4 octubre, 2020

“Quiero seguir dejando huellas dando lo mejor de mí”: Monsalvo

La primera acción de gobierno del mandatario del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, será convocar a la bancada de parlamentarios para que trabajen de manera conjunta y no de manera individual como siente que se ha hecho hasta el momento.

El gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, dialogó con EL PILÓN sobre el rumbo que le dará a su mandato en los tres años, dos meses y 28 días que le restan. 

Foto: Cortesía/EL PILÓN

Luego de dos meses de permanecer en su hogar y estar fuera del cargo, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco retomó sus actividades el pasado viernes dos de octubre. En diálogo con EL PILÓN el mandatario cesarense habla sobre cómo fue esta experiencia, lo que piensa del fallo y lo que planea en lo que le resta del mandato.

Lee también: “Estamos listos para seguir avanzando en esta carrera política”: gobernador Monsalvo

Cabe recordar que la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia tumbó la sentencia que condenaba al mandatario a cinco años y 16 días de prisión por el delito de corrupción al sufragante, por hechos que se remontan a su primera campaña a la Gobernación por firmar pactos con los representantes de los sectores de invasión Tierra Prometida, Guasimales y Emmanuel, en Valledupar, a cambio de votos.

¿Cómo afrontó estar dos meses fuera del cargo?

Tranquilo y confiado en Dios, teniendo en cuenta que viví momentos más complejos al iniciar mi carrera política, donde las comisiones eran difíciles porque teníamos muchos problemas de orden público, por lo que no me podía mover libremente por el departamento. En mi primera elección a Cámara solo pude visitar Codazzi, La Paz, San Diego y Valledupar, mientras que en el resto del departamento no hice presencia física. Esto me permitió vivir esta situación con mucha madurez.

¿Cómo percibe los cargos que se le acusaban?

 Sabía que había actuado de manera correcta porque firmar una carta con los habitantes de invasiones no fue una idea mía. Simplemente quise cumplir una necesidad de la gente para resolver su problema social. Por ese lado siempre tuve paz interior porque no actué de mala fe.  A mí me endilgaban dos cargos: promotor de invasiones y delito contra el sufragante; el primero se cayó el primer día que empezó el proceso y el segundo en una segunda instancia quedó demostrado que no lo cometí.

Yo soy una persona pública desde hace años y he llevado muchos procesos de contratación, por los que he tenido investigaciones, y me parecía increíble que me cuestionaran una elección cuando recientemente tuve una votación histórica de 279.400. ¿Cómo pretender que con la firma de un documento me robaba una elección?

¿Cómo toma la decisión judicial de segunda instancia?

A Dios gracias lograron hacer claridad, puesto que el delito contra el sufragante es muy claro: debe existir una dádiva o algo que signifique un valor económico; aquí no hubo compra de votos como tal, que es lo que se constituye como un delito.

Fue un tema programático como prometer en un municipio la construcción de un acueducto, vía, hospital o colegio; en este caso buscaba resolver un problema de los barrios de invasión, donde está la gente más necesitada y considero que es donde se deben invertir los recursos públicos.

No dejes de leer: Corte Suprema absolvió a Luis Alberto Monsalvo: regresará al puesto de gobernador

¿Qué hizo durante estos dos meses fuera del cargo?

Suspendí los estudios, me dediqué a esperar el fallo de la justicia. Tuve tiempo para acompañar a mi padre en la administración de la empresa familiar.

¿Qué enseñanzas le deja esta experiencia?

Que Dios tiene un propósito para todas las cosas. Aquí considero que es hacer visible los problemas de las personas que viven en barrios de invasión. Es una batalla más que gano, ahora quiero seguir dejando huellas dando lo mejor de mí. Este impasse permitió además que la familia estuviera más unida.

Al regresar de nuevo a su despacho ¿qué es lo primero que hará?

Convocar a la bancada de parlamentarios para pedirles que trabajemos de manera conjunta y no de manera individual por el bien de la región. La idea es revisar los grandes proyectos para el departamento, el futuro de la minería y de los proyectos energéticos,  la proyección de temas como explotación de petróleo vía fracking, así como la inversión del gobierno nacional en el territorio.

He visto que hemos errado en trabajar muy individualizado y casi con una rivalidad de unos contra otros dentro de la misma bancada de parlamentarios; llegó el tiempo de unificar criterios y que todos hablemos el mismo idioma para solicitar recursos en el Gobierno nacional. No quiero ser un gobernador con decisiones unánimes, sino con el respaldo de ellos; por eso los invité el próximo lunes como mi primera acción de gobierno.

¿Piensa demandar al estado por haberlo separado del cargo en el fallo de primera instancia?

Ese es un tema que está en estudio; el abogado me planteó esa posibilidad. La Fiscalía en la primera instancia dio declaraciones de su aparente “triunfo” y hasta el momento no se ha pronunciado ante el fallo en contra de ellos. Hay que tener presente que hubo injurias y calumnias de parte del abogado de la contraparte.

Lo que si descarto de lleno es una demanda contra el Gobierno nacional porque pese a que se cometió un error no creo que la nación sea la que deba responder por ello.

¿Cómo califica el encargo que hicieron en su coequipero Wilson Solano?

Me pareció acertada, puesto que es un profesional con vasta experiencia, lo que seguramente tuvo en cuenta el Gobierno nacional. Hizo un gran esfuerzo por mantener los proyectos del gobierno departamental, por lo que no se dio crisis ni traumatismos.

Hubiera sido tenebroso que hubiese llegado una persona en encargo con intenciones equivocadas como se ha dado en otras administraciones.

Te puede interesar: La condena que apartó del cargo a Luis Alberto Monsalvo

¿Se van a presentar relevos o cambios en su equipo de gobierno y colaboradores?

Sí. Ya vamos para un año, hay que tener en cuenta que parte del éxito de un gobierno es un equipo de trabajo dinámico; en el tiempo hay que ir ajustando para lograr un equipo consolidado y fuerte. Siento que me falta un poco; a veces me desespero en ver que ciertas iniciativas no se consolidan y el tiempo es mi peor enemigo, por lo que es clave un equipo bien piloso.

¿Qué mensaje le quiere dejar a los cesarenses?

Les agradezco todo el apoyo que me han brindado, esto se convierte en mi motor y en una honra. Quiero esforzarme más para los que han puesto su voto de confianza en mí.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co