16 octubre, 2020

En Valledupar solo funcionan 19 cámaras de seguridad; en noviembre iniciaría reparación

De las 392 cámaras que en el periodo de 2012-2015 se aprobaron como medida de seguridad para el municipio, solo quedan 19 en servicio. Según expertos, la proyección apunta a que en un tiempo estimado de cuatro meses dejaría de funcionar por completo el sistema de cámaras CCTV de la ciudad.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

La preocupación de muchos ciudadanos de que el 95 % de las cámaras de seguridad de Valledupar estén fuera de servicio tiene respuesta con un anuncio de la Secretaría de Gobierno Municipal: el mantenimiento de estos artefactos está en trámite; se prevé que en el mes de noviembre se inicien los trabajos y se comience a recuperar por sectores números importantes.

Lee también: ¿Qué pasó con las cámaras de seguridad en Valledupar?

Cabe recordar que fueron 392 cámaras que en el periodo de 2012-2015 se aprobaron como medida de seguridad para el municipio con el objeto que fueran testigo clave y evidente ante cualquier hecho irregular, pero en la actualidad solo quedan 19 en servicio.

El secretario de Gobierno de Valledupar, Luis Galvis Núñez, aseguró que se encuentra en trámite un proyecto para recuperar, a través de mantenimiento, todo el circuito de cámaras de seguridad, además del equipamiento que sirve para su apoyo técnico desde la central que se encuentra en la Policía Nacional.

Esto lo hemos hecho a través de la solicitud que hizo la administración a la oficina de telemática nacional de la Policía, a la que se le solicitó un diagnóstico del estado de las mismas, teniendo en cuenta que este ente es quien las opera y es una herramienta de gran valía para la salvaguarda del orden público de Valledupar”, acotó.

La falta de mantenimiento ha sido la causa del deterioro de las cámaras de seguridad de Valledupar. Foto: Joaquín Ramírez/EL PILÓN

De acuerdo con el funcionario, recibieron el diagnóstico al asumir el cargo, pero en virtud de la emergencia sanitaria y la afectación en el recaudo tocó esperar hasta tener un presupuesto que permitiera intervenir como se hará ahora.

No dejes de leer: Las estrategias de la Policía Cesar para contrarrestar la inseguridad de Valledupar

Aseguró que el presupuesto, estimado en más de 500 millones de pesos, es de orden municipal, aunque esa cifra puede variar. Al indagarle sobre rubros nacionales para estos fines, explicó que son destinados para el montaje de los sistemas como tal, así como se hizo en algún momento cuando instalaron las que están ahora.

Nuestra concentración es poner en funcionamiento óptimo las que están y a partir del año entrante solicitar al Gobierno nacional  la ampliación del sistema y la modernización con cámaras de lectura de placas y cámaras de lectura de rostro, que implique un sistema más fornido, pero también más actualizado tecnológicamente”, subrayó Galvis Núñez.

LAS CÁMARAS COADYUVAN A LA PREVENCIÓN E INVESTIGACIÓN

Frente a este tema, el coronel Jesús de los Reyes, comandante de la Policía, seccional Cesar, precisó que las cámaras son herramientas que están al servicio de la ciudadanía, pero lideradas desde gobierno municipal y lo que hace la Policía es administrar un sistema.

Como Policía Nacional prestamos nuestros servicios normalmente; las cámaras si bien  coadyuvan a la prevención e investigación, es un elemento complementario, pero que por el hecho de que no estén en estos momentos al 100 % nuestro trabajo funcional y misional no se deja de cumplir. La misión de las instituciones se sigue cumpliendo; es cierto que esta herramienta facilita procesos, es fundamental para individualizar personas y es mejor para la seguridad de un municipio”, argumentó.

Esta situación no le permite al cuerpo policial realizar un trabajo efectivo para llevar a cabo los procedimientos operativos. FOTO/ARCHIVO.

“LES URGE DOLIENTES”: EXSECRETARIO DE GOBIERNO DEPARTAMENTAL

Para el ex secretario de Gobierno departamental, Carlos Andrés Cotes Maya, la falta de mantenimiento y de dolientes ha sido la causa del deterioro de las cámaras. “Este es uno de los inconvenientes que no le permite al cuerpo policial realizar un trabajo efectivo para llevar a cabo los procedimientos operativos. La proyección apunta a que en un tiempo estimado de cuatro meses dejaría de funcionar por completo el sistema de cámaras CCTV de la ciudad”, aseveró.

Te puede interesar: Aplican extinción de dominio sobre bienes de alias La Silla en Valledupar

Añadió: “He tenido la oportunidad de recorrer algunos sectores de la ciudad donde están ubicadas las cámaras que no funcionan y visitar el Centro Automático de Vigilancia donde se percibe la desconexión de la red. Las pocas pantallas que reciben señal de video siguen siendo administradas por un grupo de policías que trabajan continuamente por la seguridad ciudadana”.

Cotes Maya exhortó al alcalde Mello Castro a fijar su mirada en la solución de esta problemática.  “Alcalde, la Policía Nacional lo necesita, el tema urge. Es hora que ejecute recursos del Fondo de Seguridad Territorial para atender el mantenimiento y reparación de las 373 cámaras de seguridad que están fuera de servicio y, por otro lado, contrate un sistema de monitoreo moderno con mayor cobertura para que Valledupar pueda estar vigilada con más de 600 cámaras adicionales de última tecnología”, precisó.

GOBIERNO ANTERIOR

Las cámaras de seguridad de Valledupar, de acuerdo al exsecretario de Gobierno municipal, Gonzalo Arzuza, son de fibra óptica aérea, no son subterráneas, por lo tanto los cables están por encima. “Son más de 100 kilómetros de cable en todo el municipio y eso hace que el sistema sea muy débil. Tenemos muchos árboles, las personas los cortan, los camiones los mueven… Un cable de esos cuando se cae puede tumbar una fase, que fácilmente puede tener 80 a 100 cámaras”, sustentó.

Arzuza rememoró que cuando se posesionó como secretario de Gobierno, a principios de enero del 2018, encontró más de 70 cámaras fuera de servicio; en febrero le informaron que eran 150 cámaras que estaban fuera.

Al respecto, dijo: “Iniciamos el proceso de contratación de la empresa que nos hiciera el mantenimiento, lo cual lo hicimos durante dos años de manera oportuna. A finales del 2019 cuando se dio el proceso de empalme con el gobierno actual dije de manera enfática, lo cual quedó registrado en actas, que debían hacer el contrato de mantenimiento de las cámaras para que no se agudizara un problema. La plata sale del Fondo de Seguridad, por lo que estaba garantizada. El 31 de diciembre del 2019 la Policía certificó que todas las cámaras estaban funcionando”.

La proyección apunta a que en un tiempo estimado de cuatro meses dejaría de funcionar por completo el sistema de cámaras CCTV de la ciudad. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

GÉNESIS DEL PROYECTO

El sistema de cámaras (cámaras Ptz, con rotación de 360 grados en movimiento, y las de sistema fijo para un total de 392 CCTV) se instaló en la capital del Cesar el 2015, en el gobierno de Fredys Socarrás, donde el Gobierno nacional dispuso el mantenimiento de las mismas hasta el año 2017. Se trata de equipos que permiten una visión  con alta definición y una sala equiparada con lo último en tecnología. Desde allí se observan calles, avenidas, parques y diversas áreas de barrios de Valledupar en tiempo real con una imagen nítida.

Lee también: ¿Quiénes están detrás de los asesinatos de habitantes en condición de calle?

La inversión en aquel momento fue de $10.000 millones de pesos, de los cuales el municipio aportó $2.600 millones y el restante lo cofinanció el Ministerio del Interior.

El exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, explicó en su momento a EL PILÓN que el mantenimiento de esas cámaras en un principio del convenio era responsabilidad de la empresa que instaló las cámaras, que en este caso fue UNE y ese mantenimiento sería de manera gratuita. Vencido ese plazo (los dos años) correspondía al municipio hacer tal labor.

En su momento, el exalcalde Socarrás se refirió a esta iniciativa como “una herramienta de los mayores avances que puede tener la ciudad en materia de seguridad, y camina a una Smart City (ciudad inteligente)”, sin embargo, a dos periodos de su mandato las cámaras parecen estar relegadas a la oscuridad del abandono. Ojalá con la nueva inversión la ciudad vuelva estar bajo el registro de sus cámaras.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co