15 febrero, 2021

Socializan proyecto de vivienda social en corregimientos de Valledupar

A través de una mesa de trabajo con talleres de diseño participativo, autoridades locales y representantes del Ministerio de Vivienda socializaron con la comunidad el programa de vivienda de interés social 'Vivienda Social Para el Campo'.

Los encuentros se realizaron en diferentes corregimientos de Valledupar. 

FOTO/CORTESÍA.

A través de una mesa de trabajo con talleres de diseño participativo, autoridades locales y representantes del Ministerio de Vivienda socializaron con la comunidad el programa de vivienda de interés social ‘Vivienda Social Para el Campo’.

Cabe recordar que Valledupar fue favorecida con 50 casas, luego de participar en la primera convocatoria de la política de vivienda rural que construirá a través del programa social para el campo  10.299 viviendas  rurales en todo el país. El propósito es reducir el déficit habitacional en las zonas rurales y mejorar la calidad de vida de los hogares campesinos.

No es solo construir las paredes y ya, por eso estamos aquí socializando, queremos que la gente de acuerdo a las necesidades conozca lo que se va a realizar. Es un programa de construcción de vivienda nueva para quienes no tienen casa”, destacó Mivivienda.

La funcionaria también explicó los requisitos: tener un predio con titularidad y sana posesión, y que no hayan recibido subsidios. Además, aclaró que se les dará prioridad a  las mujeres cabeza de hogar, adultos mayores,  familias con menores de edad, personas con discapacidad, víctimas del conflicto armado, personas en proceso de reincorporación, entre otras. “Estas consideraciones no excluyen al resto de la población rural”, finalizó.

Por su lado, la gerente de Fonvisocial, Lilybeth Ramírez, señaló que para la selección de los beneficiarios, Fonvisocial será la encargada de realizar un censo y las caracterizaciones de las familias. Luego, esa información será entregada al Ministerio de Vivienda para el respectivo cruce, lo que determinará quiénes serán los favorecidos.

Estos proyectos participativos son importantes porque nos permiten reactivar nuestra economía,  porque se emplea mano de obra local y esto a su vez ayuda a reducir la brecha social entre el área rural y el área urbana y qué mejor forma de hacerlo que disminuyendo el déficit de vivienda a través de un techo propio y digno“, culminó Lilybeth Ramírez.

Importante destacar que las viviendas tendrían un valor de hasta 70 SMLMV, un área construida entre los 54 y 56 metros cuadrados y estarían conformadas por tres habitaciones, un baño, cocina, salón múltiple y cuarto de herramientas.