Publicidad
Publirreportaje - 10 agosto, 2021

Gestión del Riesgo del Cesar, una sectorial que se destaca

De acuerdo con los coordinadores municipales de Gestión del Riesgo, hay una sensación de tranquilidad por parte de los habitantes de localidades con fuentes hídricas cercanas, que representa amenazas por sus caudales porque el tiempo de respuesta que han manejado se ha mejorado.

Enfocado en atender las emergencias y en ser proactivo para evitar que fenómenos naturales sucedan, o cuando estos sean inevitables preparar a las personas para afrontarlos, la oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático del Cesar se ha destacado en su gestión del presente año.

Al respecto, el jefe de esta sectorial, Carlos Alberto Daza Lobo, expresó: “Desde la llegada a esta dependencia, después de la confianza que dispuso el gobernador Luis Alberto Monsalvo, hemos asumido con seriedad y responsabilidad la tarea. A comienzo de año iniciamos una ruta de cultura comunitaria, capacitando a los líderes de veredas, a presidentes de Juntas de Acción Comunal y los coordinadores municipales de Gestión de Riesgo en los 25 municipios”.

Agregó: “Hemos dirigido nuestra atención a estar en el territorio y no en el escritorio, a salir del confort del aire acondicionado para conocer los escenarios de riesgos y atender las verdaderas necesidades del primer actor que es la comunidad”.

SUS PRINCIPALES LOGROS

*Gestión del Riesgo gestionó nivel nacional la llegada de cerca de 11 carrotanques para aquellos municipios que por la sequía o turbiedad de las aguas tuvieron un desabastecimiento de agua.

*Después del vendaval que hubo en el municipio de Pelaya, que ha sido el evento más grande del Cesar que se ha reportado en lo que va corrido del año en materia de fenómenos de la naturaleza, que afectó a más de 330 familias, el departamento gestionó con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo ayudas.

Lo mismo se dio en Pueblo Bello, que en temporadas de lluvias había tenido afectaciones de algunos habitantes. Entre los dos municipios mencionados lograron ayudar a más de 550 familias con ayudas humanitarias, que no solo contienen mercado, sino kits alimenticios, kits de cocinas, láminas de zinc, colchonetas, entre otros elementos propios para subsanar estas emergencias.

*De acuerdo con los coordinadores municipales de Gestión del Riesgo, hay una sensación de tranquilidad por parte de los habitantes de localidades con fuentes hídricas cercanas, que representa amenazas por sus caudales porque el tiempo de respuesta que han manejado se ha mejorado.

*En la vereda Los Calabazos se construyó una obra temporal para la reducción del riesgo por inundación de esta región que históricamente sufría de esta problemática. “Se necesitan otras obras, pero hace parte de la jurisdicción de Valledupar, por lo que les atañe atenderlas”, explicó el jefe de la oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático del Cesar.

*En González atendieron un vendaval y deslizamientos que afectaron las familias de 7 veredas con el taponamiento de algunas vías, por lo que acudieron, evaluaron y trasladaron la maquinaria amarilla para darle tranquilidad a los habitantes.