23 julio, 2019

Kathleen Mariño es la nueva señorita Cesar

Es una joven de 22 años, estudiante de séptimo semestre de Administración de Empresas, que se dedica al modelaje.

Señorita Cesar, Katheen Mariño.

CORTESÍA

Una trigueña de ojos café, de 1.75 de estatura, con medidas 87-62-94 es la señorita Cesar que participará en el Reinado Nacional de la Belleza 2019. Se trata de Kathleen Giseth Mariño Badillo, una joven de 22 años, estudiante de séptimo semestre de Administración de Empresas en la UPC, sede Aguachica.

La modelo de profesión, oriunda del municipio de Gamarra, fue seleccionada aparte de su belleza física por sus atributos en la personalidad.

“Ella tiene mucha elegancia y seguridad, sumado a un deseo grande de representar a la mujer del Cesar; se le nota la capacidad que tiene para proyectarse y lograr lo que se propone. Maneja bien el escenario, cuando desfila sobresale, ella se enseñorea o se hace notar cuando está en una pasarela”, manifestó la presidenta del Comité de Belleza del Cesar, Elizabeth de Oñate.

La beldad habló con EL PILÓN sobre este nuevo reto que asume en su vida.

¿Por qué quiere ser Señorita Colombia?

Por un reto y un compromiso social que me impuse. Quiero ser esa mujer punto de referencia de muchos jóvenes que quieren crecer, aprender y salir adelante, sobre todo dejando una huella con nuestros actos de una manera comprometedora y sana de referencia de muchos jóvenes.

¿Desde niña soñó con ser reina o cómo fue ese paso?

Por supuesto, desde pequeña siempre he soñado con los cuentos de hadas y como cualquier niña de este planeta siempre he querido disfrutar de esos momentos. Todos los años, junto con mi familia, nos veíamos los reinados de belleza (sin perderme ningún detalle) y siempre le decía a mi madre que algún día yo iba a estar ahí. Hoy estoy cumpliendo un sueño de estar en ese certamen que es tan importante para Colombia.

¿Cómo ha sido la preparación para el reinado?

Mi preparación es ardua y constante y las divido en dos aspectos fundamentales como lo es mi parte física e intelectual. En mi parte física llevo una rutina diaria de ejercicios, acompañando de una sana alimentación e hidratación; recibo clases de pasarela, etiqueta, protocolo, fogueo periodístico y expresión corporal.

En mi parte intelectual, leyendo mucho, perfeccionado el inglés y conociendo aún más mi departamento, todo aquello que nos ofrece como su cultura, economía, gastronomía y sobre todo conociendo las necesidades porque nosotras como reinas debemos aprovechar este espacio para convertirnos en voceras de muestro departamento, exponiendo a los agentes gubernamentales las necesidades del pueblo.

¿Qué mensaje quiere llevarle a los cesarenses?

A todos los cesarense les quiero decir que no hay que dejar de soñar en todo lo que ustedes quieren obtener, no permitan que nadie limite esos grandes sueños porque estos si se pueden cumplir si van de la mano de la constancia, la disciplina y la preparación en todo lo que quieren lograr.

Por: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/ EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co