17 agosto, 2019

La venganza frustrada de un duende

Lloraba una niña a la orilla de una isla perdida, alrededor de muchos desastres de barcos. Su familia falleció todos iban en los barcos. Vivió momentos de miedo y angustias al saber que solo ella había quedado viva, fue encontrada por unos animales: un tigre y una mariposa. Quienes decidieron llevarla a su cueva y criarla allí.

Julio Rosa Ayola

Lloraba una niña a la orilla de una isla perdida, alrededor de muchos desastres de barcos. Su familia falleció todos iban en los barcos. Vivió momentos de miedo y angustias al saber que solo ella había quedado viva, fue encontrada por unos animales: un tigre y una mariposa. Quienes decidieron llevarla a su cueva y criarla allí.

Un día el tigre salió como era de costumbre pero nunca regresó. La mariposa al ver que no llegaba, angustiada decidió salir a buscarlo con la niña, ella lucia muy feliz, al saber que saldría de la cueva. Luego de pasar horas caminando con hambre y mucho frío divisaron del otro lado del rio al tigre pero para su sorpresa, este estaba  muerto, al parecer había luchado con un lobo por la comida que llevaba ella cruzó el río, lloró y le pidió perdón por haber sido tan injusta con él y por no creerle.

En pleno llanto, sin que ellas se dieran cuenta, el lobo fue a avisarle al duende (el lobo era amigo del duende y duende había mandado a matar al tigre) que ya la niña estaba indefensa y que ya podía sacrificarla, el duende sonrió y dijo: esta es mi oportunidad, para vengarme y robarle su corazón por fin seré el humano que era, antes de que su mamá me maldijera y me convirtiera en duende. Todo  por tratar de robarles su barco y  su dinero.

El duende engañó a la niña y la mariposa (Para esto conto con la ayuda del lobo),  el lobo se hace pasar por amigo del tigre, diciéndoles  que el tigre antes de morir pidió que las cuidara, este las  lleva a un lugar seguro, ellas siguieron, un poco desconfiadas.

Al caminar aparece el duende, este  intenta  lanzarse sobre la niña, la  mariposa se interpone  pero es empujada al suelo, la niña muy confusa llora y grita atemorizada al ver lo ocurrido. La mariposa se enfurece y se convierte en una enorme ave, ataca al lobo hasta hacerlo huir, el duende sintió mucha rabia y lanzó un hechizo a la mariposa encerrándola en una jaula.

El duende al ver la niña por fin sola decide atacar, así que, la amarró y cuando estuvo a punto de sacarle el corazón, ella sonrió como nunca, esto lo mortificaba, a  punto de perder su poder, pues la sonrisa de la niña lo debilitaba, la mariposa le gritaba: sigue sonriendo-mientras sonreía el duende desaparecía, a la misma vez  desaparecía la jaula, donde se encontraba encerrada la mariposa. La isla poco a poco se iba llenando de vida.

La niña corre hacia donde se encontraba el tigre para a ver si él había revivido, pero no, no fue así, ella se sintió triste  y decidieron llevarlo a la cueva donde le hicieron una tumba muy bonita, la mariposa le dijo a la niña toda la verdad sobre su familia y sobre el problema con ese duende, ella suspiró y lloró nuevamente.

La Mariposa  la dice: debes irte y rehacer tu vida con los humanos  no tienes nada aquí. A lo que ella responde: No, no me iré, aquí tengo la memoria de un tigre, y  a ti mariposa. Los amigos jamás se abandonan.

Autora: Julia Rosa Ayola Mendoza  – Colegio Alfonso Araújo Cotes