Publicidad
Historias - 22 febrero, 2022

La historia del abuelo de Valledupar que transporta a sus 4 nietos en bicicleta

Después de divulgarse el video en el que se observa a Luis Alberto Caballero, de 67 años, llevando a 4 de sus 6 nietos en una bicicleta, tras salir del colegio, se han desencadenado varias “bendiciones” en su familia, según contó.

El abuelo los transporta en su bicicleta.
El abuelo los transporta en su bicicleta.

Hace pocos días un conductor de taxi grabó a Luis Alberto Caballero, un adulto mayor de 67 años, cuando manejaba su bicicleta con 4 de sus 6 nietos, con edades que oscilan entre los 4 y 10 años, quienes recién salían de su jornada escolar. 

El hecho terminó en redes sociales y como era de esperarse, los comentarios empezaron a aparecer respaldando la ‘valentía’ del abuelo para transportar a los menores.  “¿La persona que grabó por qué no tuvo más empatía y llevó gratis a los niños? Es muy fácil criticar sin saber las dificultades de las personas”, manifestó un internauta.

Tras el hecho, EL PILÓN dialogó con la familia para conocer su historia. Paradójicamente la vivienda está ubicada a pocos metros del Aeropuerto Alfonso López Pumarejo de Valledupar, en la invasión Emmanuel, lugar en el que las oportunidades son casi nulas. 

Frente a las mallas del aeropuerto, sobre la avenida, se observa una vivienda de tablas azules, láminas de zinc desgastadas y unos polisombras verdes que dividen las partes de la casa, la cual no tiene más de 3 metros, y en la que habitan Luis Caballero, su esposa, 2 de sus 3 hijas y sus 6 nietos.

Durante el diálogo, la familia contó que infortunadamente no cuentan con otro medio de transporte distinto a la bicicleta para llevar a los menores al Colegio Alfonso Araújo Cotes, sede San Martín; de igual manera, Yulieth Caballero, madre de 3 de los niños, aclaró que no siempre los llevan en ‘bici’. 

“A veces los llevo caminando, cuando aún está oscuro, porque entran a las 6:00 de la mañana; parecemos un trencito caminando por la calle con todos los niños, pero eso también nos da miedo porque la ciudad está muy insegura. La gente no sabe las razones por las que mi papá llevaba a los niños en la bicicleta”, relató la mujer.

“NOS DA MIEDO QUE EL BIENESTAR NOS QUITE A LOS NIÑOS”

En la reciente visita que hizo esta casa editorial a la vivienda de la familia Caballero, el hombre comentó que han dejado de llevar a los niños al colegio por miedo a que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, se los quite tras conocerse aquel video que muestra el valiente, pero riesgoso acto.

De la misma manera, contaron que en ocasiones los menores han sufrido bullying por parte de los demás estudiantes por su situación económica, y de acuerdo a Yulieth, uno de sus hijos le dice que cuando no tenga dinero para las meriendas mejor no lo envíe a la institución, actitud que ha tomado por los comentarios de sus compañeros de clases.

Así, la madre contó: “Mi hijo mayor, de 14 años, estaba en el colegio y sus compañeros le hacían bullying, al punto de quitarle los ‘gusanillos’ de su bicicleta para que se viniera caminando hasta la casa, a raíz de eso me decía que si yo no lo sacaba del colegio, él se iba de la casa”.  

Son 6 niños, que oscilan entre los 4 y 10 años de edad. 

¿CÓMO SE GANAN LA VIDA?

Las dos hijas de Luis Alberto que habitan en la casa, son mujeres jóvenes y madres solteras, dedicadas la mayor parte del tiempo a los quehaceres del hogar y trabajos informales, que si bien no son estables ni dejan mucho dinero, son la única opción que tienen para llevar unos ‘pesitos’ a la casa.

“A nosotras nos llaman para pelar pollos, hacer aseos, para apartar citas en el hospitalito, lavar ropa, hemos hasta pensado ir a Mercabasto a pelar cebollín porque de verdad que las cosas se están poniendo cada vez más difíciles. En ocasiones hacemos actividades, ya sea vender postres, hacer rifas, pero hemos dejado de hacerlas porque las personas no nos pagan”, puntualizaron.

Entre tanto, señalaron que la mejor manera de ayudarlos, más que regalándoles algo, es brindándoles un empleo formal y estable, que les permita tener un dinero seguro. “O quisiéramos tener un emprendimiento de comida, ya sea vendiendo fritos o algo, porque nos encanta cocinar, ya de ahí nosotros nos encargamos de levantarnos porque queremos surgir, darles un mejor futuro a nuestros hijos”.

‘JUANDA’ CARIBE, “UNA BENDICIÓN” 

El influencer y comunicador social ‘Juanda’ Caribe, quien se ha destacado en redes sociales por sus ayudas humanitarias, anunció a través de las publicaciones de EL PILÓN que le regalará una moto al señor Luis Caballero. 

“Yo le regalo una moto 0 km. Así los puede llevar uno por uno más rápidamente y mucho más cómodo. Esta semana mi equipo trabaja en la compra de la moto y enviaremos una comisión para valorar la situación y ver de qué manera podemos ayudarle”, escribió ‘Juanda’. 

Ante esto, Caballero, quien se dedica a podar árboles, manifestó que no sabe manejar moto, pero está dispuesto a aprender.

Aunque el taxista parece haber grabado el video con mala intención, según la familia, estos aseguran que ha sido una bendición porque han recibido ayudas. “Hemos decidido tomar ese video como algo bueno, algo positivo. Si Dios permitió que el conductor lo grabara justo cuando llevaba a los 4 niños, por algo fue”, señaló otra de las hijas del señor Luis.

10 AÑOS

La familia relató que hace 10 años llegaron a este predio privado y decidieron invadir, debido a que no contaban con un lugar para vivir. Así, como no los ‘sacaron’ del terreno, poco a poco fueron construyendo su casa de tablas, y aunque llevan una década allí, no se han ‘atrevido’ a construir la vivienda con ladrillos, ya que temen que el dueño del terreno les pida desocupar. 

“Siempre hemos tenido miedo de construir una pared en material porque no sabemos en qué momento el dueño nos saque, además, al no tener trabajos estables no hemos podido reunir mucho dinero. Tenemos una alcancía en la que vamos depositando cualquier ‘pesito’ que tengamos, pero tras la llegada de la pandemia se fueron dificultando las ‘marañitas’ con las que solventábamos algunos gastos, por lo que nos hemos visto en la necesidad de ir sacando el dinero de la alcancía”, afirmaron a diario EL PILÓN.

TRANSPORTE ESCOLAR Y PAE

Este caso ha dejado en evidencia la falta que hace el transporte escolar en la ciudad, considerando que no todos los niños y familias cuentan con un medio de transporte para llevar a los menores a las instituciones. Asimismo, el Programa de Alimentación Escolar, PAE, debería ser indispensable al iniciar clases. 

Ketty Gutiérrez Maestre/EL PILÓN 

kjgutierrezma.18@gmail.com