1 febrero, 2020

Sin coronavirus, pero con dengue

Es tranquilizante que el Ministerio de Salud de Colombia haya desmentido un caso de coronavirus en La Guajira, enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 200 personas en China, país en donde surgió el virus y en el que se han confirmado más de 8.000 casos, según informe que presentó ayer la BBC.

Es tranquilizante que el Ministerio de Salud de Colombia haya desmentido un caso de coronavirus en La Guajira, enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 200 personas en China, país en donde surgió el virus y en el que se han confirmado más de 8.000 casos, según informe que presentó ayer la BBC.

En las redes sociales se propagó como virus que en La Guajira se había confirmado un caso, cosa que el Gobierno asegura que no es cierta, por lo menos a corte del 31 de enero; sin embargo, estamos atentos. Solo basta que se baje la guardia en fronteras y aeropuertos para que el virus pueda sorprendernos.

Pero, mientras miramos lo que ocurre en el mundo con el deseo de que no nos ocurra, no podemos olvidar que tenemos desde hace año un virus que nos ataca, que ha cobrado vidas, aunque pocas. La Secretaría Local de Salud informó que a la fecha hay 381 casos notificados y 40 casos confirmados.

Tan solo en el año 2019 se confirmaron 1.313 casos, y sin importar cuán agresiva sea la campaña de prevención, hasta ahora, los ciudadanos no extreman medidas en sus casas. Se trata del dengue.

Fiebre alta, náuseas y vómitos, erupción en la piel, sangre en las encías y en la nariz, debilidad general, dolor muscular y articular, tos, dolor de garganta, entre otros síntomas que alertan la presencia de dengue.

El coronavirus reporta síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar, dolor muscular, confusión, dolor de cabeza, dolor de garganta…

Algunas similitudes. Esto nos sirve para informarnos y conocer a qué se enfrentan otros países y qué enfrentamos a diario en Valledupar, una ciudad en donde toca fumigar con frecuencia porque los ciudadanos no acatan las recomendaciones o si las acatan no permanecen.

Recientemente, funcionarios de la Secretaría Local de Salud iniciaron jornadas de fumigación en Ciudadela Comfacesar y Rafael Escalona, y anunciaron que también llegarán a los barrios: Nueva Esperanza, Mirador de la Sierra II, Los Caciques, Villa Miriam, Nueva Esperanza, Cinco de Enero, La Nevada, San Joaquín, Sabanas del Valle, Los Mayales, Las Delicias y al corregimiento de Los Corazones.

En muchos casos, luego de visitar un barrio, los operarios de Salud Local encuentran que en los barrios fumigados hay nuevamente presencia de criaderos del mosquito transmisor, porque los habitantes de las casas no erradican los depósitos de aguas limpias como llantas, botellas, albercas, entre otros.

Entonces nos queda invitar a Salud Local a extremar medidas y ser más agresivos con las campañas de prevención. De una manera o de otra debemos bajar los índices. Las cifras indican que desde el año 2015 al 2019 se registraron 2.605 casos confirmados por laboratorios.

Se necesita el compromiso de los ciudadanos y del Gobierno local. Podríamos volver a picos altos de enfermos y, ojalá no, fallecidos por un virus prevenible.

Siguenos como @El_Pilon