7 febrero, 2020

Lo que dejó la prohibición del parrillero masculino en la movilidad

En las trece intersecciones donde se prohíbe la circulación de motos los días miércoles se distribuyeron vallas de la Policía Nacional para evitar que transiten por la zona céntrica. De acuerdo con la institución estarán distribuidas en estos puntos durante seis meses para regular la movilidad.

La movilidad en la ciudad de Valledupar el pasado miércoles creó posiciones encontradas y quejas con respecto a la circulación de las motos ese día en el que era prohibido el tránsito de estos vehículos.

Los motorizados pudieron circular por la capital del Cesar gracias al Decreto 000090 expedido por la Alcaldía Municipal el 29 de enero, que establece que pueden transitar los días miércoles con un parrillero masculino no mayor de 14 años exceptuando la zona céntrica.

El pasado miércoles Oscar Guerra salió de su casa a las 7:00 a.m., para trabajar en su moto después de un año que no transitaba durante ese día por la ciudad. Afirma que alrededor de $ 60.000 fueron sus ganancias hasta las 8:00 p.m., caso contrario el de Yeiner Maldonado conductor de buseta quien asegura que se vio gravemente afectado por la circulación de las motos.

Este vallenato comentó que solo pudo obtener de ganancia $ 40.000 y tuvo que dejar de trabajar después de medio día porque le implicaba más gastos y consumo de gasolina.

Asegura que muchos mototaxistas no cumplieron con la normativa del Decreto que estipulaba la prohibición del parrillero masculino mayor de 14 años debido a que llevaban de acompañantes hombres adultos y además transitaban por la zona céntrica la cual está prohibida para estos vehículos en el Decreto 001333.

Debido a esto la Policía Nacional desde las siete de la mañana coloco vallas en las trece intersecciones de la zona céntrica donde se prohíbe la circulación de las motos, para detener el tráfico de estos vehículos por esta área. De acuerdo con la Policía las vallas estarán en las calles durante un periodo de seis meses para regular la movilidad.

La inconformidad de los trabajadores del transporte público la comparten otros miembros del gremio que aseguran que el pasado miércoles fue el “peor día de trabajo” porque el dinero que recolectaron por medio de la prestación del servicio no alcanzó a cubrir los gastos de la gasolina de estos automotores debido a la poca afluencia de pasajeros.

Los ciudadanos afirman que la movilidad estuvo llena de congestión porque las motos transitaron sin respetar la prohibición en la zona céntrica. Elena Sáenz asegura que hubo mucho tráfico de motos y esto dificultó que las personas se pudieran desplazar tranquilamente por las calles porque la aglomeración de estos vehículos creó embotellamientos e irrespetaron los espacios para peatones al movilizarse en ellos para evitar el tráfico.

Por otro lado el comerciante Javier Rivera comentó que las ventas en el local de zapatos donde trabaja aumentaron porque hubo mayor número de clientes.

Asegura que recurrentemente los miércoles las ventas estaban bajas porque las personas se transportan mayoritariamente en moto. Este vallenato asevera que el levantamiento de la prohibición ha sido beneficioso para el comercio porque hay mayor número de compradores.

POR: NAMIEH BAUTE BARRIOS / EL PILÓN
NAMIEHDAYANA@GMAIL.COM