1 marzo, 2021

Jorge Oñate: el registro vocal que le dijo adiós al vallenato

La afinidad y un amplio registro vocal son algunas de las características que tenía el fallecido cantautor para interpretar las más de 50 canciones de sus 48 álbumes lanzados desde 1968, que hoy los compositores recuerdan con melancolía y pena.

De acuerdo con expertos, el cantautor Jorge Oñate era barítono.

FOTO/CORTESÍA.

Tras la muerte el pasado domingo del reconocido cantautor vallenato Jorge Oñate, los compositores recuerdan y hacen precisiones sobre las características de su voz y su destreza para interpretar las más de 50 canciones de sus 48 álbumes que hasta el año 2016 con su trabajo titulado Patrimonio Cultural deleitó a los amantes del vallenato.  

Lee también: Diez éxitos para recordar al ‘Jilguero de América’, Jorge Oñate

De acuerdo con el compositor Rosendo Romero, Oñate tenía un volumen de voz muy amplio y de acuerdo a la escala vocal era barítono (voz masculina media cuya tesitura se encuentra ubicada entre el bajo y el de un tenor). Aseveró que tenía un timbre muy claro, lo cual le beneficiaba para sus interpretaciones debido a que las letras de sus canciones podían escucharse de manera clara y melódica.

En su voz tenía el sabor vallenato y eso se lo daba a sus canciones. Es una característica que a las nuevas generaciones les cuesta mucho trabajo. Interpretó cuatro canciones mías y encuentros musicales tuve muchos con él. En el folclor vallenato hará mucha falta porque fue quien le abrió las puertas a los cantantes actuales del género”, comentó Romero.

‘El poeta de Villanueva’ aseveró que con la muerte de Jorge Oñate se oscurece más el futuro del folclor vallenato, rememorando que este artista fue 18 veces ganador del Congo de Oro, fue el primero en grabar como solista al lado de Emilio Oviedo. Más tarde lo hizo con Miguel López conformando el grupo Los hermanos López, uno de los conjuntos más importantes del vallenato.

Por su parte, el compositor Rodolfo Maestre explicó que una de las características más importantes en la voz del ‘Jilguero de América’ era su “dulzura” acompañada de la fuerza vocal que tenía. Agregó que era tanta que hasta en algunos conciertos cantaba sin micrófono a todo pulmón sin que el matiz de su voz se perdiera.

La suavidad de su voz y dulzura era lo que más lo acompañaba a él como cantante de la música vallenata. A pesar de que tenía estos dos recursos no descuidaba esa fuerza característica de su garganta, lo cual lo diferenció de los demás cantantes porque fue uno de los primeros que irrumpió como solista al lado de un acordeonero”, explicó.

UNA AFINACIÓN DE ADMIRAR                       

Maestre aseveró que Jorge Oñate contaba conuna afinación natural que al pasar los años de su carrera musical fue puliendo aún más, dándole un matiz particular que lo diferenciaba de los demás exponente del vallenato. Agregó que pasaran muchos años antes de que vuelva una voz similar a la de él.

No dejes de leer: Así fueron los últimos minutos de vida de Jorge Oñate

“Su voz era incomparable,ojala nazca una persona con un registro vocal bueno  porque necesitamos buenas voces y artistas en el folclor vallenato. El aporte que le dio Jorge Oñate a la música vallenata por más de 50 años será imborrable. Por eso muere una gran parte del género vallenato con su partida”, comentó.  

Esta misma posición la comparte el compositor Rosendo Romero, quien precisó que la afinación del ‘Jilguero de América’ era una de las cualidades más resaltantes como cantante debido a que su afinación era impecable, lo cual combinada con su tono de voz claro, que aumentaba la calidad de sus interpretaciones.

De igual forma el compositor Rafael Manjarrez señaló que la voz de Oñate además de ser potente y armoniosa también tenía una excelente afinación, que  combinada con su clara vocalización exponía los sentimientos más puros de sus canciones. Aseveró que los recursos de su voz e interpretación serán muy difíciles de imitar y de que aparezcan prontamente en otro cantante porque era una voz incomparable. Además de que irrumpió a nivel nacional con la música vallenata que cautivó al país con una voz que tenía “designios de Dios”.

EL SENTIMIENTO HECHO VOZ

De acuerdo con el compositor Luis Egurrola, la voz de Jorge Oñate era melodiosa, fuerte y que además proyectaba mucho “sentimiento” en sus interpretaciones, lo cual hacía que el público se conectara con mayor rapidez y de forma más íntima con sus canciones, resaltando que su voz por sí sola no necesitaba un micrófono para hacer eco.

Su estilo para versear era incomparable porque en la última sílaba de cada verso usaba un tonalidad inconfundible que le dio su sello de originalidad como cantante. Él interpretó mucha canciones que son himnos para folclor vallenato y ahora serán inmortales”, manifestó.

Te puede interesar: “Se fue la voz del mejor compás en nuestro folclor”: gobernador Monsalvo despide a Jorge Oñate

Asimismo el compositor Iván Ovalle señaló que Jorge Oñate “sin duda alguna tenía la mejor de voz de la música vallenata” puesto que tenía una tesitura vocal única y naturalmente afinada parecida a los grandes tenores tales como Pavarotti, Plácido Domingo, entre otros.                  

El folclor vallenato pierde un referente y un gran artista que por más de cuatro décadas difundió y representó la cultura colombiana con un alto nivel musical. Su interpretación, dicción y perseverancia hizo de Jorge Oñate un hombre ejemplar para las nuevas generaciones”, comentó Ovalle.

Manifestó que se sintió muy “estimulado” cuando el ‘Jilguero de América’ grabó la canción ‘Toda una vida’ de su autoría. Aseguró que de allí en adelante su carrera como compositor “tomo un rumbo maravilloso” de muchos éxitos, ya que los demás artistas quisieron grabar sus  canciones.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.