29 julio, 2020

Roban 36 computadores en colegio de zona rural de Valledupar

La ausencia de los ordenadores afecta considerablemente a los estudiantes dado a que en tiempos de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus las clases son virtuales.

El plantel educativo beneficia a las comunidades de Guaymaral y Los Venados.

FOTO/CORTESÍA.

Cuatro delincuentes armados materializaron un millonario atraco en la Institución Educativa Luis Rodríguez Valera del corregimiento de Guaymaral, jurisdicción de Valledupar, donde sustrajeron un total de 36 computadores portátiles.

Lee también: Los históricos ‘tintes’ de corrupción que empañan a la Gobernación del Cesar

Al parecer, los sujetos se aprovecharon que en las instalaciones del plantel solamente estaba el vigilante para ingresar por un portón de la parte de atrás en la madrugada de este miércoles.

Dice el vigilante que lo intimidaron, lo metieron a la sala múltiple, que imploró que no lo amarraran porque sufre de ataques, por lo que decidieron dejarlo encerrado con uno de los sujetos y los otros tres se dirigieron a la sala de sistema, dañaron la puerta delantera e ingresaron y se llevaron los computadores”, manifestó María Angélica Quiroz Mojica, inspectora del corregimiento de Guaymaral.

Las primeras versiones apuntan a que posiblemente los delincuentes tras cumplir el cometido huyeron en motocicleta porque en el sitio había más elementos de valor como computadores de mesas, televisores y sonido, que no se llevaron.

PIDEN SEGURIDAD

Esta es la segunda vez que la delincuencia deja sin gran parte de los computadores a los estudiantes de esa zona y Los Venados, pues anteriormente también se alcanzaron apoderar de 30 equipos.

“Pido a nuestro alcalde seguridad para este corregimiento porque desafortunadamente estamos solos, solamente contamos con la subestación de Los Venados pero ellos no tienen las herramientas suficientes para los cuatro corregimientos que les competen, hacen las rondas pero necesitamos una subestación, Guaymaral tiene aproximadamente 1.700 habitantes, 370 casas y se necesita seguridad o al menos presencia del Ejército”, puntualizó Quiroz Mojica.

No dejes de leer: Obras inconclusas, sobrecostos y hallazgos fiscales: un resumen del fracaso del CDT del Cesar

El robo tiene inconforme a los pobladores porque por el tiempo de emergencia sanitaria que atraviesa el país por el coronavirus los dispositivos son esenciales para la educación de los estudiantes de primaria y secundaria.

Iván Bolaños Baute, secretario de Educación municipal, por su parte comunicó que este jueves visitará el corregimiento en acompañamiento de la Policía Nacional y Secretaría de Gobierno para realizar un plan de choque que permita garantizar la tranquilidad de la población académica.

Estamos visualizando con la Secretaría de Gobierno un plan de acompañamiento a esos centros de educativos y por parte de la administración estamos identificando la validación del encerramiento de las instituciones, proyecto que es a largo plazo de acuerdo a las condiciones actuales de los recursos”, precisó el secretario.

Agregó que también revisarán los contratos de vigilancia privada tendientes a analizar si están dadas las condiciones para que sea mejorado.

Finalmente, el comandante de la Policía Cesar, coronel Jesús Manuel De los Reyes, anunció que dispuso una comisión especial de investigación criminal para conseguir información que permita capturar a los responsables.

Instó además a la comunidad a cooperar con datos que permitan la recuperación de los computadores portátiles.

Te puede interesar: Mejora el panorama delictivo en el Cesar en tiempos de coronavirus

ANTECEDENTES

Los asaltos en las instituciones educativas ubicadas en el área rural es un mal con el que la población ha tenido que lidiar desde años atrás. Las falencias en infraestructura y seguridad son apenas la ‘punta del iceberg’ de un problema que requiere solución.

En el mes de noviembre de 2019 el turno fue para la Institución Educativa Rodolfo Castro Castro ubicada en el corregimiento de Mariangola. En el sitio los delincuentes ingresaron, amordazaron al vigilante y se robaron unos 60 computadores portátiles.