3 enero, 2022

Sitios turísticos para visitar en Valledupar

La capital del Cesar tiene diversos lugares para que los locales y visitantes pasen un tiempo agradable. Anímate y conoce estos sitios.

El parque La Provincia atrae muchos turistas de uso a su cercanía con el río Guatapurí y la glorieta de Los Juglares. 
FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ

Valledupar ha sido destino turístico de la región, el país e incluso, del exterior, desde la creación del Festival de la Leyenda Vallenata, los visitantes deciden llegar a la capital cesarense precisamente para gozarse esta celebración, sin embargo, con el paso del tiempo ‘El Valle’ ha venido captando más turistas cualquier día del año, ya que ha estado potenciando sus lugares representativos, de ese modo, se entiende que Valledupar es más que caja, guacharaca y acordeón.

En ese orden de ideas, en Valledupar ya no vemos turistas solo en abril (cuando se realiza el festival) sino la mayor parte del año. Es por eso que queremos mostrarles qué pueden hacer mientras se encuentran en la ciudad. ¡Tome apuntes!

Dentro y fuera de la ciudad hay distintos lugares que se pueden visitar, que pueden ir desde disfrutar las aguas frías de los ríos, hasta conocer la cultura y tradiciones de alguna comunidad, esto destacando que contamos con la presencia de los 4 pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta (kogui, wiwa, arhuacos, kankuamos).

BALNEARIOS 

Uno de los más grandes atractivos de Valledupar sin duda alguna son sus aguas frías y cristalinas, aquellas que en medio de su cauce van bañando a quienes se sumergen. La capital del Cesar cuenta con ríos en el interior de la misma como el balneario Hurtado, arropado por el río Guatapurí y sus aguas, al bajar desde la Sierra Nevada de Santa Marta llegan ‘heladas’, haciendo un contraste perfecto con el clima de Valledupar. 

Quienes visiten el balneario podrán ver la estatua dorada de Rosario Arciniegas, una niña que, según la leyenda vallenata, se convirtió en sirena al zambullirse en sus aguas durante Semana Santa. Este es uno de los lugares más visitados de la ciudad, además las personas aseguran que “quien no se baña en Hurtado no estuvo en Valledupar”.

Hacia la vía que comunica a Valledupar con el corregimiento La Mina se encuentra un balneario que lleva su nombre. Este espacio natural se convierte en una piscina de agua fría gracias al caudal del río Badillo. El lugar es protegido y adornado a la vez por formaciones rocosas de color blanco talladas por el flujo del agua a través de los años, esas mismas que nuestro premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, describió: “A orillas de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos”.

Según conocedores del tema, La Mina es uno de los balnearios de la región que se forman gracias a los deshielos de la Sierra Nevada de Santa Marta. Hay que destacar que el balneario ha sido testigo de las grabaciones de diferentes novelas de la televisión colombiana.

Continuando el recorrido del río Badillo encontramos el balneario La Vega, a unos 20 minutos del casco urbano, debido a sus aguas y tranquilidad, se ha convertido en otro de los escenarios más visitados por los valduparenses y turistas. Por otro lado, encontramos el balneario El Chorro ubicado en el municipio vecino de La Paz. Es una cascada que convirtieron en una piscina natural, y se ha posicionado como uno de los principales atractivos de los pacíficos.

MONUMENTOS

Una de las actividades que se pueden hacer en Valledupar, es realizar la ruta de los monumentos, con esto las personas podrán conocer la historia de la ciudad, sus juglares, insignias culturales y luchas que se ha tenido para ser lo que hoy en día somos como capital. En las glorietas que tiene la ciudad se pueden observar estatuas que esconden una historia, todas conforme a la cultura, tradición y folclor.

Además, estos hermosos monumentos rinden homenaje a personajes, historias, tradiciones y a la cultura vallenata. Desde La Pilonera Mayor, en homenaje a Consuelo Araujo (fundadora del Festival Vallenato); El Pedazo de Acordeón de Alejo Durán, Los Poporos, La María Mulata, la obra de La Revolución en Marcha, la estatua de Diomedes Díaz, Martín Elías, Kiko Barrios, Carlos Vives, Jorge Oñate, Peter Manjarrés y demás, hasta el monumento al Cacique Upar.

Centro artesanal Calle Grande es ideal para conocer la cultura de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada. FOTO: JOQUIN RAMÍREZ

CALLE GRANDE

El centro artesanal Calle Grande es un buen lugar para adquirir muchos artículos referentes a la cultura vallenata: sombreros vueltiaos, hamacas, llaveros, mochilas y más. Está ubicado muy cerca de la Casa de la Cultura de Valledupar. Este lugar es ideal para quienes deseen llevarse un recuerdo tangible de su paso por la ciudad, lo más interesante y atractivo es que los elementos son elaborados por los mismos indígenas, por lo que además de adquirirlos podrá tener la certeza de que está apoyando la cultura de los pueblos ancestrales de la Sierra.

Si las personas desean deleitarse viendo la ciudad, el mirador en el cerro Eccehomo es la mejor opción. FOTO: JOQUIN RAMÍREZ

PARQUE LA PROVINCIA 

El parque está situado en cercanías del río Hurtado y además de contar con ese atractivo, quienes lleguen hasta ese sitio podrán embelesarse con la cantidad de monumentos y estatuas de los artistas vallenatos que han marcado la historia de nuestro folclor. Allí se encuentra la tan fotografiada glorieta de Los Juglares, la silla de Diomedes y la escultura del Gran Martín Elías.

Los espacios del parque que más llaman la atención de los visitantes son las fuentes cibernéticas que en las noches reflejan un colorido espectáculo de luces, los juegos infantiles, las zonas verdes y sobre todo, el avión que se encuentra en el lugar.  

CERRO ECCEHOMO

Esta estribación de la Sierra Nevada es Bosque Seco Tropical, del cual solo queda el 8 % en todo el mundo por lo que es de especial protección para la ciudad. Al llegar al final del cerro, después de un recorrido en bicicleta o caminando, se ve la obra en honor al santo patrono de Valledupar, Ecce Homo, quien con su mirada firme observa a sus devotos. El destino es ideal para aquellas personas a las que les gustan las actividades deportivas y la naturaleza. Desde la altura del Eccehomo se podrá tener una linda vista de Valledupar.

EL CUARTICO DE GABO 

El Cuartico de Gabo es un lugar mágico lleno de misterio ubicado en el Centro Histórico de Valledupar, específicamente en el callejón de La Purrututú, es inspirado en la grandeza de nuestro premio Nobel de Literatura. Al ingresar a este lugar se evidencian mariposas amarillas, ingenio, creatividad, historia, y un gran homenaje para el más grande de las letras. 

Cuenta con un patio extenso, típico del tradicional barrio Cañahuate. La idea es del artista Jacobo Solano, quien decidió rendirle este homenaje al Nobel como una muestra de agradecimiento por todo el amor que sentía por nuestra música vallenata a tal punto de que catalogó a su libro ‘Cien años de soledad’ como un vallenato. 

Allí se encuentran cerca de 130 piezas de arte y personajes del realismo mágico. Se aprecia la dentadura de la juventud, la alfombra voladora de Macondo, la vitrola de los gitanos, un homenaje a Luisa Santiaga, con una cocina artesanal; obras icónicas de ‘Gabo’ y personajes del arte universal como Frida Kahlo, Charles Chaplin, Marilyn Monroe, entre tantos.

El Cuartico de Gabo es un espacio que rinde homenaje a nuestro Nobel de Literatura. FOTO: JOQUIN RAMÍREZ

PLAZA ALFONSO LÓPEZ  

La emblemática Plaza Alfonso López es uno de los lugares imperdibles en una visita a Valledupar, este lugar está ubicado en el Centro Histórico de la ciudad y está rodeada de edificaciones coloniales. En un extremo de esta plaza se puede encontrar el representativo palo de mango con una altitud y frondosidad envidiable, inicialmente el Festival Vallenato empezó allí y se decía que si la cantidad de personas sobrepasaba el límite donde está el árbol, el festival “estuvo bueno”.

Las personas que visiten la Plaza en estos días podrán apreciar el alumbrado navideño que allí se encuentra, la parroquia de la Inmaculada Concepción y la obra de La Revolución en Marcha. Este lugar es ideal para pasar una tarde – noche con la familia o amigos, mientras se deleitan con un helado o un ‘cholado’. 

Valledupar es, sin temor a equivocarme, una ciudad que ofrece una amalgama de posibilidades para que las personas disfruten su estancia aquí, para que conozcan y enriquezcan sus conocimientos, es decir, es ideal para realizar turismo cultural, ¡porque historias, cuentos, anécdotas, folclor, sonrisas, y música nos sobra! 

Actualmente en la Plaza Alfonso López las personas pueden observar el alumbrado público navideño. FOTO: JOQUIN RAMÍREZ

Ketty Gutiérrez Maestre/EL PILÓN 

kjgutierrezma.18@gmail.com