19 marzo, 2020

EPM, único oferente para distribuir energía en el Cesar y otros cuatro departamentos

Cabe destacar que la región se dividirá dos mercados: Caribe Mar (Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre) y Caribe Sol (Atlántico, Magdalena y La Guajira).

Este 20 de marzo el Gobierno tiene previsto  desarrollar la subasta para adjudicar a los nuevos prestadores el servicio de energía en la región Caribe.

FOTO/JAOQUÍN RAMÍREZ.

Para este 20 de marzo el Gobierno Nacional tiene previsto desarrollar la subasta para adjudicar a los nuevos prestadores del servicio de energía eléctrica en la región Caribe, en manos de la intervenida Electricaribe.

Cabe destacar que la región se dividirá en dos mercados: Caribe Mar (Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre) y Caribe Sol (Atlántico, Magdalena y La Guajira). Para el grupo al que pertenece el Cesar, junto a Córdoba, Bolívar y Sucre, en un comienzo se presentaron tres oferentes: Las Empresas Públicas de Medellín, EPM, Celsia y Servigenerales.

Lee también: EPM sería la nueva distribuidora de energía en el Cesar

Pero las últimas dos empresas salieron de la subasta. En este caso, Celsia aseguró que desistió porque las condiciones no brindaban garantía de rentabilidad.

Luego de un minucioso análisis y valorando el esfuerzo realizado por las entidades encargadas para hacer viable la venta de este activo, la compañía determinó que las variables con las que se ha configurado el negocio, el volumen estimado de inversión para actualizar y recuperar las redes, adicional a los sistemas de gestión, y en conjunto con las capacidades operacionales que se requieren para dar una verdadera mejora en la calidad del servicio de energía, no permitían superar los umbrales de rentabilidad que se estimaban necesarios para acometer esta importante transacción”, comunicó la empresa.

Con eso, todo indica que el próximo 20 de marzo EPM sería elegido como el nuevo operador del servicio de energía en el Cesar y los departamentos de Sucre, Bolívar y Córdoba.

Lee también: La cuantiosa inversión que llegaría al complicado mercado de energía del Cesar

GRAN RETO

Departamentos como el Cesar incrementaron el consumo un 10 %, el doble que el promedio del país. ¿La principal causa? Según las autoridades regionales de Electricaribe, las zonas subnormales presentaron el mayor aumento en el consumo de energía. Cifras institucionales señalan que mientras para febrero de 2019 se facturaron $2.900 millones en los 217 barrios subnormales del departamento, para el 2020, en el mismo mes, la facturación fue de $4.500 millones. Un aumento del 64.4 %.

La nueva empresa, además, deberá reducir el promedio de pérdidas subiendo el nivel de recaudo, que no supera el 5 % de lo facturado: de cada $100 que ofrece la empresa en servicio, pierde $95.

Como Electricaribe, intervenida desde el 2016 por la Superintendencia de Servicios Públicos, no ha realizado la inversión necesaria para mejorar su red y por lo tanto el servicio, el componente llamado distribución es más económico en la región. Pero esa falta de inversión implica una desmejora en la prestación del servicio.

Te puede interesar: Nuevo operador de energía en el Cesar llegaría a finales del primer semestre

Con la entrada de la nueva empresa, se habla de 5 billones de pesos en inversión durante la primera década para recursos de inversión en la estructura necesaria para la distribución y comercialización de la energía.

Electricaribe es el operador encargado en 19 municipios del Cesar, excepto en Río de Oro, Gamarra, Aguachica, San Alberto, San Martín y González. Todos ellos del sur del departamento. En los otros municipios, la empresa de propietarios españoles concentra 230.214 usuarios.

El promedio de recaudo es del 78 %, una cifra baja en comparación con otras sectoriales que superan el 90 %, sin embargo, el problema crece en municipios donde el recaudo es mucho menor. El caso de Tamalameque donde el promedio de recaudo es del 34 % o en El Paso donde el promedio es del 30 %.

Lee también: Se viene EPM al Cesar, ¿será la solución?

Pero el mal ejemplo de pago empieza desde las entidades oficiales. Por ejemplo, en Tamalameque la Alcaldía municipal y el hospital local le adeudan a la empresa de energía más de $3.500 millones de pesos. Esa deuda está dentro de la reestructuración financiera que inició el municipio. Si se mira a nivel departamental la deuda es exorbitante, alcanzando los $54.031 millones a corte de noviembre del 2019.

POR: DEIVIS CARO / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com