedó el sinsabor que no tienen quien los defienda.

Dijo Hernández que les preocupa que la empresa no reconoce el daño que están ocasionando y si la situación sigue así podrían caerse muchas de las viviendas por las contantes explosiones.

Las explosiones y la contaminación que genera la explotación de carbón no solo generan afectaciones a los habitantes, que presentan muchas enfermedades respiratorias, sino que los ríos también se han visto afectados, afluentes como el Sororia ya no tiene un solo pez, pero si una gran capa del mineral.
El concejal espera que las autoridades que velan por la parte ambiental tomen cartas en el asunto a fin de darle una solución pronta a la comunidad.

Ante la denuncia del corporado, EL PILÓN consultó al secretario de Ambiente del departamento, Andrés Arturo Fernández, quien dijo que a él se le puede notificar para hacer acompañamiento en este tipo de situaciones, toda vez que esa es una de sus funciones.
De igual modo, se consultó la opinión del director de Corpocesar, Julio Suárez pero no respondió a los llamados.

Por Sandra Santiago B / EL PILÓN
Sandra.santiago@elpilon.com