9 octubre, 2019

Medios de transporte alternativos, opción de pocos

En Valledupar se perciben pocas personas utilizando bicicletas como vehículo de transporte diario; los que lo usan destacan que es la mejor forma para mantenerse en forma, desplazarse con facilidad y economía.

Ismael Daza  Mojica, es un vallenato de 54 años, que tiene 35 años de estar manejando bicicletas en Valledupar. 

Foto: Joaquín Ramírez.

Caminar o manejar en bicicleta para ir al trabajo, sitios de estudios o lugares para hacer alguna diligencia es una práctica poco común en la capital del Cesar. Un vallenato de 54 años, que tiene 35 años de estar manejando bicicletas en Valledupar, actualmente es repartidor de correspondencia, es uno de los pocos que prefiere este medio de transporte por la sencillez, facilidad y economía que le brinda.

Se trata de Israel Díaz Mojica, mensajero en la empresa de telecomunicaciones Telecom por 14 años y ahora es independiente; él reitera: “Uno en bicicleta se mete por cualquier lado, sin importar trancón o espacios pequeños en la carretera; además, me permite estar en buen estado físico”.

Este biciusuario recorre los cuatro puntos cardinales de la ciudad. “Andar en cicla es económico porque no requiere de gasolina; solo es echarle aire y hacerle mantenimiento. He tenido los medios económicos para comprar una moto, pero no he querido, puesto que este medio tiene más riesgo de accidentes y atracos. La bicicleta es cómoda, se recorre la ciudad sin complicación, es ideal para la gente vulnerable que no tiene cómo comprar un medio de más valor”, manifestó.

¿Y las bicicletas públicas?

Él es de los pocos vallenatos que utiliza bicicletas como vehículo de transporte diario. En este sentido, algunos integrantes de la comunidad se preguntan ¿qué pasó con el programa de las bicicletas públicas que le permitía movilizarse a personas de bajos recursos? Al respecto, el ingeniero industrial, exconcejal y amante a las bicicletas, Hernán Felipe ‘Pipe’ Araújo, argumenta:Es lamentable que las bicicletas públicas no se sigan implementado. Lanzar un programa es muy fácil, lo difícil es el sostenimiento; aquí somos expertos en mostrar fotos de cuando algo inicia, pero no se garantiza el mantenimiento de iniciativas como las bicicletas públicas para que se mantengan en el tiempo”. 

Araújo, con un grupo de amigos, practica el ciclo-montañismo, que según él “es distinto al uso de bicicletas a diario, puesto que se hace por temas de salud o salir de la rutina, que se hace por lo general en la mañana bien temprano.  Las bicicletas públicas es un tema más enfocado en un grupo de personas (como obreros, pintores, celadores, aseadores, cocineros, entre otros) que no tienen cómo pagar un bus, una moto o un taxi. Para ellos debería existir una política pública. 

Trajo a colación un estudio del 2013 de Valledupar Cómo Vamos, donde la ciudad estaba en un puesto destacado a nivel nacional en viajes en bicicletas, superando a ciudades como Pereira, Ibagué, Bucaramanga, Cali, Medellín y Barranquilla, donde solo le superaban Manizales y Yumbo, “pero en la actualidad estoy casi seguro que el panorama es otro por el desestimulo y eliminación del ciclocarril de la carrera novena y la calle 17, sumado al estancamiento del programa de bicicletas públicas. Esta administración se empeñó en acabar los ciclocarriles, pero no resolvió ningún problema porque se siguen percibiendo las bahías de parqueo del lado izquierdo de la novena”, sustentó.

Este practicante de ciclomontañismo exhorta: “A la nueva administración que se posesione en el 2020 que entienda que la bicicleta no es un tema de moda, de unos gomosos que quieren hacer ciclo-montañismo, sino que es el clamor de una gente  que usa la bicicleta por necesidad, porque es más económico que los otros medios de transporte”.

El programa de biciletas públicas, que se lanzó en la capital del Cesar en octubre del 2016, en la actualidad está paralizado.

“Próximamente se retomará este programa”: Alcalde

Frente a esta situación, el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, indicó: “El programa de bicicletas públicas lo gestionó esta administración ante el Ministerio de Transporte y este nos entregó las primeras bicicletas públicas en comodato.  Como hubo un cambio de gobierno la directriz de la cartera fue suspender el uso de las bicicletas públicas, porque en vez de comodato quieren entregarlas en donación, donde los entes territoriales deben responder por esas bicicletas. Nos dijeron que mientras se hacían los trámites legales de la donación, debemos parar el servicio”.

Agregó: “Ya estamos a punto de firmar la donación. A las bicicletas se les acaba de hacer un mantenimiento preventivo y correctivo; están en buen estado. Apenas se solucione el tema legal entrarán en servicio en los próximos días para los ciudadanos. Aún no se sabe fecha exacta porque no depende de nosotros, sino del documento que debe emitir el Ministerio de Transporte. Actualmente estas bicicletas están en el Parque de la Leyenda Vallenata custodiadas en una de las bodegas para que no las utilice nadie y no se dañen”.

Al hacer un análisis del programa de Bicicletas Públicas asegura que fue: “Un éxito, con más de 3.200 usuarios inscritos, una buena rotación y uno de los más movidos del país. Veníamos bien, prueba de ello es que construimos cinco biciestaciones más. Pienso que a principio de noviembre podemos tener todo el servicio andando”. 

Al indagarle porque anteriormente promovían los consejos de gobierno en bicicletas y los ciclopaseos, que ahora no se observan, el mandatario de los vallenatos dijo: “Muchas veces nos hemos ido en bicicletas; hemos promovido el día sin carro y motos y los ciclopaseos. Se han parado un poco, más que todo por el tema de agenda, pero esta estrategia va hasta el 31 de diciembre”. 

Ramírez Uhía invita al uso de medios de transportes no motorizados y amigables con el medio ambiente. “La bicicleta es una buena opción para la salud, el medio ambiente y movilidad. Invitamos a todos a usar la bicicleta, no solo para hacer deporte, sino para las tareas a diarios que hay que hacer, teniendo en cuenta que Valledupar es la ciudad propicia para manejar ciclas”.

Por su parte, el secretario de Tránsito, Víctor Arismendy Arias, aseguró que este programa está paralizado porque esas bicicletas nunca han sido de la Alcaldía, sino del Ministerio de Transporte. “Ante el cambio de gobierno presidencial no alcanzaron a hacer los convenios. No solo ocurre en Valledupar, sino en otros municipios del país donde se da este programa. El Ministerio dice que en cualquier momento sale la resolución donándoselas a los municipios, entre esos Valledupar, para que le podamos dar uso”.

Al preguntarle si las bicicletas al estar guardadas se garantiza que estén en buen estado, comentó que: “Son como cualquier bicicleta guardada en la casa, solo es echarle aire a la llanta, cambiarle los neumáticos, engrasarla y listo”.

Así lucen las estaciones de biciletas públicas; sin ciclas y usados por algunos como sillas. Foto: Joaquín Ramírez.

200 bicicletas para Valledupar

El secretario de Tránsito Municipal recordó que en Valledupar hay 60 bicicletas y el Ministerio prometió 60 bicicletas más. “Independientemente de esto ante la demora del Ministerio de Transporte en hacer la donación, tomamos unos recursos y se contrataron 80 bicicletas  con rubros de la Secretaría de Tránsito, las cuales no las van a entregar la próxima semana, donde cada bicicleta costó alrededor de 700 mil pesos. Son bicicletas en piezas de aluminio, no de hierro normal; este material es más resistente y es más fácil de transportar; es un material más resistente a la corrosión que el hierro, que se pudren o se dañan más fácilmente”.

La meta, enfatizó el funcionario, es entregarle a la ciudad 200 bicicletas públicas y ocho biciestaciones (ubicadas en el parque El Viajero, parque Las Madres y Biblioteca DepartamentaI, que fueron las iniciales; luego se construyeron cinco más, ideados para corredores universitarios: Sena, Udes, Fundación Universitaria del Área Andina, UPC Sabanas y en la Terminal de Transportes).

“Valledupar tiene todas las condiciones para moverse en bicicletas porque por el tamaño de la ciudad, que no es ni muy pequeña ni muy grande, permite desplazarse en varios puntos de la ciudad; es una ciudad plana, lo cual favorece esos desplazamientos; pese a las altas temperaturas del trópico, es arborizada; y tiene un buen sistema vial, bajo la modalidad sostenible.  En este gobierno se construyó la avenida Fundación, la nueva avenida Emiliano Zuleta, la carrera 27 hasta Lorenzo Morales, la avenida 450 Años y la calle 44; todas estas avenidas nuevas tienen cicloruta o fuera de vía, lo que quiere decir que no compiten con el automóvil, por eso diseñamos una ciudad con movilidad sostenible”, puntualizó Arismendy Arias.

¿Sabía usted que…

Mañana, a las 5:00 p.m., habrá un ciclo paseo en Valledupar. La ruta a seguir será: Parque El Viajero, glorieta Pedazo de Acordeón, Palmeto, Tienda El Diamante, colegio Instpecam, Calle 12 y retorna al parque El Viajero?

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN Correo electrónico: annelise.barriga@elpilon.com.co