1 febrero, 2019

Los aspectos que quedan por solucionar en Villa Olga

Aunque Villa Olga se puede considerar un barrio joven, en poco tiempo sus habitantes han logrado tener unas condiciones de vida muy estables.

Concluir la pavimentación de algunas calles es de los principales reclamos que hace la comunidad de este barrio.

A pesar de que la comunidad reconoce que vive en buenas condiciones, algunas problemáticas con los servicios públicos persisten.

Aunque Villa Olga se puede considerar un barrio joven, en poco tiempo sus habitantes han logrado tener unas condiciones de vida muy estables.
De acuerdo con lo que me explicó Lina Guerra, una de las habitantes de este sector, en términos generales aunque la prestación de los servicios públicos no es deficiente sí se puede mejorar.

Por ejemplo, algunos sectores que colindan con el Siete de Agosto son los que presentan en ocasiones baja presión del líquido, pero es un aspecto que esperan mejore con la construcción del tanque de almacenamiento de La Popa.

De hecho, según manifestó esta habitante, ya han identificado los horarios entre los que cuentan con el fluido del líquido y se han acostumbrado a contar con el mismo por periodos.

“Ya sabemos que en la mañana hasta las siete llega el agua a las duchas, que de ahí en adelante hasta las cinco de la tarde es que llega otra vez a la ducha y uno está como acostumbrado”, aseguró.

Otro factor que también desean que se fortalezca es el relacionado con la prestación del servicio de energía, a fin de que no se presenten fluctuaciones en la luz como hasta ahora ocurre ocasionalmente.

“Tenemos algunas cositas como con la luz que se baja porque no tenemos un transformador”, expresó Guerra.
Entre tanto, algo que también hecha de menos la comunidad de este barrio estrato dos es la conclusión de algunos pavimentos.

En este sentido, tanto ajedreces como calles completas sin ninguna intervención son lo más notorio en el barrio. A la vez, esto resta comodidad a los habitantes de Villa Olga.

A pesar de esto, no desconocen algunos avances que han logrado hasta el momento y que les permiten contar con algunas calles totalmente renovadas, las cuales curiosamente son más recientes que las que esperan por la pavimentación, según relató Guerra.

Sin embargo, esperan lograr durante este último año de administración que se pueda llevar a cabo alguna adecuación importante entre los límites de este barrio.

Aparte de este factor, la instalación de reductores de velocidad es también una petición de la comunidad. Esto, porque como explicaron algunos moradores, por la cercanía con la avenida Fundación los vehículos que transitan por la zona lo hacen a alta velocidad, poniendo en riesgo la integridad de quienes se encuentran en el sector.

Además, este sería un compromiso pendiente que se hizo tras la intervención de dicho tramo vial.