6 marzo, 2019

Robos obligan a reforzar la seguridad en cerro de Santo Ecce Homo

La situación también ha servido para llamar la atención a la comunidad, puesto que aunque se habla de muchos robos, las autoridades no tienen registro de denuncias al respecto.

A partir de ayer se empezaron a realizar los patrullajes durante los días de semana, los cuales generalmente se venían haciendo solo en los fines de semana.

Foto: cortesía DONALD MONTAÑO.

Las jornadas cotidianas de decenas de deportistas que en Valledupar escogen el cerro de Santo Ecce Homo para practicar sus disciplinas, ya sea senderismo o ciclismo, se han visto alteradas por varios sucesos de inseguridad que han afectado a algunas de las personas que ascienden a este reconocido destino ubicado al norte de la capital.

Lea también: Ejercicios en el mirador de Santo Ecce Homo

De acuerdo con el exconcejal Hernán Felipe Araújo Ariza, quien realiza sus actividades deportivas en este lugar, para ellos siempre ha existido el miedo de ingresar al sitio solos por lo cual han optado por entrar en grupos.

“Hace como tres semanas, hay una gente que se mete más temprano, atracaron a un muchacho, le quitaron la bicicleta y como correteamos a la gente la bicicleta se recuperó pero el celular no”, relató Araújo Ariza, quien añadió que también tuvo conocimiento de que el pasado domingo, un día en el que sube mucha gente, las víctimas de hurto fueron unas jóvenes.

Según él, en los últimos casos presentados se ha tratado de dos a cuatro personas que se ubican en puntos estratégicos y se lanzan a atracar a los deportistas con arma blanca, aunque según testimonios de lo acontecido durante el fin de semana señalaron que había personas ya con arma de fuego.

Lea también: Santo Ecce Homo, 11 años esperando el milagro

En consideración de Araújo Ariza, en un día de semana se pueden encontrar hasta a 40 ciclistas rondando en estos senderos, porque como consideró él mismo: “Es un espacio de lujo que tenemos para hacer deporte, para aprovechar la naturaleza aquí al lado de Valledupar”. Por el mismo motivo todos coinciden en que no pueden permitir que el cerro se convierta en un escenario de delitos, mientras quienes salen a hacer sus deportes tiene la preocupación de ser víctimas de algún suceso.

Para Darío Ortiz, otro usuario asiduo de este espacio, hace algún tiempo se vienen presentando robos continuos en el cerro, pero han identificado que no se denuncian ante la Policía por lo cual las autoridades no tienen conocimiento de los hechos.

De la misma manera Alejandro Pico, deportista que tiene como escenario predilecto el cerro, este escenario ya se convirtió en un destino turístico y deportivo importante en la ciudad, pero se ha prestado para que suban personas extrañas a consumir estupefacientes, robar y cometer delitos.

Precisamente, a raíz de las diferentes denuncias expuestas por todos los que realizan sus rutinas en el cerro, y quienes ven afectada su tranquilidad y la seguridad de este espacio abierto a todo el público, se realizó una reunión convocada por la Alcaldía de Valledupar entre algunos de los deportistas y las autoridades municipales; comandante del primer distrito de Policía y el secretario de Gobierno, Gonzalo Arzuza Torrado.

Como resultado de la misma quedaron varios compromisos entre ambas partes. En el caso de los senderistas y ciclistas, el principal acuerdo es el de realizar las respectivas denuncias ante la Policía cada vez que exista un robo, así sea contra persona indeterminada.

Además, se reforzará el acompañamiento desde las 4:30 a.m., hasta las 8:00 a.m., como generalmente se viene haciendo en los fines de semana, según indicó el teniente coronel Wilson Pedroza Sandoval, comandante del Primer Distrito de Policía, quien reiteró que lo más importante es que se hagan las denuncias ya que si esto no es puesto en conocimiento y se llega a presentar la captura de alguna persona sindicada, este organismo no puede hacer nada al respecto.

Igualmente, recordó Pedroza Sandoval, en el puesto de control que se encuentra a la altura del Club Campestre también pueden acercarse las personas a poner en conocimiento de los uniformados cualquier situación irregular de orden público que se presente en la zona.

Otra medida que van a tomar es la de revisar las rutas de acceso que hay hacia el cerro para tener control de las mismas, de tal manera que estén presentes en el recorrido de los uniformados y que allí se pueda hacer la actividad de prevención.

Con la ampliación de la vigilancia, destacó Arzuza Torrado, además de los controles en la parte de senderismo, se harán dos vigilancias intermedias en la ruta de los ciclistas.

Lea también: Mirador del Santo Ecce Homo está en un limbo jurídico

“Se le pidió al Ejército, exactamente al Batallón de Ingenieros, que hicieran patrullajes constantes por la zona del cerro para poderle garantizar a la comunidad que visita el cerro de Santo Ecce Homo la tranquilidad y la seguridad”, sostuvo el funcionario.
Entre tanto, los deportistas esperan que además del fortalecimiento de las medidas de seguridad que ya han empezado a ser efectivas por parte de las autoridades, las mismas se mantengan en el tiempo.

“Queremos que esa respuesta inmediata que hubo ayer y que agradecemos mucho no se acabe cuando exista un cambio de comandante de la Policía porque se establecen unos planes pero cuando llegan los nuevos ya no le dan la misma importancia. Entonces que pueda existir eso de manera permanente porque eso ya es prácticamente un sitio demasiado importante para la ciudad que necesita seguridad”, manifestó Ortiz.

Al mismo tiempo otro de los deportistas, en esta ocasión Pico, sugirió que el municipio considere mejorar las condiciones del cerro con el arreglo de los senderos y una iluminación adecuada, de tal manera que se puesda aprovechar que es un sitio turístico. “Son proyectos que de pronto requieren más inversión sobre todo de la parte de obras del municipio como tal, pero eso también ayudaría a que la gente mire con otros ojos ese lugar y se eviten esas cosas”, agregó Pico.

Por último, Araújo Ariza enfatizó en que lo ideal es que se encuentre una solución de fondo debido a que cada vez que suceden este tipo de hechos, se da una solución pero pasado un tiempo vuelven a tener el mismo panorama.

Por Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co