4 mayo, 2020

Reducir salarios y no pagar primas, la polémica propuesta de Vargas Lleras

En su columna 'Llegó la quincena', el exvicepresidente propuso una reforma al trabajo, según él, para evitar "una masacre laboral" durante la crisis por el coronavirus.

Germán Vargas Lleras.

En su más reciente columna publicada en El Tiempo, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, propuso una reforma laboral que consiste en una reducción de salarios y no pagar las primas en junio y diciembre, como una de las medidas para superar la crisis económica que ha causado la pandemia del coronavirus. Así como para reducir el desempleo en el país.

Lee también: Alcalde de El Copey responsabiliza a Ecopetrol y Transelca por posibles casos de covid-19

En la columna titulada ‘Legó la quincena’, Vargas Lleras critica las medidas que ha tomado el Gobierno para proteger el empleo durante la emergencia sanitaria. Según el exvicepresidente, “se ha quedado muy corto, pues no ha pasado de adelantar vacaciones y autorizar licencias no remuneradas”.

Al tiempo, señaló que es “urgente” darle vía libre a una reforma laboral y adoptar medidas transitorias, entre las que estaría la reducción de los salarios “y la revisión de los contratos de trabajo y las convenciones colectivas, las cuales pueden suspenderse”.

Mencionó también que se deberían “flexibilizar los horarios de trabajo, dadas las actuales medidas de aislamiento y la necesidad de hacer turnos nocturnos, dominicales y festivos”, lo que representaría, según él, el 75 % de los costos para un trabajador con salario mínimo.

En su propuesta de eliminar transitoriamente las primas de junio y diciembre, el excandidato dijo que “si no hay con qué pagar los salarios, muchos menos las primas que valen alrededor de $1billón de pesos”, según explicó.

No dejes de leer: Más de 5.100 empleos se perdieron en Valledupar en dos meses: Dane

Otras de sus propuestas es suspender transitoriamente las cesantías y los intereses de las mismas “que cuestan bastante más de $ 2,3 billones”. Y añadió: “Hay que repensar también, en estas épocas de teletrabajo, en eliminar para estos trabajadores los subsidios de transporte y las dotaciones obligatorias. Solo el subsidio cuesta más de $ 600.000 millones por mes”.

Por último, dijo que, aunque sus propuestas son “delicadas e impopulares”, a la vez son necesarios para evitar una masacre laboral en el país.

REACCIONES

Tras conocerse las propuestas del excandidato presidencial, Germán Vargas Lleras, varias centrales obreras como la Confederación General de Trabajo, CGT, mostraron su rechazo a lo que califican como una venganza del político contra los colombianos por no haberlo elegido presidente.

En un acto que más bien parece una venganza contra los colombianos por no haberlo elegido como presidente, Vargas Lleras pretende que el Gobierno arrase con la legislación laboral, con todos los acuerdos internacionales que protegen a los trabajadores, con los derechos de asociación y negociación y, en especial, con el sagrado deber de los gobernantes a procurar el bienestar de la sociedad colombiana”, expresaron en un comunicado.

Te puede interesar: ¿Cuándo inicia el segundo pago de la Devolución del IVA?

Además, propusieron “reducir los salarios de los congresistas hasta en un 50 por ciento y abocar de inmediato una reforma para adoptar un Congreso unicameral conformado por un número de legisladores en proporción a los habitantes de cada departamento”.

Asimismo, en su cuenta de Twitter, Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, también rechazó la propuesta del expresidente. “¿Vargas Lleras si cree que la economía levantará cabeza llevando a los trabajadores a la miseria? Oportunista, odia a los sindicatos y a los trabajadores, todo el período de emergencia pidiendo reforma laboral y pensional. Vocero de Duque, enemigo de las MIPYMES”, señaló.

Por otro lado, el senador Álvaro Uribe, sin mencionar a Vargas Lleras, se pronunció en su cuenta de Twitter. “El Gobierno Nacional, desde hace varios días, está estudiando (un) subsidio parcial a la nómina y no necesita amenazas de quienes piden derogar el salario mínimo, que aumentaría la confrontación“.