13 abril, 2020

Personal médico teme laborar sin elementos de bioseguridad

En aras de evitar contraer el Covid-19, los profesionales de la salud enfatizan en la importancia de laborar con elementos de protección personal como las mascarillas, uniformes antifluidos, guantes y polainas.

Los profesionales de la salud están expuestos en un mayor porcentaje de contraer el Covid-19. Referencia/EL PILÓN

Miedo es lo que impera en muchos profesionales de la salud del Cesar y del resto del país al estar en riesgo latente de contraer el coronavirus por el contacto diario que tienen con pacientes, la situación de la pandemia se agudiza con el fallecimiento de dos médicos el pasado sábado en Bogotá por cuenta de esta enfermedad: un anestesiólogo e intensivista y  un joven médico de 33 años.

Para contrarrestar esta situación recalcan en la importancia de laborar con elementos de protección personal según el tipo de atención, e invitan a que los gerentes de hospitales garanticen los recursos para que estos elementos se utilicen.

Nosotros estamos expuestos directamente no solo por tocar los pacientes, sino por estar en el mismo recinto de aquellos que sufren enfermedades respiratorias, por lo que tienen que existir unas medidas estrictas de bioseguridad como las mascarillas N-95, uniformes antifluidos, guantes y polainas (que actúan como una barrera protectora sobre los zapatos, que luego de ser usados deben ir a la caneca de la basura)”, explicó el presidente del Colegio Médicos de Valledupar y del Cesar, Joaquín Maestre Vega.

Para el experto, lo ideal es que médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, camilleros, entre otros, que deben prestar sus servicios en salas de urgencias, hospitalización, unidades de cuidado intensivo, salas de cirugía y consulta externa al momento de terminar su turno se bañen fuera de su casa para no exponer a los integrantes de su hogar de un posible virus, precisando que ellos no solamente están en riesgo, sino que pueden ser propagadores de la pandemia.

EL ‘TIRA Y AFLOJE’ DE CLÍNICAS Y ARL

De la misma manera, mencionó que entre las dificultades que afrontan frente a esta enfermedad está ‘el tira y afloje’ de clínicas y las Administradoras de Riesgos Laborales, ARL, frente a quienes deben suministrar los elementos de protección en el ejercicio de su profesión. “El gobierno y algunas clínicas ‘se están tirando la pelota’ en este tema. Mientras que el Gobierno dice que las ARL deben dar un porcentaje de los elementos de protección, las clínicas dicen que son las ARL las que deben suministrarlos. En ese juego el personal médico resulta afectado”, aseveró.

Lee aquí también: Exsecretario de Salud Holmer Jiménez, nombrado nuevo gerente del HEAD

Maestre Vega mencionó que la mayoría de los médicos en el Cesar están contratados por prestación de servicios, por lo que deben pagar su seguridad social, y que en ciertas clínicas les notificaron que tenían que ir a las ARL para que le dieran sus elementos de bioseguridad cuando el que genera el riesgo es la empresa hospitalaria.

SEGUIRÁN CON SU LABOR

Pese a estos miedos, el personal de la salud sigue en su labor con la consigna que se graduaron para salvar vidas, pero insisten en que les suministren las medidas de bioseguridad requeridas. “Quieren jugar con esto y esto implica la vida del personal médico”, recalcó el presidente del Colegio Médicos de Valledupar y del Cesar.

Importancia de mascarillas n-95

Aunque las mascarillas bloquean la entrada de grandes partículas a la boca, un respirador o mascarilla N-95 que se ajuste mejor es mucho más efectivo para protegerse de enfermedades que se transmiten por el aire. Este elemento obtiene su nombre por el hecho de que puede bloquear al menos 95 por ciento de las partículas pequeñas.

“El personal médico no debe usar mascarillas quirúrgicas porque estas no protegen correctamente, tal vez evita que se vaya muy lejos el virus cuando la persona estornuda o habla, pero no va a proteger que el virus entre al respirar”, explicó Maestre Vega.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co