25 abril, 2019

Persistentes tras la corona de rey infantil

Durante la jornada inicial de la primera ronda, con merengue y paseo, varios rostros retornaron a un escenario que ya se ha vuelto habitual para ellos.

Así como Luis Camilo varios participantes vuelven a intentar una vez más conseguir el triunfo en la categoría Infantil de acordeoneros del festival. 

Foto: DANIELA RINCONES JULIO.

Con el inicio de las competencias en la categoría Infantil del Festival de la Leyenda Vallenta se abrió nuevamente la oportunidad para los 34 niños que se inscribieron este año en el concurso de obtener la corona de rey infantil, que hasta ahora ostenta Jerónimo Villazón Murillo.

Dando muestras de la disciplina que tienen y el esmero que dedican a su preparación, los mayores de siete años y menores de 14, llegaron hasta el Centro Recreacional La Pedregosa para dar su mejor esfuerzo en las tres tarimas que están dispuestas para el desarrollo de la competencia.

Entre los nombres que figuran dentro de los participantes se repiten muchos que en anteriores ocasiones ya se han enfrentado en esta categoría y quienes siguen insistiendo en alzarse con el título.

Aquí, el empeño, la persistencia y la pasión, logran su mayor expresión puesto que es lo que muestran los más pequeños quienes a la vez garantizan que la música tradicional vallenata tenga futuro y siga creciendo.

Uno de ellos, José Liberato Villazón, es de los que ha llegado a esta nueva versión del festival con el objetivo bien fijado. El año pasado alcanzó a estar entre los finalistas que hicieron su presentación en la tarima Colacho Mendoza del Parque de la Leyenda Vallenata, donde finalmente triunfó su primo.

Para afrontar el reto de este año inició su preparación desde finales de enero pasado en compañía de la caja y la guacharaca.

“También me venía preparando solo con el profesor desde que terminé el festival, de una desde el año pasado”, aseguró Villazón quien ya completa, con esta, tres participaciones.

Así como él, Luis Camilo Angulo Lima, quien tiene 12 años y hace seis toca el acordeón, se encuentra concursando por tercera vez en el Festival Vallenato.

Aunque como él mismo expresó, aún no ha pasado de la segunda ronda sigue entregando lo mejor de sí mismo para obtener un mejor resultado. En cuanto a los demás niños a los que se enfrenta destacó que están muy bien preparados.

“Me gustaría tenerlo como un hobby y también seguir viniendo a competencias”, reconoció sobre su proyección en la interpretación de este instrumento.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co