13 octubre, 2021

¿Por qué los vallenatos debemos contar nuestra historia a través del cine?

En cuanto a la industria cinematográfica, la evolución en la ciudad es poca, empezando porque no se oferta esa profesión; la mayoría de profesionales estudian por fuera y pocos regresan.

Los primeros guionistas de cine certificados. 

Foto de cortesía.

Tengo Fe Films es una academia de cine que hace parte de un proyecto regional llamado ‘Desarrollo Cinematográfico del Caribe’, el cual tiene como objetivo desarrollar una industria cinematográfica propia en toda la región.

Este es un proyecto del  director, productor, guionista y actor Rubén Casalins, diseñado en la ciudad de Nueva York, que ya ha logrado posicionarse como academia en las ciudades de Barranquilla y Valledupar.

 “Hemos tenido resultados muy bonitos en Valledupar. Como es un tema nuevo es complicado conseguir estudiantes, pero por medio del festival de cine poco a poco la gente se va enterando y se va dando cuenta de las oportunidades que ofrecería una industria cinematográfica en la región”, señaló Rubén Casalins.

La academia busca plantear nuevas estrategias para los vallenatos, más allá de la guacharaca, caja y acordeón, política o minas. “La idea es que de forma académica podamos tener profesionales que puedan sacar adelante nuestra cultura por medio del cine”.

CONTAR NUESTRA HISTORIA

Uno de los objetivos principales de la academia es tener personas capaces de escribir, diseñar, dirigir, actuar y producir todo tipo de contenidos cinematográficos y audiovisuales para así lograr activar el mercado de la industria cinematográfica en la región e incentivar el talento local vallenato sin necesidad de traer personas de otros lugares.

“Tenemos un gran problema: todas las novelas que se graban aquí son del exterior, son producciones de Bogotá o de otros lugares, sin embargo, eso no significa que eso sea industria nuestra; ellos cuentan las historias como quieren y las producen desde su punto de vista para sus intereses, más no para el beneficio de nosotros como región y como cultura”.

Agrega: “Qué bonito sería que la academia logre formar profesionales que tomen las riendas y empiecen a contar nuestras historias, a producir y generar empleo para nuestra gente, haciendo que las personas cuenten sus propias historias sin tener que esperar que venga alguien de afuera a hacerlo, sino que seamos nosotros mismos; de esta manera vamos a lograr que la cultura y la historia no se dispersen, no se cuenten mal, no se caricaturicen”.

En cuanto a la industria cinematográfica, la evolución en la ciudad es poca, empezando porque no se oferta esa profesión; la mayoría de profesionales estudian por fuera y pocos regresan.

Y es que el cine es una de las industrias que más produce dinero, y si esta región cuenta con todos los recursos culturales y el talento para llevarlo a cabo, “no se debe desperdiciar la oportunidad”.

“Ojala los líderes políticos y del sector industrial tomen conciencia sobre el tema porque otras regiones ya explotan esta industria que cada vez domina más el mundo”, dijo Casalins.

CERTIFICADOS

Tengo Fe Films ya tiene su propio festival de cine (‘Tengo Fe Films Festival’), el cual genera oportunidades para los estudiantes, ya que les permite contar sus historias y a su vez dar a conocer sus proyectos audiovisuales.

La academia recientemente certificó a los primeros jóvenes guionistas de Valledupar, los cuales iniciaron el proceso educativo de forma presencial en el mes de febrero del presente año, donde aprendieron de cine desde varios roles, lo cual les permitió tener una visión amplia e integral acerca de este arte.

Dentro de dicho proceso formativo los estudiantes aprendieron técnicas de diseño de película, escritura de guion bajo el método sydfield, el cual facilitó el aprendizaje rápido y de calidad. También tuvieron lecciones de actuación para cámara, bases de teatro; y les enseñaron a hacer los storyboards de sus productos audiovisuales.

Melissa Acuña es una de las guionistas certificadas por la academia: “Cuando descubrí e ingresé a la academia nunca imaginé la gran trascendencia que esta tendría para mi vida artística. Con certeza le debo mi auto-exploración artística. Me alinee a una visión que es de gran impacto, a gran escala, que se está materializando paso a paso, y de la cual estoy orgullosa de hacer parte. Se trata de crear industria, dirigir, escribir, planificar, producir y posproducir nuestras historias narrativamente exquisitas”.

Otro de los estudiantes guionistas es Mario Llanos Escalona, quien considera que el cine es una de las máximas expresiones del arte. “Que en Valledupar se esté dando la posibilidad de aprender a hacer cine me parece increíble y aporta muchísimo a la cultura. Si nos remontamos a lo que pasó con la música mexicana, que se dio a conocer por todo el mundo gracias al cine mexicano, podríamos decir que la música vallenata podemos llevarla a todo el mundo a través del cine vallenato”.

Así mismo, Ivanna Luengo manifestó que Tengo Fe Films representa una gran oportunidad para ella, pues desde niña sueña con ser actriz pero la academia no solo la preparó para ello sino que también para ser guionista y productora. “Yo fui a la academia para ser actriz y cuando llegué ‘el profe’ me dijo: ‘Ivanna, lo que pasa es que un actor tiene que saber de todo’”, aseveró la joven.