10 septiembre, 2019

Los polémicos exalcaldes que buscan regresar al poder

Para las próximas elecciones del 27 de octubre, en 13 municipios del Cesar hay candidatos a las alcaldías municipales que ya fueron elegidos. La mayoría terminaron su periodo con investigaciones disciplinarias y penales, sin embargo, más de la mitad tienen posibilidades de regresar al poder.

Fredys Socarrás, Henry Chacón, Henry Oñate Fragozo, Juan Carlos
Araújo y Olga Rojas Trespalacios

A menos de mes y medio para definir quién ocupará el puesto de Gobernador del Cesar y quiénes estarán a cargo de los 25 municipios del Cesar, de los 152 candidatos a las alcaldías que se inscribieron en la Registraduría Nacional, alrededor de 14 candidatos ya ocuparon el cargo de alcalde, no obstante, la mayoría, con posibilidades de regresar al poder, tiene a sus espaldas investigaciones disciplinarias o penales, aunque algunas ya se cerraron. Otros, al contrario, lograron terminar su mandato sin investigaciones.

Empezando con Valledupar, la capital del Cesar, el exacalde Freddys Socarrás presentó su nombre para regresar al principal cargo municipal. Con una campaña austera y sin mucho protagonismo, Socarrás fue señalado en meses pasados como presunto responsable de los delitos de peculado e interés indebido en contrato, por el sonado caso del ‘cambiazo’ de lotes de Mercabastos con la familia Reyes. Al tiempo, la Fiscalía solicitó la preclusión de la investigación contra el exalcalde de Valledupar, sin embargo, mientras el proceso está pendiente de una resolución, Socarrás recorre las calles de la ciudad haciendo proselitismo político.

BARÓN ELECTORAL

Henry Chacón es uno de los pocos varones electorales del Cesar. Ha sido elegido alcalde de Curumaní dos veces, pero no ha logrado completar ninguno de los mandatos, en parte, culpa de un proceso abierto en su contra cuando fue alcalde por primera vez. Para las elecciones del 2000 demandó los resultados en los que había sido derrotado por Efrén Moreno. Como le dieron la razón, estuvo año y medio como alcalde municipal.

Pero cuando gobernaba por segunda vez en Curumaní (2012-2015) fue acusado de participar en el asesinato de la concejala Cristina López de Moreno en noviembre de 2003. Chacón estuvo prófugo de la justicia luego de la orden de captura en el 2014 hasta que se suspendió el proceso. Pese a las acusaciones, es tal su fuerza que logró que su esposa y coequipera Laura Herrera fuera elegida en el 2015, aunque solo gobernó menos de un mes por estar inhabilitada.

Este año regresó con la Alianza por Curumaní y hace parte de los tres candidatos fuertes, junto a Celenia Acosta y Alex Oliveros. “Lo que pasa con Henry (Chacón) es que hay gente que lo ha visto como un perseguido político, ha calado ese discurso. Y pues su forma de ser, cuando fue alcalde no andaba en camionetas o era cerrado, contrario es abierto y descomplicado; y por supuesto que cuenta con maquinaria. Todo eso lo mantiene vigente”, señala una persona que prefiere el anonimato. Por otro lado, señala otra fuente que su elección podría “desestabilizar institucionalmente a Curumaní por la incertidumbre en su proceso”.

LAS CANITAS DE MACHADO

En Becerril las campañas a la Alcaldía son a otro precio. Para llegar al principal cargo municipal se necesita un fuerte músculo financiero, factor con el que cuenta el exalcalde y hoy candidato Raúl Machado. Avalado por el partido de la U, el exmandatario fue protagonista en el 2015, cuando era alcalde, por dar positivo en una prueba de alcoholemia en la avenida Sierra Nevada, en Valledupar.

Además, fue señalado de ser el protagonista de un video que circuló en redes donde con cuchillo en mano peleaba a las afueras de un puesto de votación. En su momento, Machado se defendió en medios asegurando que la reacción fue en defensa porque iban atentar “contra la familia”.

PUJA DE EXALCADES

En Manaure, Cesar, los favoritos ya fueron alcaldes y ambos terminaron con investigaciones. De los tres candidatos, Fabio Costa Romero es el único que no ha ocupado el cargo. Tanto Henry Oñate Fragozo como Juan Carlos Araújo tienen la experiencia pero también investigaciones.

Oñate Fragozo tras su mandato estuvo investigado por el delito de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades, y por ello se le condenó a cuatro años de prisión, pero en segunda instancia la decisión fue revocada.

Por su lado, Juan Carlos Araújo, alcalde de 2012 a 2015 fue investigado disciplinariamente por la Procuraduría por un contrato de pavimentación urbana. Juan Araujo, inscrito por el movimiento Para que Manaure Siga Ganando, y Henry Oñate, coavalado por tres partidos (Conservador, Liberal y ASI), son los favoritos de la contienda, según conocedores de la política local.

JUSTO A TIEMPO

Por irregularidades en el manejo de recursos recuperados para el municipio de San Diego, en el 2006 la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 12 años para ocupar cargos públicos a Denis Julio Quintero, quien fungía como alcalde en ese momento.

Según el ente de control, en su momento, las pruebas apuntaron a la responsabilidad del señor Julio Quintero, en el manejo irregular de los dineros que habían llegado a San Diego fruto de los Títulos de Depósito Judicial que fueron entregados por la Contraloría General del Departamento del Cesar el 16 de septiembre de 2004, y que fueron cobrados el 20 del mismo mes.

Ahora, 13 años después, Quintero se presenta por el partido MAIS junto a otros cinco candidatos para el cargo de alcalde en San Diego. Este año, aseguraron fuentes del municipio, “no está entre los favoritos para llegar a la alcaldía”.

ACUSADOS POR LAS ‘ÍAS’

Olga Rojas Trespalacios quiere ser de nuevo la alcaldesa de Tamalameque. Por el Partido Colombia Justa Libres, presenta su nombre por segunda vez luego de ser alcaldesa en el 2011 por Cambio Radical. Esta vez con menos fuerza, carga con el proceso de responsabilidad fiscal que le abrió la Contraloría por presunto detrimento patrimonial. En total, el ente de control le abrió siete procesos de responsabilidad fiscal por presunto detrimento patrimonial por el orden de los $230 millones.

Por el mismo Partido, pero a la Alcaldía de El Copey, el exalcalde Wilfrido Ruiz Rada busca retornar al primer cargo municipal. Sin embargo la hoja de vida de Ruiz Rada está marcada por la formulación de pliegos que hizo en su contra la Procuraduría Provincial de Valledupar, “por no cumplir con el lleno de los requisitos exigidos por el Ministerio de Educación para efectos de la ración de alimentos escolares entregados a través del Programa de Alimentación Escolar”. Wilfrido Ruiz es uno de los siete candidatos que aspiran a llegar a la Alcaldía de El Copey.

Esa lista de señalados por los entes de control la completa Jesús Alfonso Domínguez, uno de los cuatro candidatos a la Alcaldía de San Martín, sur del Cesar. Domínguez fue alcalde entre 2012 y 2015 por el Partido de Integración Nacional, PIN, pero fue sancionado en el 2014 con cinco días de arresto por no dar cumplimiento a un fallo de tutela proferido por el Juzgado Promiscuo Municipal de San Martín, que ordenaba a la Alcaldía, a través de su representante legal, que dentro de las 48 horas siguientes a la notificación, se le diera terminación a unas obras de pavimentación del municipio.

Pero no fue el único caso. Además, la Contraloría le abrió una investigación de responsabilidad fiscal en septiembre del 2018 por presunto daño patrimonial dentro de la construcción de un centro educativo en el corregimiento Las Minas de San Martín.

HEREDERO

El 23 de julio fue un día movido para Efraín Quintero. En las horas de la mañana recibía el aval del Partido Liberal y en las horas de la tarde un juzgado penal de Valledupar ordenaba que el exmandatario de Codazzi fuera enviado a prisión en el marco del proceso en su contra por, presuntamente, junto con otras personas más, orquestar un millonario desfalco en la Alcaldía de Codazzi con el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Ante la orden de captura, el exmandatario desistió de la candidatura, pero heredó su poder electoral a su hijo, Efraín Alfredo Quintero, quien fue avalado por el partido de la U. Sin embargo, la división de líderes políticos y los problemas de su padre disminuyeron el apoyo a Quintero.

“Para hacer un cuadro comparativo: cuando hace ocho años lanzaron su candidatura, llenaron la plaza de Codazzi, muchísima gente. Ahora el hijo lanzó su candidatura en un parque del barrio El Socorro, hay menos líderes porque muchos se han ido a otras candidaturas” señaló una fuente del municipio que pidió reserva.

Con diferencias en los procesos y tiempos políticos, unos con más opciones que otros, la aparición de estos candidatos marca la dinámica de una política cesarense que da más de una oportunidad.

POR: REDACCIÓN/ EL PILÓN