7 julio, 2021

Superintendente de Salud, ¿qué piensa del Rosario Pumarejo de López?

Así la situación no sea culpa de la Superintendencia, cualquiera entiende que como órgano que ejerce la inspección y vigilancia debe hacer presencia.

Por: Joaquín Ramírez.

Aunque puede que no sea así, no es un buen mensaje para el ciudadano de a pie del Cesar que una entidad como la Superintendencia Nacional de Salud se muestre distante de una problemática como la que padece el Hospital Rosario Pumarejo de López; la Superintendencia tiene la posibilidad de hacer una presencia directa, visible y oportuna donde el mismo superintendente se acerque a Valledupar y presente cómo sería la intervención de esa Superintendencia en la salvación financiera y administrativa de ese hospital, y así evitar que en manos de una gerencia incapaz se llegue a un punto en el que esa ESE del orden departamental sea insalvable.

Así la situación no sea culpa de la Superintendencia, cualquiera entiende que como órgano que ejerce la inspección y vigilancia  debe hacer presencia. 

Super Aristizabal, le pregunto si las auditorías realizadas por esa Supersalud conocen qué ha hecho la gerencia del Rosario Pumarejo de López:

1. Conoce la Superintendencia si la Gerencia del hospital desde que asumió ha logrado mejorar los indicadores de gestión del plan de acción y una mejor prestación de los servicios de salud.

2. Sabe la Superintendencia cuál es el estado actual de los equipos biomédicos, de la infraestructura, las redes, equipos de refrigeración y los equipos informáticos del hospital y cómo impactan  en la atención a los usuarios.

3. Sabe la Superintendencia qué gestiones ha realizado la gerencia del hospital para consolidar los  estados financieros. ¿Cuándo será posible hablar de estados financieros   razonables sin salvedades?

4. Se conoce desde la Superintendencia qué ha hecho el hospital con la totalidad de la facturación de vigencias anteriores.

5. Cuándo logrará el hospital incrementar la producción de servicios que le permitan garantizar la sostenibilidad financiera de la institución.

6. Se tiene claridad de la defensa en los procesos jurídicos para evitar condenas y del riesgo derivado del número de demandas en contra del hospital. 

7. ¿Los quirófanos están funcionando y están dotados? 

8. ¿Cuántas camas UCI tiene el hospital y cómo se han manejado en la pandemia? ¿Aumentaron las camas UCI en la pandemia?

9. ¿La nómina se puso al día? ¿Se aumentaron  los sueldos al personal asistencial? ¿Los  salarios ya llegan puntuales? 

10. ¿Aumentó la facturación? 

Superintendente  Aristizabal, usted conoce que la Superintendencia finalizando julio e iniciando agosto del año pasado realizó una visita técnica a nuestro hospital, ¿qué ha pasado después de eso? ¿Existen hallazgos evidenciados por la SuperSalud sobre la gestión del hospital? ¿Qué trámite dio su despacho a esos hallazgos?

Lo público siempre es de momentos, la Superintendencia está en el momento de intervenir lo que ya no admite más dejarse en manos de la incapacidad departamental.

Por: Ricardo Quintero Baute