30 octubre, 2018

Precauciones para la piel durante el Halloween

Al momento de disfrazar a los pequeños hay que seguir ciertas recomendaciones con el fin de evitar reacciones alérgicas.

Si el niño llega a tener una reacción se debe retirar el maquillaje, aplicar abundante agua y usar hidratante como el áloe o los cristales de la sábila sobre la zona afectada.

Mañana se celebra el tradicional día de Halloween, un día en el que especialmente los niños se disfrazan para asistir a sus colegios o salir por la tarde a pedir dulces como manda la tradición de esta fecha.

Precisamente, con la indumentaria de los pequeños y sobre todo los elementos que se utilizan en muchas ocasiones para maquillarlos de tal manera que se parezcan más al personaje del que son disfrazados, hay que tener un especial cuidado a fin de evitar que termine afectando a los infantes. Esto, porque se pueden provocar enfermedades y contagios en la piel tales como la dermatitis atópica, relacionada con tintes y sustancias, o con el contacto con disfraces hechos de materiales alérgenos.

De acuerdo con la especialista Aida Rojas, del Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, los pequeños se deben maquillar con maquillaje real, no con pintura para la casa o temperas porque estos productos no están apropiados para la piel y pueden generar también dermatitis de contacto. “La recomendación es tratar de conseguir maquillaje especializado, es decir, no comprar ‘pintucaritas’ que venden en la calle porque estos productos no tienen registro Invima y también puede ser de materias primas muy de baja calidad y esto puede ocasionar irritaciones en la piel’’, expresó.

Para la dermatóloga es muy importante que a la hora de arreglar a los pequeños con sus atuendos se empiece por humectar su piel antes de disfrazarlos. Además se debe evitar maquillar las áreas de la piel que estén fisuradas o con heridas porque el maquillaje puede generar irritaciones o sobre infectar algún proceso de base.

Con relación a los maquillajes, estos deben ser vigilados desde el punto de vista dermatológico, por lo que lo ideal es que cumplan con el requisito de ser hipo-alergénicos y aplicarlos durante periodos muy cortos.

Para la experta, los disfraces deben estar confeccionados solamente en telas de algodón y ser prelavados con los jabones indicados, al mismo tiempo que recomendó que no tengan lentejuelas, escarchas o tinturas.

Si en tal caso se presenta una manifestación clínica en la piel, es recomendable que los padres acudan a los especialistas y que no se auto-formulen ni sean formulados por personas que realmente no tengan entrenamiento en piel o en pediatría.