14 agosto, 2019

Por poca entrada, productos de la canasta familiar repuntaron en precios

Debido a la poca entrada de camiones al mercado público, varios productos de la canasta familiar aumentaron de precio en la presente semana.

Algunos precios de productos básicos de la canasta familiar se dispararon en la presente semana.

FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ

Debido a la poca entrada de camiones al mercado público, varios productos de la canasta familiar aumentaron de precio en la presente semana, por lo que las amas de casa salieron sorprendidas por los pocos alimentos que pudieron comprar.

El tomate que estaba a dos mil pesos el kilo, nuevamente aumentó y subió a los $4.000 el kilo (a la ama de casa), mientras que otros productos como la cebolla roja y blanca se mantienen en su precio.

El plátano ha cedido un poco su precio y de $1.200 la unidad que se cotizó semanas atrás, ayer se encontraba a $700 el de primera y a $500 el de segunda.

El guineo verde que llegó a cotizarse a $3.000 kilo, ayer se encontraba a $2000 y 20 unidades por $2.000.

El comerciantes de la Central de Abastos, Darwin Mansbach, explicó que hay otros productos que han venido disminuyendo sus precios, caso de la canasta de huevos que al por mayor se consigue entre $7.800 y $7.900.

“El pollo se mantiene estable y el kilo de pechuga se cotiza entre $7.000 y $7.200 para el tendero, cosa contraria al tomate que hubo una disminución de la oferta y subió a 50 mil pesos la canastilla de 25 kilos (precio al por mayor)”, dijo Mansbach.

La papa que la semana pasada se cotizaba a 32 mil pesos el bulto de 50 kilos, en el día de ayer subió a 35 mil pesos, precios de la Central de Abastos, es decir a mayoristas.

Mientras que el cebollín, que el pasado viernes estaba a 60 mil pesos el bulto de 30 kilos, bajó a 55 mil pesos.

Entre tanto, frutas como la guayaba y tomate de árbol también empiezan a bajar y de 60 mil pesos el bulto de 25 kilos, ayer se encontraba a 45 mil pesos.

Lina Rojas, ama de casa, explicó que uno de los productos que le sigue pareciendo que está muy elevado es el plátano y el guineo verde, “ya es poco lo que uno puede llevar a la casa, porque todo sigue caro”.

Una de las formas de ahorrar en la canasta familiar es comprando en las plazas de mercado, debido a que hay productos en cosecha que le pueden salir más económicos, no paga el impuesto a la bolsa, entre otros, además que los productos son más frescos.