Publicidad
Entrevista - 5 octubre, 2020

“Los estudios dirán qué es lo viable para el embalse de Los Besotes”: director del DNP

En entrevista con el diario EL PILÓN, Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, explicó cómo avanza el proyecto del embalse en Los Besotes.

Luis Alberto Rodríguez, director del DNP.

Foto/Cortesía.
Luis Alberto Rodríguez, director del DNP. Foto/Cortesía.

En entrevista con el diario EL PILÓN, Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, explicó cómo avanza el proyecto del embalse en Los Besotes.

Se entregaron 48 kilómetros del tramo de la Ruta del Sol III, un proyecto que parecía  no tener mucho futuro…

Cuando el presidente Iván Duque estaba en campaña dijo que si le daban la oportunidad se iba a reactivar un proyecto que estaba absolutamente estancado, el cual era la Ruta del Sol III. Este proyecto no solo es una oportunidad de empleo para muchos cesarenses, sino que significa que un departamento como el Cesar, que no tiene acceso a las costas, se conectara a través de infraestructura de alto valor, de alta conectividad.

Puntualmente necesitábamos la reactivación de la Ruta del Sol III. Hace seis meses venimos y prometimos reactivar el proyecto. Críticos nos decían que iba a terminar el Gobierno y no íbamos arrancar. Se entregan 48 kilómetros, lo cual significa el avance más importante hasta el momento en la Ruta del Sol III en casi media década.

Lee también: Se diluye el proyecto: otros cuatro años sin avances en el embalse de Los Besotes

¿Cuál es el principal objetivo de la Ruta del Sol III?

La Ruta del Sol III atraviesa el Caribe  colombiano y lo conecta con el centro del país, y con sus puertos, Cartagena, Barranquilla, La Guajira. No es la única obra, está la Ruta del Sol II, que está en proceso.  Estamos seguros que gran parte de lo que falta de Ruta del Sol III, que son un poco más de 200 kilómetros, estarán listos al finalizar  el Gobierno.

No es el único proyecto vial clave para el norte del departamento, también está la vía alterna Valledupar- La Paz…

Con el Invías y la ANI se está trabajando en ese proyecto, y en el presupuesto del 2021 se están incluyendo recursos para su materialización. También está la conexión doble calzada Cesar-Guajira, que en un comienzo era una iniciativa puramente privada, pero no cerró financieramente.

¿Por qué nunca se materializó esa doble calzada Cesar-Guajira?

 Se recordará que había un concesionario que debió poner muchos peajes para financiar el proyecto. Nosotros queremos retomar el proyecto pero sin esa financiación absurda. Creemos que el Estado debe participar en esa financiación, que sea obra pública en algunos segmentos, en otros segmentos se necesitarán alianzas público-privada, pero no puramente privada como en el pasado, que fue el error, porque al ser privada solo se financiaba con peajes. Se está pensando financiar con vigencias futuras.

¿Alguna inversión en vías terciarias?

También hay un compromiso nacional en materia de vías terciarias. El Cesar ha tenido un rezago importante en inversión por parte de la nación en vías terciarias. Ahora inicia la época de mayor lluvia y siempre a final del año sufren los pequeños productores. Incluso en las zonas planas se sufre.

¿Exactamente qué viene para el Cesar en vías terciarias?

El Gobierno nacional financiará parte del Plan Vial Departamental de la Gobernación del Cesar, que acaban de actualizar acompañados por el Departamento Nacional de Planeación. Creemos que esa es la apuesta en marcha de un plan agresivo y estaremos acompañando a la Gobernación del Cesar.

No dejes de leer: El embalse Los Besotes cada vez más lejos de ‘cristalizarse’

En materia logística… ¿participará el Gobierno nacional en la posible construcción del puerto seco de Bosconia?

Esa es una iniciativa privada… Nosotros hemos estado dando acompañamiento a través de la Política Pública de Desarrollo Logístico, y creemos que efectivamente se necesita asistencia técnica, pero son iniciativas totalmente privados.

La  segunda fase de la Universidad Nacional, sede La Paz, ¿qué está proyectado?

Yo creo que aún no está plenamente usada la primera fase. Este es un proyecto importante. En este gobierno incluimos los recursos de funcionamiento. Esa universidad era una infraestructura sin universidad, eran unos edificios. Se  gestionaron los recursos de funcionamiento que ascienden a los $20.000 millones de pesos anuales. Un reconocimiento a la bancada del Cesar, que a pesar de sus diferencias, como todas las bancadas del país, se unió para incluir los recursos del gasto de funcionamiento. Se le debe dar tiempo para que se use  toda la infraestructura de la primera fase, que lleguen todos los profesores.

Una promesa de vieja data que no ha logrado hacerse realidad es la Policía Metropolitana…

La Policía Metropolitana ya es una realidad. Ese es un proyecto que desde que tengo 8 años lo estoy escuchando. Es un anhelo de los vallenatos. Ese proyecto ya tiene los recursos financiados. En el presupuesto del 2020 quedaron parte de los recursos y en el presupuesto del 2021 está la otra parte. El Gobierno nacional aportó cerca de $80.000 millones, y el departamento del Cesar aporta lo faltante para incrementar los niveles de seguridad de la zona metropolitana de Valledupar.

Es ampliamente conocido que los problemas de seguridad colindan entre la principal cabecera y las zonas rurales más cercanas. Ese es un hecho estilizado en la literatura de la seguridad ciudadana. ¿Qué pasaba? Efectivamente se cometían delitos en la ciudad y se iban a lugares aledaños. Para eso se necesita una Policía Metropolitana fuerte, se necesitan policías que vean el problema más allá del municipio; se necesita ver completo el bosque de la seguridad ciudadana.

¿Qué significa tener los recursos financiados? ¿Cuándo podría iniciar la ejecución de la obra?

La Policía Nacional, quien ejecuta esa obra, está licitando el proyecto. A final de año algún desarrollador  de proyecto debería ganarse la licitación y el próximo año estaríamos viendo el arranque…

¿Qué otro proyecto clave hay para la región?

En Valledupar se está trabajando para tener mayor posibilidad de recursos hídricos a través del embalse y la represa de Los Besotes.

Esa es una aspiración de décadas…

Encontré discursos de 1982 donde ya se hablaba de tener  un proyecto en Los Besotes. Muchos cesarenses han trabajado en eso. No es un proyecto fácil porque requiere una estructuración muy detallada, requiere acuerdos con comunidades, permisos medioambientales, pero, sobre todo, requiere una financiación muy grande. Estamos hablando de un proyecto que fácilmente puede costar medio billón de pesos.

El presidente quiere tener completamente diseñado el proyecto para ver las posibilidades  de financiamiento. Eso lo metimos en el Plan de Desarrollo y está en el Plan plurianual de inversiones.

Te puede interesar: Embalse Los Besostes, un proyecto de papel

¿Pero se ha avanzado en algo?

En esto no se ha hecho ningún anuncio. Estamos en mesas netamente técnicas. Se ha dicho que se quiere, pero se están haciendo los estudios con EnTerritorio, Ministerio de Vivienda, Agricultura… Queremos el próximo año tener los estudios finales del proyecto de Los Besotes.

  ¿Se sabe si es viable el embalse en Los Besotes?

Hasta que no tengamos los estudios no podemos hacer afirmaciones adicionales. Creemos que hay posibilidades muy grandes de desarrollar proyectos de este tipo. Seguramente será el estudio el que determinará qué es viable. La viabilidad es innegable, el Cesar tiene la Sierra Nevada muy cerca, tiene la posibilidad de transporte de  recursos hídricos por su geografía, porque tiene una geografía plana después de la Sierra, pero lo cierto es que depende mucho de qué tipo de proyecto hablamos, de la envergadura, del tamaño, de cuál es la forma precisa que fluyan esos recursos hídricos, y, por supuesto, de eso también depende la financiación.

Creemos que es viable el proyecto de Los Besotes, y no tengo duda que el agua de los próximos 50 o 60 años de Valledupar depende de un proyecto de ese tipo. Ya es conocido que en algunos barrios de Valledupar hay problemas de abastecimiento, porque los planes de acueducto y alcantarillado se diseñaron para una ciudad mucho más pequeña. Ya tenemos el doble de la población.

Ahora, ¿qué es viable? Eso lo dicen los estudios, pero tiene que haber un proyecto que garantice el agua, no solo para el consumo de los hogares, sino para el desarrollo agropecuario.

Importante hablar de la reforma al Sistema General de Regalías…

El presidente firmó la ley que reglamenta el Acto Legislativo 05 del 2019, que es el acto que le devuelve a departamentos como el Cesar, Meta, Casanare, los recursos que le había quitado la reforma anterior. ¿Qué estamos haciendo? Pongamos eso en plata blanca. El Cesar recibía cerca de $150.000 millones de pesos de asignaciones directas por ser un departamento productor. ¿Cuánto va a recibir con el nuevo Sistema General de Regalías que arranca el primero de enero del 2021?  Cerca de $250.000 millones de manera directa. Estamos seguros que este proyecto beneficia directamente al Cesar, no solo por las regalías, sino porque tiene municipios PDET.

Estos municipios tienen posibilidades más amplias de gestionar recursos en este nuevo sistema. Normalmente había una bolsa de recursos de 1 billón de pesos al año. El próximo año tendremos cerca de 5 billones de pesos para los municipios PDET.

El Cesar es un departamento productor y dependiente del carbón, y la crisis es innegable. ¿Afectará los recursos de regalías?

Hasta el momento la perspectiva es que los ingresos en el 2020-2021 se mantendrán en un flujo similar. El Cesar tendrá que prepararse para el futuro.

¿El futuro es?

Eso depende mucho de las exploraciones que se hagan, pero cuando no existan los recursos habrá caídas significativas en los recursos. Creemos que en el bienio 21-22 tendremos unos recursos relativamente estables en comparación con el bienio anterior. 

Por Deivis Caro
defancaro1392@gmail.com