23 febrero, 2021

La incultura ciudadana está matando a la acequia Las Mercedes

La acequia Las Mercedes nace en el río Guatapurí y recorre diferentes barrios de norte a sur en Valledupar. Actualmente su condición es de contaminación a causa de residuos sólidos y aguas residuales que le arrojan.

La acumulación de basuras no permite el paso de agua. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Del río Guatapurí, al norte de Valledupar, nace la acequia Las Mercedes recorriendo la ciudad por diferentes barrios como Divino Niño, el batallón La Popa, La Victoria, Villa Luz, Villa Taxi, Ciudadela 450 Años, Populandia y desembocando en los cultivos de palma ubicados por el sector de Mercabastos.

Lee también: ‘La Solución’ es mantenerla libre de basura

Con el pasar del tiempo esta fuente hídrica se afecta cada día más por la mano del hombre que no hace buen uso de ella, al punto que en la actualidad hasta aguas residuales de invasiones que se han construido en sus alrededores están siendo vertidas a esta corriente de agua. Esto sin mencionar los incontables desechos sólidos como envases de icopor, plásticos y vidrio que le arrojan.

No hay época del año en la que está acequia no ‘sufra’, y por ende, las personas que residen al pie de ella. En temporada de invierno al subir el cauce, este arrastra grandes cantidades de basuras que se han ido acumulando durante el verano.  Al pasar las lluvias esta agua empieza a secarse y la proliferación de moscas y zancudos no se hace esperar.

En varias zonas de esta acequia es fácil observar cómo hay agua estancada con cientos de peces pequeños que no tienen por donde salir y luego de un tiempo mueren, generando malos olores.

Uno de los puntos más críticos de Las Mercedes es el puente que divide los barrios La Victoria y Villa Taxi debido a que la infraestructura está prácticamente sobre el  fondo de canal, por lo que el paso del agua se dificulta cuando la corriente crece y arrastra basura, barro, tronco y piedras, quedándose todo esto atascado lo que lleva a que se desborde en este sector, afectando a diferentes barrios cercanos.

A la acequia Las Mercedes le arrojan todo tipo de desechos sólidos y aguas residuales. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Nubia Sarria, quien reside justo al frente de la acequia, relató que recuerda como hace 15 años aún se podía disfrutar de un baño en este lugar, pero el crecimiento de las invasiones han sido un gran enemigo, como también la falta de interés por las diferentes administraciones municipales de realizar un intervención a fondo.

Esto todo el tiempo se ha desbordado; entre los vecinos en la parte que divide a La Victoria y a Villa Taxi hemos arreglado para que no sea peor. Le echan mucha basura desde las invasiones que están en la parte alta. Es una problemática que nos afecta a todos los que por acá residimos; le arrojan muchos residuos sólidos, sobre todo plásticos y botellas. A veces traen una máquina, pero solo limpian en el área del puente, no toda la acequia desde principio a fin y así nunca hay solución real“, expresó Sarria.

No dejes de leer: Acequia La Solución repleta de desechos

Añadió que en estos sectores hace falta gestión por parte de los líderes comunales para que ejerzan presión ante la Alcaldía de Valledupar y Emdupar a fin de realizar limpiezas constantes.

En este mismo orden de ideas, Rocío Galindo, otra residente del barrio La Victoria, destacó que la principal problemática de la acequia es la incultura de las personas con el manejo de los residuos sólidos. “Es demasiada basura la que hay en este lugar; también arrojan animales muertos, aguas residuales y esto representa un problema de salubridad”, destacó.

Jhon Jairo Echavarría Galvis, quien labora en una tienda de víveres y abarrotes justo al lado del puente antes mencionado, dijo que si bien es cierto el principal factor que aqueja a la acequia es la basura también lo es la falta de limpieza. “Tenemos más de cinco meses esperando que hagan una limpieza a profundidad y nada que vienen”, refirió.

En el barrio Villa Luz la situación de la acequia no es distinta. Manuela Peña, residente en este sector, dijo: “La basura que echan desde las invasiones en época de invierno se represa debajo del puente y se tapa entonces se desborda en Villa Taxi y Villa Luz. Hemos hechos peticiones en la Alcaldía y nada, el alcalde nos prometió que iba a canalizar la acequia e iba alzar el puente y tampoco. Cuando está el inverno fuerte sufrimos mucho  y en verano es peor por los malos olores”.

CREACIÓN DE POLÍTICA PÚBLICA EN EDUCACIÓN AMBIENTAL

El veedor ambiental Erney Galván Rodríguez considera que una de las acciones que deben realizar los gobernantes es crear una política pública de educación ambiental para enseñar a las personas a darle un buen manejo a los residuos sólidos.

Esta es una ciudad bastante verde en el área urbana y las personas no le estamos dando buen uso a los desechos, tanto sólidos como líquidos, que arrojan en cualquier lugar y las acequias no son la excepción. En la invasión de Villa Taxi sería recomendable pasar por el frente de la misma una línea de alcantarillado porque eso resolvería una problemática ambiental grave que se está generando ahí”, indicó Galván Rodríguez.

La situación de la acequia se agrava en el puente que divide los barrios de Villa Taxi y La Victoria. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

LAS MERCEDES ESTÁ CONCESIONADA

El jefe de la Oficina Técnica de Emdupar, José Laino, manifestó que la acequia Las Mercedes está concesionada a un privado para el aprovechamiento en asuntos de riego.

Te puede interesar: Detectan afectaciones ambientales en el río Guatapurí

Se supone que es esta persona la responsable de velar por el mantenimiento de esa acequia, pero también es cierto que esta no tiene que soportar que la comunidad le arroje basura y es un tema de reciprocidad que no se da porque ni limpian la acequia ni la comunidad deja de ensuciar, entonces le toca a los entes hacer lo que las partes deberían estar haciendo“, recalcó el funcionario.

Explicó que Emdupar no tiene dentro de su objeto social la limpieza y mantenimiento de las acequias, sin embargo, por responsabilidad social en coordinación con Aseo del Norte, admite mitigar este impacto que se genera en las acequias.

Son acciones que se toman por iniciativas propias en respuesta a la comunidad que son ellos mismos que causan ese daño; solo se quejan y no hacen nada por hacer una buena práctica de los residuos sólidos“, acotó Laino.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.