22 julio, 2016

La restauración del coliseo Julio Monsalvo

Taekwondo, judo, voleibol, baloncesto y microfútbol serán las primeras disciplinas deportivas que se instalarán en el escenario.

“Ese escenario no es para festivalear, tampoco para cultos religiosos, eso lo construyeron para hacer deporte y nada más”, aseguró don Tiberio Maestre, un hombre de 79 años, residente en el barrio Garupal.

(Leer: La reestructuración del Coliseo Cubierto)

Desde su inmueble se observa el gigante coliseo Julio Monsalvo Castilla, el mismo que hace más de un año fue sometido a un proceso de reestructuración, un cambio extremo.

Por muchos años sirvió como escenario de parrandas, tal como lo testifica don Tiberio. “Mire ahí se parqueaban carros con música a todo volumen, como era relativamente oscuro algunos se iban para la parte de atrás para tener acciones sexuales y a consumir droga, le hablo de hace tres o cuatro años atrás, incluso se escuchaban disparos y la Policía no hacía nada; la parte externa del coliseo se había convertido en escenario de drogadictos, pero veo que esto está cambiando”, reconoció.

Sin embargo, el coliseo Julio Monsalvo fue intervenido por decisión del gobernador anterior para darle una imagen diferente; incluso el secretario de Infraestructura del departamento del Cesar, Omar Maestre, dio a conocer el proceso de reestructuración a que fue sometido el escenario, que según anunció el actual gobernador, Francisco Ovalle Angarita, será entregado en 30 días. (Leer: En 45 días estaría listo el Coliseo Cubierto Julio Monsalvo)

“En primera instancia hicimos una restitución a la estructura de los pórticos de concreto, se revisó la estructura metálica, construimos una nueva cubierta y cambiamos todos los equipos electromecánicos que permitieran abrir y cerrar la misma de una manera más práctica con solo presionar un botón. Se hicieron unas adecuaciones arquitectónicas en el piso principal de la cancha, nuevos tableros, se habilitaron espacios para la práctica del taekwondo y el judo, se construyó un gimnasio público que la comunidad vallenata tendrá a su disposición, se amplió la zona exterior del coliseo, podemos observar espacios ecológicos, en el diseño de reestructuración también se incluyó un escenario para obras de teatro, práctica de deportes extremos, áreas comerciales, entre otras”, detalló el funcionario.

El cambio del sistema en el manejo de las aguas lluvias, redes de energía y sonido también hacen parte de la reestructuración del lugar que alcanza una inversión de 11 mil millones de pesos.

“Esto tenía más de 20 años que no le metían la mano de ahí que era visible el deterioro en que se encontraba, era urgente su intervención porque representaba un peligro para los deportistas”, lamentó Omar Maestre.

Su historia

El coliseo Julio Monsalvo Castilla es una de las obras más representativas de Valledupar, construida durante la administración del gobernador Lucas Gnecco Cerchiaro, es uno de los pocos que cuenta con el techo movible y se encuentra frente a la escultura de Los Poporos. Por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento en los últimos años, el deterioro de la cubierta ha sido inminente, poniéndola en riesgo de vulnerabilidad sísmica.

Debido al deterioro que sufrió la estructura, en el año 2014 el escenario debió ser cerrado para evitar riesgos a los deportistas por posible colapso de la obra que era reconocida como uno de los mejores escenarios deportivos del país, y que era motivo de orgullo para los vallenatos. Desde que se construyó el Coliseo no se le volvió a invertir más recursos, razón por la cual la cubierta quedó expuesta con riesgo de caerse.

(Leer: Cinco disciplinas volverán al coliseo Julio Monsalvo Castilla)

Esta situación motivó a las autoridades realizar los estudios y diseños de arquitectura e ingeniería para el análisis de vulnerabilidad sísmica y diseño de reforzamiento estructural que permitieran la adecuación y remodelación de este importante escenario.

Ante la evidencia de que la cubierta estaba en estado crítico y amenaza la estabilidad de la estructura, se hizo necesario prohibir el uso del escenario para cualquier actividad administrativa, deportiva, recreativa o cultural; la idea era salvaguardar la integridad de los deportistas que entrenaban allí, mientras se adecúa el escenario.

El 9 de junio de 2015 se iniciaron las obras de adecuación y remodelación del Coliseo Cubierto Julio Monsalvo Castilla, luego de que el Departamento otorgara el contrato para dicha obra al Consorcio Coliseo Deportivo 2015.

La obra debió ser entregada en diciembre sin embargo hubo inconveniente tal como lo aseguró en su momento Javier Enrique Jaramillo Martínez, representante del Consorcio Coliseo Deportivo 2015.

“Tuvimos unos atrasos porque cambiamos uno de los sistemas de reparación de la estructura metálica por el impacto ambiental que esta generaba”, explicó.

¿Mayor seguridad?

Rita Colón Maestre, quien tiene un establecimiento comercial a pocos metros del ‘Julio Monsalvo Castilla’, aseguró que “con estas construcciones se activará una mejor seguridad, mientras no utilicen el escenario allí se refugiarán los delincuentes, mire que con la construcción del complejo de tenis ya hay más gente circulando por aquí, pero sin duda alguna la inseguridad está en todas partes”.

Sobre el tema, el secretario de Infraestructura dijo que “la inseguridad es un fenómeno que debe atacarse de manera integral, debe llevar un componente cultural, policivo y de infraestructura para encontrar los espacios adecuados para una sana convivencia. Debe haber un acompañamiento articulado entre los actores de desarrollo en todo los campos”.

¿Y la entrega?

Antes que se realice la entrega del Coliseo Julio Monsalvo Castilla de Valledupar, comenzará a utilizarse; así lo anunció el gobernador del Cesar, quien dijo que el taekwondoga Óscar Muñoz estará trabajando en el gimnasio moderno que quedó ubicado dentro del escenario deportivo antes de viajar a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Aunque la entrega del escenario por parte de los constructores al gobierno departamental estaba prevista para los primeros días de junio, aun no terminan los trabajos de remodelación.

Los beneficios

Para el presidente de la Liga de Fútbol de Salón del Cesar, William Dann Ariño, la reapertura del escenario traerá múltiples beneficios, no solo para este deporte sino para aquellas disciplinas que allí se practiquen.

“Ya la gente no tendrá que ir a Comfacesar para ver un partido profesional porque con este escenario diseñado para la alta competencia habrá mayor auge deportivo; tiene todas las garantías para que un equipo entregue mejores resultados, sin duda alguna la instalación de un gimnasio propio fortalecerá las labores de las Ligas, pero lo más importante es que abre las puertas a mayores competencias nacionales e internacionales”, destacó.

¿Y las esculturas?

Y mientras aparece una nueva estructura en el escenario, las esculturas de los Tres Grandes del Vallenato (Poncho Zuleta, Jorge Oñate y Diomedes Díaz) literalmente desapareció.

Sin embargo, el secretario de Infraestructura del departamento del Cesar reveló que “esos monumentos se encuentran almacenadas en un sitio específico para posteriormente entregárselas al municipio o al área de cultura para que ellos definan donde reubicarlas”.

El pasado 19 de abril, fecha en que deberían estar listos los trabajos del remodelado escenario deportivo, el gobernador del Cesar visitó las obras y decidió darles un plazo de 45 días más a los contratistas para que entregaran el complejo deportivo en excelentes condiciones.

Las obras de adecuación del coliseo iniciaron en 2015 y el escenario fue cerrado a los deportistas desde 2014 para evitar accidentes, por el deteriorado estado en que se encontraba; a la fecha parecen terminadas las obras, pero aun no entregan.

El cambio en el sistema en el manejo de las aguas lluvias, redes de energía y sonido también hacen parte de la reestructuración del lugar que alcanza una inversión de 11 mil millones de pesos.

Por Nibaldo Bustamante / EL PILÓN