Publicidad
Categorías
Categorías
Principal - 19 marzo, 2019

La Farc y sus iniciativas productivas tienen eco en el Cesar

Aquella primera semana de diciembre de 2016 llegaron los primeros 70 guerrilleros del frente 41 de las Farc con armas y equipos de guerra con el propósito de quedarse seis meses en la entonces llamada Zona Veredal de Transición Tierra Grata. Luego de seis meses la abandonarían.

Las 350 soluciones de vivienda serán construidas por los mismos guerrilleros que gestionaron parte de los recursos ante la Unión Europea y serán capacitados por el SENA. 

Foto/ONU
Las 350 soluciones de vivienda serán construidas por los mismos guerrilleros que gestionaron parte de los recursos ante la Unión Europea y serán capacitados por el SENA. Foto/ONU

Por: DEIVIS CARO DAZA EL PILÓN
[email protected]

Han pasado casi dos años y medio y los ex combatientes permanecen en las hoy ahora nombrados Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, cumpliendo un largo proceso de transición a la vida civil.

Desde entonces muchas cosas cambiaron. Las armas fueron entregadas y cambiadas por proyectos productivos y promesas; pasaron de 160 excombatientes a más de 300, y ya cuentan con ganado, siembras de plátano, maíz, y el plan estrella ‘Ciudadela de paz’, para construir cerca de 350 casas en los ETCR de Tierra Grata, Manaure, Cesar, y Pondores jurisdicción de Fonseca, La Guajira.

Lea también: Foros EL PILÓN presenta: ‘Así va la reincorporación económica en el Caribe’

En ambos los problemas no faltan, pero varias características les permiten destacarse a nivel nacional, empezando por la seguridad. De los 24 ETCR que están en 13 departamentos, Tierra Grata y Pondores han resaltado por la seguridad y la ausencia de infortunios o amenazas graves. En cuanto a la Farc, se destacan por hechos de paz: en esta región, según las autoridades, no se registran disidencias y los líderes permanecen en el proceso.

Las autoridades y agencias que trabajan en el proceso, reconocen la organización y gestión de la Farc. Foto/ONU

LA FARC Y CÓMO GESTIONAR APOYOS

Por el lado del desarrollo económico, dos años y medio luego de la firma las iniciativas productivas empiezan a tomar forma.

Los miembros de la Farc son de tradición agrícola y organizada, y en eso han centrado sus proyectos. Cuando se les interroga por lo que se ha hecho en dos años dividen sus respuestas en los incumplimientos del Gobierno y en la gestión y apoyo de agencias de cooperación.

350 soluciones de vivienda planean construir los excombatientes.

Así, gestionando con la ayuda de instituciones como la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, en representación del Estado, lograron que la Unión Europea aportara recursos para la construcción de la ‘Ciudadela de Paz’, soluciones de vivienda para unas 350 familias de los dos ETCR que hay en el Caribe. En total, son unos 600.000 euros aportados por cooperación internacional. De las 350 casas, el Ministerio de Agricultura prometió aportar 40 soluciones de vivienda.

Por ese camino, EL PILÓN realizará este jueves 21 de marzo en el Hotel Sicarare de Valledupar el foro: ‘Así va la reincorporación económica en el Caribe’, que contará con la presencia de autoridades nacionales, verificadores de la ONU, y líderes de otros territorios de reincorporación, así como los excombatientes.

LA INICIATIVA ESTRELLA

Los reinsertados prefieren llamar “iniciativa” y no proyectos las actividades que realizan para llegar al objetivo de ser sostenibles económicamente. Por eso, surge la visión que tienen de la construcción de viviendas.

En vez de contratar mano de obra, serán ellos quienes construyan las viviendas, una vez sean capacitados por el Sena, clases que inician esta semana para alrededor de 50 personas, entre mujeres y hombres, dos veces por semana, según excombatientes.

A los excombatientes les fueron entregadas máquinas de coser una vez terminaron un curso de sastrería dictado por el Sena. Foto/ONU

¿De dónde los recursos? Además de los gestionados ante oenegés, esperan la llegada de ocho millones de pesos prometidos por el Gobierno dentro de los acuerdos. “No hay un tiempo exacto para la llegada del aporte, sino que eso tiene algunas acciones que los reinsertados deben desarrollar inicialmente, por ejemplo tener un proyecto estructurado, en este caso para la construcción, necesitan el permiso listo, para que el Gobierno pueda evaluar”, aseguró Angélica Agamez, coordinadora de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, Cesar-Guajira.

Lea también: Duque quiso dar paz con respecto a la JEP

En eso están los excombatientes y ya han avanzado. “Hemos hecho todo lo posible por ganar el terreno donde estamos, habían dicho que ahí había hidrocarburos, pero al parecer no era cierto. La batalla ya está casi ganada. Ahora lo que estamos promoviendo es la carpintería y la herrería entre los camaradas, y con los $8 millones que darán a cada uno hacer una ferretería que administre y beneficie la comunidad”, aseguró Gilberto Giraldo, quien al momento del proceso tenía a cargo el frente 41 de las Farc que se movía por la región Caribe, pero hoy es el jefe de las iniciativas productivas.

De los 161 excombatientes certificados, 150 de ellos invertirán sus $8 millones en las soluciones de vivienda. Por eso, autoridades como Anna Pont, jefa regional de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, reconoce que “las Farc han mostrado su compromiso en el desarrollo de proyectos productivos, y con recursos tomados de la renta básica que les asigna el gobierno han iniciado varios emprendimientos”.

GANADEROS ASOCIADOS Y AGRICULTORES

“Todo ha sido desarrollado con la renta básica de los excombatientes”, así define Carolina Vargas, excombatiente, el trabajo hecho por la Farc en los dos años de proceso.

Hay dos cooperativas del espacio de Tierra Grata afiliadas a las denominadas Economías Sociales del Común (Ecomún): la Cooperativa Multiactiva Tierra Grata, Tierragracoop, y la Cooperativa Multiactiva Paz del Cesar, Coompazcol, que es desde donde se gestionarán los dineros de las casas.

Por otro lado, con los dos millones entregados por el Gobierno, los excombatientes decidieron unirse y aportar para comprar 45 cabezas de ganado, para formar una asociación de ganaderos; a lo anterior y a la siembra de plátano hartón dedican sus rutinas.

Foto/ONU

Por estos días, están luchando con el verano con la ayuda del sistema de riego que gestionaron junto con las autoridades ante la ONU. Con ese sistema de riego intentan salvar el cultivo de plátano. “Empezamos desde cero. Como la experiencia de nosotros ha sido esa, siempre de agricultores. Nosotros empezamos a trabajar pensando que las tierras eran iguales en todas partes y por eso nos ha ocurrido una serie de dificultades en la producción, por falta de conocimiento”, agregó Giraldo.

Lea también: El verano, el peor enemigo de la reincorporación de las Farc

Bajo esa fórmula se ha trabajado en los últimos dos años: la Farc gestionando recursos ante agencias internacionales, con el Estado jugando de intermediario. “Vale destacar la corresponsabilidad que se ha generado en la reincorporación. Por autogestión han venido estructurando unas iniciativas productivas pero que han recibido todo el acompañamiento del Estado, en lo relacionado con el tema de asesoría de técnica y comercialización”, agregó Angélica Agamez, coordinadora de la ARN.

Uno de los puntos clave es el turismo. Con la iniciativa de ‘Tierra Grata Ecotours’ conformado por 13 hombres y 6 mujeres además de una zona de restaurantes y lugares de estadía, los reinsertados ofrecen a los visitantes tertulias y demostraciones de la vida guerrillera en la guerra. Este proyecto fue apalancado con un recurso de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con la entrega de 34 millones de pesos, según las autoridades.

Foto/ONU

Asimismo trabajan por mejorar los servicios de electricidad y agua potable. En el tiempo que llevan en Tierra Grata, la ARN se ha encargado de abastecer con combustible las plantas de energía que suministran la electricidad, mientras que el agua llega en carrotanques.

Para hacerse sostenibles, los reincorporados decidieron iniciar una campaña de gestión para conectar mangueras hasta la bocatoma La virgen, ubicada en San José de Oriente. “Nuestra campaña se llama ‘Un metro de manguera por el agua’, la iniciativa surgió para trasladar el agua y beneficiar a las zonas cercanas”, agregó Carolina Vargas, excombatiente.

Lea también: Iván Duque estrena botas fabricadas por excombatientes de las Farc

Uno de los puntos negativos lo resalta el Informe de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final – CSIVI, en el que se observa que la asignación de tierras aún es una deuda.

“En cuanto a la implementación de las políticas, se ha avanzado en la conformación del Fondo de Tierras o en la definición de los mecanismos de formalización, pero no se reportan aún acciones específicas de asignación de predios, ni de formalización bajo los parámetros de la normatividad establecida en cumplimiento del Acuerdo”, se puede leer en el informe.

Por ejemplo, aseguran los excombatientes, la finca Borja donde tienen cabezas de ganado y siembras no se las dio el Estado sino un terrateniente del sector.

Principal
19 marzo, 2019

La Farc y sus iniciativas productivas tienen eco en el Cesar

Aquella primera semana de diciembre de 2016 llegaron los primeros 70 guerrilleros del frente 41 de las Farc con armas y equipos de guerra con el propósito de quedarse seis meses en la entonces llamada Zona Veredal de Transición Tierra Grata. Luego de seis meses la abandonarían.


Las 350 soluciones de vivienda serán construidas por los mismos guerrilleros que gestionaron parte de los recursos ante la Unión Europea y serán capacitados por el SENA. 

Foto/ONU
Las 350 soluciones de vivienda serán construidas por los mismos guerrilleros que gestionaron parte de los recursos ante la Unión Europea y serán capacitados por el SENA. Foto/ONU

Por: DEIVIS CARO DAZA EL PILÓN
[email protected]

Han pasado casi dos años y medio y los ex combatientes permanecen en las hoy ahora nombrados Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, ETCR, cumpliendo un largo proceso de transición a la vida civil.

Desde entonces muchas cosas cambiaron. Las armas fueron entregadas y cambiadas por proyectos productivos y promesas; pasaron de 160 excombatientes a más de 300, y ya cuentan con ganado, siembras de plátano, maíz, y el plan estrella ‘Ciudadela de paz’, para construir cerca de 350 casas en los ETCR de Tierra Grata, Manaure, Cesar, y Pondores jurisdicción de Fonseca, La Guajira.

Lea también: Foros EL PILÓN presenta: ‘Así va la reincorporación económica en el Caribe’

En ambos los problemas no faltan, pero varias características les permiten destacarse a nivel nacional, empezando por la seguridad. De los 24 ETCR que están en 13 departamentos, Tierra Grata y Pondores han resaltado por la seguridad y la ausencia de infortunios o amenazas graves. En cuanto a la Farc, se destacan por hechos de paz: en esta región, según las autoridades, no se registran disidencias y los líderes permanecen en el proceso.

Las autoridades y agencias que trabajan en el proceso, reconocen la organización y gestión de la Farc. Foto/ONU

LA FARC Y CÓMO GESTIONAR APOYOS

Por el lado del desarrollo económico, dos años y medio luego de la firma las iniciativas productivas empiezan a tomar forma.

Los miembros de la Farc son de tradición agrícola y organizada, y en eso han centrado sus proyectos. Cuando se les interroga por lo que se ha hecho en dos años dividen sus respuestas en los incumplimientos del Gobierno y en la gestión y apoyo de agencias de cooperación.

350 soluciones de vivienda planean construir los excombatientes.

Así, gestionando con la ayuda de instituciones como la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, en representación del Estado, lograron que la Unión Europea aportara recursos para la construcción de la ‘Ciudadela de Paz’, soluciones de vivienda para unas 350 familias de los dos ETCR que hay en el Caribe. En total, son unos 600.000 euros aportados por cooperación internacional. De las 350 casas, el Ministerio de Agricultura prometió aportar 40 soluciones de vivienda.

Por ese camino, EL PILÓN realizará este jueves 21 de marzo en el Hotel Sicarare de Valledupar el foro: ‘Así va la reincorporación económica en el Caribe’, que contará con la presencia de autoridades nacionales, verificadores de la ONU, y líderes de otros territorios de reincorporación, así como los excombatientes.

LA INICIATIVA ESTRELLA

Los reinsertados prefieren llamar “iniciativa” y no proyectos las actividades que realizan para llegar al objetivo de ser sostenibles económicamente. Por eso, surge la visión que tienen de la construcción de viviendas.

En vez de contratar mano de obra, serán ellos quienes construyan las viviendas, una vez sean capacitados por el Sena, clases que inician esta semana para alrededor de 50 personas, entre mujeres y hombres, dos veces por semana, según excombatientes.

A los excombatientes les fueron entregadas máquinas de coser una vez terminaron un curso de sastrería dictado por el Sena. Foto/ONU

¿De dónde los recursos? Además de los gestionados ante oenegés, esperan la llegada de ocho millones de pesos prometidos por el Gobierno dentro de los acuerdos. “No hay un tiempo exacto para la llegada del aporte, sino que eso tiene algunas acciones que los reinsertados deben desarrollar inicialmente, por ejemplo tener un proyecto estructurado, en este caso para la construcción, necesitan el permiso listo, para que el Gobierno pueda evaluar”, aseguró Angélica Agamez, coordinadora de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, Cesar-Guajira.

Lea también: Duque quiso dar paz con respecto a la JEP

En eso están los excombatientes y ya han avanzado. “Hemos hecho todo lo posible por ganar el terreno donde estamos, habían dicho que ahí había hidrocarburos, pero al parecer no era cierto. La batalla ya está casi ganada. Ahora lo que estamos promoviendo es la carpintería y la herrería entre los camaradas, y con los $8 millones que darán a cada uno hacer una ferretería que administre y beneficie la comunidad”, aseguró Gilberto Giraldo, quien al momento del proceso tenía a cargo el frente 41 de las Farc que se movía por la región Caribe, pero hoy es el jefe de las iniciativas productivas.

De los 161 excombatientes certificados, 150 de ellos invertirán sus $8 millones en las soluciones de vivienda. Por eso, autoridades como Anna Pont, jefa regional de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, reconoce que “las Farc han mostrado su compromiso en el desarrollo de proyectos productivos, y con recursos tomados de la renta básica que les asigna el gobierno han iniciado varios emprendimientos”.

GANADEROS ASOCIADOS Y AGRICULTORES

“Todo ha sido desarrollado con la renta básica de los excombatientes”, así define Carolina Vargas, excombatiente, el trabajo hecho por la Farc en los dos años de proceso.

Hay dos cooperativas del espacio de Tierra Grata afiliadas a las denominadas Economías Sociales del Común (Ecomún): la Cooperativa Multiactiva Tierra Grata, Tierragracoop, y la Cooperativa Multiactiva Paz del Cesar, Coompazcol, que es desde donde se gestionarán los dineros de las casas.

Por otro lado, con los dos millones entregados por el Gobierno, los excombatientes decidieron unirse y aportar para comprar 45 cabezas de ganado, para formar una asociación de ganaderos; a lo anterior y a la siembra de plátano hartón dedican sus rutinas.

Foto/ONU

Por estos días, están luchando con el verano con la ayuda del sistema de riego que gestionaron junto con las autoridades ante la ONU. Con ese sistema de riego intentan salvar el cultivo de plátano. “Empezamos desde cero. Como la experiencia de nosotros ha sido esa, siempre de agricultores. Nosotros empezamos a trabajar pensando que las tierras eran iguales en todas partes y por eso nos ha ocurrido una serie de dificultades en la producción, por falta de conocimiento”, agregó Giraldo.

Lea también: El verano, el peor enemigo de la reincorporación de las Farc

Bajo esa fórmula se ha trabajado en los últimos dos años: la Farc gestionando recursos ante agencias internacionales, con el Estado jugando de intermediario. “Vale destacar la corresponsabilidad que se ha generado en la reincorporación. Por autogestión han venido estructurando unas iniciativas productivas pero que han recibido todo el acompañamiento del Estado, en lo relacionado con el tema de asesoría de técnica y comercialización”, agregó Angélica Agamez, coordinadora de la ARN.

Uno de los puntos clave es el turismo. Con la iniciativa de ‘Tierra Grata Ecotours’ conformado por 13 hombres y 6 mujeres además de una zona de restaurantes y lugares de estadía, los reinsertados ofrecen a los visitantes tertulias y demostraciones de la vida guerrillera en la guerra. Este proyecto fue apalancado con un recurso de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con la entrega de 34 millones de pesos, según las autoridades.

Foto/ONU

Asimismo trabajan por mejorar los servicios de electricidad y agua potable. En el tiempo que llevan en Tierra Grata, la ARN se ha encargado de abastecer con combustible las plantas de energía que suministran la electricidad, mientras que el agua llega en carrotanques.

Para hacerse sostenibles, los reincorporados decidieron iniciar una campaña de gestión para conectar mangueras hasta la bocatoma La virgen, ubicada en San José de Oriente. “Nuestra campaña se llama ‘Un metro de manguera por el agua’, la iniciativa surgió para trasladar el agua y beneficiar a las zonas cercanas”, agregó Carolina Vargas, excombatiente.

Lea también: Iván Duque estrena botas fabricadas por excombatientes de las Farc

Uno de los puntos negativos lo resalta el Informe de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final – CSIVI, en el que se observa que la asignación de tierras aún es una deuda.

“En cuanto a la implementación de las políticas, se ha avanzado en la conformación del Fondo de Tierras o en la definición de los mecanismos de formalización, pero no se reportan aún acciones específicas de asignación de predios, ni de formalización bajo los parámetros de la normatividad establecida en cumplimiento del Acuerdo”, se puede leer en el informe.

Por ejemplo, aseguran los excombatientes, la finca Borja donde tienen cabezas de ganado y siembras no se las dio el Estado sino un terrateniente del sector.