5 agosto, 2019

Libros que dan ‘segundas oportunidades’

Hasta el momento Caselles tiene por su cuenta 10 textos que serán destinados a esta causa y cuenta con la promesa de varias personas que se han comprometido ya con entregarle otros libros para reunirlos.

Con el fin de beneficiar a mujeres que se encuentran privadas de la libertad y cumpliendo con sus penas en la Cárcel Judicial de Valledupar, Ana María Caselles, una abogada vallenata, ha empezado a convocar por medio de sus redes sociales a la comunidad para que done libros.

El propósito de Caselles es entregar la mayor cantidad posible de textos a estas mujeres para que, dentro del tiempo que están internas, “a través de la lectura, encuentren nuevos espacios y formas de aprender y desarrollarse como personas”.

“Es por eso que usamos los libros como puente para que comprendan que después de saldada su deuda con la sociedad pueden acceder a una vida mejor, motivadas por una lectura que las ayudó e inspiró”, explicó esta profesional.

Para esta actividad, la cual por primera vez realiza Caselles, se está invitando a que todas las personas revisen en sus viviendas cuáles son esos textos que conservan en buen estado, ya no utilizan y pueden resultar atractivos, para que se animen a donarlos a estas mujeres y darles así también una segunda oportunidad de ser leídos nuevamente.

Hasta el momento Caselles tiene por su cuenta 10 textos que serán destinados a esta causa y cuenta con la promesa de varias personas que se han comprometido ya con entregarle otros libros para reunirlos. La intención es conseguir la mayor cantidad posible de textos y para esto, quienes se interesen por integrarse en la actividad a través de las donaciones, pueden contactarla por medio de sus redes sociales, donde aparece como @AnaMCaselles, o dejarlos en la recepción del periódico EL PILÓN, ubicado en la carrera 7 # 14 – 50 del barrio Cañahuate, desde donde se procederá a entregar a la abogada.

De acuerdo con Enilda Vásquez, directora de este penal, esta es una iniciativa muy bien recibida puesto que hace ya un tiempo vienen creando, con mucho esfuerzo, una biblioteca para mujeres y otra para hombres en el reclusorio.

“De hecho a veces por la emisora pido libros que nos regalen, una silla de ruedas de quien tenga y no la utilice para sacar a los enfermos, todo eso”, indicó Vásquez, quien hizo referencia a que ya en una ocasión recibió más de 100 libros también en donación de una mujer vallenata.

Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co