Publicidad
Categorías
Categorías
Medio Ambiente - 15 julio, 2021

Por primera vez fue liberado un jaguar con collar satelital en el Cesar

La distribución del jaguar ha disminuido aproximadamente en un 50 %. Está categorizado como una especie vulnerable a nivel nacional y se encuentra en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

El jaguar pude recorrer en una noche entre 80 a 120 kilómetros.
El jaguar pude recorrer en una noche entre 80 a 120 kilómetros.

Ayer se realizó por primera vez en el Cesar la liberación de un jaguar hembra (panthera onca) con un collar de localización satelital donado en calidad de préstamo por la Fundación Omacha.

La actividad, desarrollada en la serranía del Perijá, liderada por la Corporación Autónoma Regional de Cesar, Corpocesar, fue llevada a cabo en esa área porque estudios señalan que en la zona hay presencia de más felinos de esa especie.

De acuerdo con Marino Zuleta, médico veterinario de Corpocesar, el jaguar sub adulto fue liberado en aproximadamente 1.950 metros sobre el nivel del mar. Aseveró que por primera vez en la región Caribe se realizó la liberación de un jaguar con un sistema de localización, acotando que el felino está siendo monitoreado en tiempo real por una empresa ubicada en Estados Unidos.

“El jaguar tenía aproximadamente tres meses en el Centro de Atención y Valoración de Fauna, CAV. Fue liberado hasta ahora porque las áreas para la liberación de los felinos en el Cesar y el resto del país están muy escasas. Sin embargo, escogimos la serranía porque desde hace dos meses se estaba estudiando y se determinó que era la mejor zona porque tiene extensos bosques”, manifestó Zuleta.

El especialista comentó que la entidad ambiental quiso en un primer momento liberar al felino en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, pero fue imposible. En ese orden de ideas, explicó que la serranía del Perijá se convirtió en una mejor opción porque por medio de cámaras trampa, fotografías y videos verificaron que en las zonas que hacen parte del municipio de Agustín Codazzi y La Jagua de Ibirico hay pantheras oncas, las cuales ocupan una larga extensión de terreno porque pueden recorrer hasta 250 kilómetros cuadrados.

Así mismo, Pablo Ortega, director de la Red de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, explicó que fue de suma importancia la liberación del jaguar porque es una especie que está catalogada a nivel nacional como vulnerable y en el mundo casi amenazada.

Argumentó que con la reincorporación del animal a su medio natural se busca incrementar la población de ese espécimen.

Lea también: En video: liberan jaguar en la serranía del Perijá

“El jaguar en el lugar que fue liberado no representa un peligro para los seres humanos. Nosotros somos los que afectamos al animal con la transformación del paisaje natural. Un ejemplo de eso es la tala del bosque, que es el área en donde ellos habitan, y también creando procesos de competencia porque les estamos sacando los animales nativos que son sus presas”, explicó Ortega.

Precisó que el jaguar es carnívoro y consume venados, zainos, ñeques o picure y guartinajas. Dentro del grupo de las aves caza pavas de monte, la guacharaca, entre otras.

Acotó que con el collar satelital podrán vigilar rigurosamente al animal porque podrán saber qué áreas transita, las que visita con mayor frecuencia e información ecológica “aún desconocida de esa especie en el Cesar”.

Sobre el tiempo que tendrá el felino con el collar precisó que esos dispositivos tienen un periodo de caducidad de dos a cuatro años y cuando finaliza alguno de los dos periodos se desprende el collar de manera automática. Cuando eso suceda miembros de la Fundación Omacha se desplazarán en compañía de la corporación al sitio donde esté el collar para recargarlo y ponérselo a otro animal que se reincorpore al medio natural.

¿CÓMO FUE CAPTURADO EL JAGUAR?

De acuerdo con el director de la Red de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, el jaguar fue capturado por un campesino que tiene una parcela en el municipio de Agustín Codazzi. En ese sentido, relató que el trabajador del campo se estaba viendo afectado porque sus animales de corral eran atacados por el jaguar.

“El felino fue capturado por el campesino en una jaula en la que puso una carnada. Luego de haber atrapado al animal el señor puso en conocimiento del hecho a la administración municipal de Agustín Codazzi, quienes avisaron a la corporación. De inmediato nos trasladamos al lugar y los rescatamos para llevarlo al CAVF”, comentó Ortega.

Le puede interesar: Realizan repoblamiento piscícola en la Ciénaga Mata de Palma, en el Cesar

Agregó que según información suministrada por el campesino los ataques a sus animales no solo eran efectuados por el jaguar hembra que liberaron.

El ciudadano aseveró el jaguar tenía un compañero macho de mayor tamaño que posiblemente pudo realizar ese tipo de ataques.

En la liberación también estuvo presente la Mesa Ambiental de la serranía del Perijá, la cual fue represantada por Tania Duran, miembro de dicha entidad. La ambientalista explicó que realizaron una articulación con los campesinos de la región y Corpocesar para que se llevara a cabo la liberación del felino. Acotó que esperan programar con la corporación más liberaciones de animales vulnerados.

UNA ESPECIE EN PELIGRO

De acuerdo con el director regional de World Wildlife Fund, WWF, para América Latina y el Caribe, Roberto Troya, el 50 % de los jaguares están amenazados y ha perdido su distribución en sus áreas naturales al punto de llegar a la extinción en países como El Salvador y Uruguay.

Según la organización, en América Latina el 80 % de la población de jaguares vive en la Amazonía brasileña, mientras que el resto se expone a la reducción de su hábitat, su escasa conservación o la intervención humana a través de la cacería furtiva.

Troya aseveró que la pérdida de los espacios para el desarrollo de la especie está obligando a los felinos a salir de su hábitat, cuando ocurren incendios forestarles o la actividad humana reduce el espacio donde habitan, provocando así que el animal se acerque a parcelas y fincas a consumir las especies que por intervención del hombre no están en su respectivo hábitat.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

@namiibb

Medio Ambiente
15 julio, 2021

Por primera vez fue liberado un jaguar con collar satelital en el Cesar

La distribución del jaguar ha disminuido aproximadamente en un 50 %. Está categorizado como una especie vulnerable a nivel nacional y se encuentra en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.


El jaguar pude recorrer en una noche entre 80 a 120 kilómetros.
El jaguar pude recorrer en una noche entre 80 a 120 kilómetros.

Ayer se realizó por primera vez en el Cesar la liberación de un jaguar hembra (panthera onca) con un collar de localización satelital donado en calidad de préstamo por la Fundación Omacha.

La actividad, desarrollada en la serranía del Perijá, liderada por la Corporación Autónoma Regional de Cesar, Corpocesar, fue llevada a cabo en esa área porque estudios señalan que en la zona hay presencia de más felinos de esa especie.

De acuerdo con Marino Zuleta, médico veterinario de Corpocesar, el jaguar sub adulto fue liberado en aproximadamente 1.950 metros sobre el nivel del mar. Aseveró que por primera vez en la región Caribe se realizó la liberación de un jaguar con un sistema de localización, acotando que el felino está siendo monitoreado en tiempo real por una empresa ubicada en Estados Unidos.

“El jaguar tenía aproximadamente tres meses en el Centro de Atención y Valoración de Fauna, CAV. Fue liberado hasta ahora porque las áreas para la liberación de los felinos en el Cesar y el resto del país están muy escasas. Sin embargo, escogimos la serranía porque desde hace dos meses se estaba estudiando y se determinó que era la mejor zona porque tiene extensos bosques”, manifestó Zuleta.

El especialista comentó que la entidad ambiental quiso en un primer momento liberar al felino en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, pero fue imposible. En ese orden de ideas, explicó que la serranía del Perijá se convirtió en una mejor opción porque por medio de cámaras trampa, fotografías y videos verificaron que en las zonas que hacen parte del municipio de Agustín Codazzi y La Jagua de Ibirico hay pantheras oncas, las cuales ocupan una larga extensión de terreno porque pueden recorrer hasta 250 kilómetros cuadrados.

Así mismo, Pablo Ortega, director de la Red de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, explicó que fue de suma importancia la liberación del jaguar porque es una especie que está catalogada a nivel nacional como vulnerable y en el mundo casi amenazada.

Argumentó que con la reincorporación del animal a su medio natural se busca incrementar la población de ese espécimen.

Lea también: En video: liberan jaguar en la serranía del Perijá

“El jaguar en el lugar que fue liberado no representa un peligro para los seres humanos. Nosotros somos los que afectamos al animal con la transformación del paisaje natural. Un ejemplo de eso es la tala del bosque, que es el área en donde ellos habitan, y también creando procesos de competencia porque les estamos sacando los animales nativos que son sus presas”, explicó Ortega.

Precisó que el jaguar es carnívoro y consume venados, zainos, ñeques o picure y guartinajas. Dentro del grupo de las aves caza pavas de monte, la guacharaca, entre otras.

Acotó que con el collar satelital podrán vigilar rigurosamente al animal porque podrán saber qué áreas transita, las que visita con mayor frecuencia e información ecológica “aún desconocida de esa especie en el Cesar”.

Sobre el tiempo que tendrá el felino con el collar precisó que esos dispositivos tienen un periodo de caducidad de dos a cuatro años y cuando finaliza alguno de los dos periodos se desprende el collar de manera automática. Cuando eso suceda miembros de la Fundación Omacha se desplazarán en compañía de la corporación al sitio donde esté el collar para recargarlo y ponérselo a otro animal que se reincorpore al medio natural.

¿CÓMO FUE CAPTURADO EL JAGUAR?

De acuerdo con el director de la Red de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, el jaguar fue capturado por un campesino que tiene una parcela en el municipio de Agustín Codazzi. En ese sentido, relató que el trabajador del campo se estaba viendo afectado porque sus animales de corral eran atacados por el jaguar.

“El felino fue capturado por el campesino en una jaula en la que puso una carnada. Luego de haber atrapado al animal el señor puso en conocimiento del hecho a la administración municipal de Agustín Codazzi, quienes avisaron a la corporación. De inmediato nos trasladamos al lugar y los rescatamos para llevarlo al CAVF”, comentó Ortega.

Le puede interesar: Realizan repoblamiento piscícola en la Ciénaga Mata de Palma, en el Cesar

Agregó que según información suministrada por el campesino los ataques a sus animales no solo eran efectuados por el jaguar hembra que liberaron.

El ciudadano aseveró el jaguar tenía un compañero macho de mayor tamaño que posiblemente pudo realizar ese tipo de ataques.

En la liberación también estuvo presente la Mesa Ambiental de la serranía del Perijá, la cual fue represantada por Tania Duran, miembro de dicha entidad. La ambientalista explicó que realizaron una articulación con los campesinos de la región y Corpocesar para que se llevara a cabo la liberación del felino. Acotó que esperan programar con la corporación más liberaciones de animales vulnerados.

UNA ESPECIE EN PELIGRO

De acuerdo con el director regional de World Wildlife Fund, WWF, para América Latina y el Caribe, Roberto Troya, el 50 % de los jaguares están amenazados y ha perdido su distribución en sus áreas naturales al punto de llegar a la extinción en países como El Salvador y Uruguay.

Según la organización, en América Latina el 80 % de la población de jaguares vive en la Amazonía brasileña, mientras que el resto se expone a la reducción de su hábitat, su escasa conservación o la intervención humana a través de la cacería furtiva.

Troya aseveró que la pérdida de los espacios para el desarrollo de la especie está obligando a los felinos a salir de su hábitat, cuando ocurren incendios forestarles o la actividad humana reduce el espacio donde habitan, provocando así que el animal se acerque a parcelas y fincas a consumir las especies que por intervención del hombre no están en su respectivo hábitat.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

@namiibb