3 febrero, 2021

¿Pavimentación en veredas del corregimiento de Azúcar Buena?

El elevado costo del transporte y el largo tiempo que debe emplear un vehículo para desplazarse de una vereda a otra genera afectaciones económicas y dificultades para la venta de los productos que cultivan los campesinos del corregimiento de Azúcar Buena.

El transporte es costoso porque el mal estado de las vías reduce los vehículos que cargan los productos. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Los habitantes del caserío de La Mesa, perteneciente al corregimiento de Azúcar Buena, ubicado a 2.5 kilómetros de Valledupar, denuncian que las precarias condiciones de las vías veredales les generan altos costos para el transporte y la represión de sus productos cultivados porque se les dificulta conseguir un vehículo que esté dispuesto a transitar por los 84 kilómetros que conforman esta zona.

Lee también: Arroceros de La Guajira solicitan medidas del Gobierno nacional para evitar “quiebra”

De acuerdo con el presidente de las Asocomunas de los corregimientos del norte, Iván Hinojosa, el corregimiento de Azúcar Buena se caracteriza por ser una zona campesina en donde los habitantes de las diferentes veredas siembran tubérculos para comercializarlos en Valledupar, pero el mal estado de las vías impide que puedan transportarlas porque el acceso a estos territorios es complicado para los vehículos que entran.

En el mes de octubre se le hizo una mejora a 13 kilómetros de los 84 kilómetros que tiene el corregimiento. Por la necesidad de los habitantes de las veredas se está haciendo un estudio para la posible pavimentación en placas-huellas de 30 a 40 kilómetros aproximadamente en las diferentes veredas, con el convenio de la Alcaldía de Valledupar y el Centro de Desarrollo Tecnológico, CDT, Cesar”, comentó Hinojosa.

Según el presidente de Asocomunas de los corregimientos del norte de Valledupar, la pavimentación en placas-huella es la única solución para garantizarles a los campesinos una movilidad adecuada para transportar sus productos. Agregó que algunas de las veredas que necesitan el apoyo de este posible proyecto son: Cominos de Tamacal, El Palmar, Cuba Putumayo, La Montaña y La Estrella, trayecto La Mesa-El Mamón, trayecto El Mamón– Estación Sabanitas, Tierras Nuevas, entre otras.

No dejes de leer: Gobernador anunció matrícula cero en la UPC y la UNAD

Aseveró que un vehículo puede emplear en un trayecto 30 minutos aproximadamente, pero tarda una hora y media por el mal estado de las vías. Esto provoca que el precio del transporte sea más costoso y los campesinos pierdan sus ganancias por la necesidad de sacar sus cultivos antes de que estos se dañen.

 LOS CAMPESINOS CLAMAN PAVIMENTO

Los campesinos de la región de Azúcar Buena, que en su mayoría también son indígenas, viven del cultivo del café, guineo, yuca, plátano, malanga, naranja, mamón, maíz, frijol, entre otros productos que se consumen en la región. Debido a esto las vías terciarias son de vital importancia para la distribución de los tubérculos y frutas a otras partes del departamento y el país, según comentó el campesino Andrés Márquez.

Las vías disponibles para que los vehículos lleguen a las veredas a cargar los productos están en mal estado. En su mayoría son trochas intransitables, por lo que se nos hace muy complicado sacar las frutas y tubérculos hacía Valledupar”, comentó Márquez.    

Te puede interesar: Piden que exalcalde ‘Tuto’ Uhía siga en libertad tras fallo por corrupción al sufragante

Agregó que el costo del transporte se encarece debido a que son pocos los conductores que están dispuestos a recorrer estos tramos y por esto muchas veces no ve mayor ganancia de lo que cultiva porque trabaja para pagar el transporte, situación que padecen los demás campesinos de esta localidad.

De acuerdo con el presidente de las Asocomunas de los corregimientos del norte de Valledupar, a los 13 kilómetros que se les hizo la mejoría entre el pasado mes de octubre y diciembre fue una “solución a corto tiempo” porque cuando llegue la época de invierno las zanjas de agua y barro dificultará el tránsito de los vehículos.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.