Publicidad
Categorías
Categorías
Crónica - 2 octubre, 2021

Emputémonos juntos

Considero que hay que cambiar la estrategia, y comenzar un movimiento en el Cesar y esos otros departamentos, que acogiéndose al artículo 321 de La Constitución Política de Colombia se organicen en provincias.

Ciénaga la Zapatosa.
Ciénaga la Zapatosa.

Hace algún tiempo, agobiado por los constantes cortes de energía con que Electricaribe nos torturaba, y viendo las angustiosas quejas de los usuarios, las que en algunos pueblos terminaban saliéndose de madre, con paros, obstaculización de carreteras y en algunos casos con asonada y quema de edificios públicos y de las oficinas de Electricaribe. 

Observaba que los resultados eran nulos, pues esa rabieta al día siguiente pasaba, pues sus líderes tenían que esconderse, ya que las autoridades iniciaban su persecución como si fueran subversivos y no líderes que reclamaban en justicia un derecho a un servicio público que pagaban con dinero contante y sonante.

Viendo ese panorama de desasosiego, desesperanza y sobre todo, de desorientación de nuestros pueblos, en ese Facebook, sin masificar, que solo algunos leíamos, propuse una idea que a muchos le pareció loca y descabellada, cual era «Emputémonos juntos», que lo que buscaba era dar coherencia, unión de pueblos y fortalezas para presionar con la protesta unificada de varios municipios, el mismo día y a la misma hora, con manifestaciones, marchas, cierre de vías, arengas y comunicados, que obligaran a las autoridades departamentales y nacionales a escucharnos. Fue en vano, la propuesta no tuvo eco y quedó refundida en esos posts de Facebook que es difícil rastrear por la avalancha de basura que transita en las redes.

Hoy la traigo a colación, mirando con otro lente y en coherencia al tema que he venido tratando en periódicos y revistas este mes de septiembre. Tal vez es un rencauche de la propuesta original, pues aunque Afinia sigue los pasos de Electricaribe, hay un mal mayor, cual es la desatención administrativa de los departamentos hacia los municipios, a los que solo le reparten migajas del abultado presupuesto que es feriado de acuerdo a las apetencias de gobernadores, representantes, senadores y diputados en las capitales departamentales, olvidando de plano que los municipios que conforman los departamentos por ley y por Constitución deben ser irrigados con dichos recursos para obras que beneficien a sus moradores.

NUEVOS DEPARTAMENTOS

En los departamentos del Cesar, Bolívar, Magdalena y Norte de Santander se ha dado la tentativa de independencia de algunos municipios con la creación de nuevos departamentos, tales como el ‘Departamento de Caro’,  conformado por los municipios de Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio en Bolívar; Aguachica, Gamarra, González, La Gloria, Pelaya, Río de Oro, San Alberto y San Martín en Cesar; y Ábrego, Cáchira, Convención, El Carmen, La Esperanza, Hacarí, La Playa de Belén, Ocaña, San Calixto y Teorama, en Norte de Santander. Su capital serían Aguachica u Ocaña. 

‘Departamento de la Depresión Momposina’, conformado por los municipios de Altos del Rosario, Barranco de Loba, Cicuco, El Peñón, Hatillo de Loba, Margarita, Mompox, Norosí, Regidor, San Fernando, San Martín de Loba, Pinillos y Talaigua Nuevo, en Bolívar; y El Banco, Guamal, Pijiño del Carmen, San Sebastián de Buenavista, San Zenón, Santa Ana y Santa Bárbara de Pinto, en Magdalena. Su capital sería El Banco o Mompox. 

‘Departamento del Magdalena Medio’, conformado por los municipios de Puerto Berrío, Puerto Nare, Remedios, Segovia y Yondó, en Antioquia; Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio, en Bolívar; Aguachica, Gamarra, La Gloria, San Alberto y San Martín en Cesar; Barrancabermeja, Betulia, Bolívar, Cimitarra, El Carmen de Chucurí, El Peñón, Landázuri, Puerto Parra, Puerto Wilches, Bajo Rionegro, Sabana de Torres, San Vicente de Chucurí y Bajo Simacota, en Santander. Su capital sería Barrancabermeja.

‘Departamento Sur-Caribe’, conformado por los municipios de Aguachica, Gamarra, San Alberto, San Martín, Río de Oro, González, La Gloria, Pelaya, Tamalameque y Pailitas, en el Cesar; Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio, en Bolívar; y los de El Carmen y La Esperanza, en Norte de Santander. Su capital sería Aguachica

Creo que a estos intentos, si bien son válidos, les ha hecho falta meterle pueblo, pues sus dirigentes solo intentan asustar a la clase política departamental, pero sin pueblo no tienen la fuerza ni los argumentos suficientes para lograrlo; además, impactar el imaginario de municipios de diferentes departamentos requiere mayor tiempo y esfuerzo pues los intereses son mayores, las apetencias políticas difieren y cada quien cuida su coto de caza electoral. 

Considero que hay que cambiar la estrategia, y comenzar un movimiento en el Cesar y esos otros departamentos, que acogiéndose al artículo 321 de La Constitución Política de Colombia se organicen en provincias:  Provincia de los pueblos del río y de la ciénaga, Provincia del sur del Cesar, Provincia del Sur de Bolívar, Provincia de Mompox, Provincia del sur del Magdalena  y a partir de ahí crear conciencia de territorio, visibilizar nuestras formas identitarias, nuestra cultura y, ya cimentado esto, potenciar el nacimiento de un nuevo departamento pujante y fuerte que respete a sus municipios.

Hay que comenzar desde ahora, invitar a Petro, a la Cabal, a Gaviria, a todos los demás candidatos y partidos, y exigir que en sus listas vaya un líder de cada una de estas provincias en ciernes y así comenzar a hacer presencia nacional, total, da lo mismo botar el voto con un senador del Cesar o de otro departamento, pues han resultado ser materia inerte que no se conmueven ante las necesidades de estos pueblos. 

No podemos seguir como vamos, donde la inversión en nuestros municipios es irrisoria con respecto a lo que invierte el departamento en su festival. ¡Comencemos! ¡Emputémonos juntos! Nos escuchan o puteamos el negocio de los de arriba.

Por: Diógenes Armando Pino Ávila

Crónica
2 octubre, 2021

Emputémonos juntos

Considero que hay que cambiar la estrategia, y comenzar un movimiento en el Cesar y esos otros departamentos, que acogiéndose al artículo 321 de La Constitución Política de Colombia se organicen en provincias.


Ciénaga la Zapatosa.
Ciénaga la Zapatosa.

Hace algún tiempo, agobiado por los constantes cortes de energía con que Electricaribe nos torturaba, y viendo las angustiosas quejas de los usuarios, las que en algunos pueblos terminaban saliéndose de madre, con paros, obstaculización de carreteras y en algunos casos con asonada y quema de edificios públicos y de las oficinas de Electricaribe. 

Observaba que los resultados eran nulos, pues esa rabieta al día siguiente pasaba, pues sus líderes tenían que esconderse, ya que las autoridades iniciaban su persecución como si fueran subversivos y no líderes que reclamaban en justicia un derecho a un servicio público que pagaban con dinero contante y sonante.

Viendo ese panorama de desasosiego, desesperanza y sobre todo, de desorientación de nuestros pueblos, en ese Facebook, sin masificar, que solo algunos leíamos, propuse una idea que a muchos le pareció loca y descabellada, cual era «Emputémonos juntos», que lo que buscaba era dar coherencia, unión de pueblos y fortalezas para presionar con la protesta unificada de varios municipios, el mismo día y a la misma hora, con manifestaciones, marchas, cierre de vías, arengas y comunicados, que obligaran a las autoridades departamentales y nacionales a escucharnos. Fue en vano, la propuesta no tuvo eco y quedó refundida en esos posts de Facebook que es difícil rastrear por la avalancha de basura que transita en las redes.

Hoy la traigo a colación, mirando con otro lente y en coherencia al tema que he venido tratando en periódicos y revistas este mes de septiembre. Tal vez es un rencauche de la propuesta original, pues aunque Afinia sigue los pasos de Electricaribe, hay un mal mayor, cual es la desatención administrativa de los departamentos hacia los municipios, a los que solo le reparten migajas del abultado presupuesto que es feriado de acuerdo a las apetencias de gobernadores, representantes, senadores y diputados en las capitales departamentales, olvidando de plano que los municipios que conforman los departamentos por ley y por Constitución deben ser irrigados con dichos recursos para obras que beneficien a sus moradores.

NUEVOS DEPARTAMENTOS

En los departamentos del Cesar, Bolívar, Magdalena y Norte de Santander se ha dado la tentativa de independencia de algunos municipios con la creación de nuevos departamentos, tales como el ‘Departamento de Caro’,  conformado por los municipios de Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio en Bolívar; Aguachica, Gamarra, González, La Gloria, Pelaya, Río de Oro, San Alberto y San Martín en Cesar; y Ábrego, Cáchira, Convención, El Carmen, La Esperanza, Hacarí, La Playa de Belén, Ocaña, San Calixto y Teorama, en Norte de Santander. Su capital serían Aguachica u Ocaña. 

‘Departamento de la Depresión Momposina’, conformado por los municipios de Altos del Rosario, Barranco de Loba, Cicuco, El Peñón, Hatillo de Loba, Margarita, Mompox, Norosí, Regidor, San Fernando, San Martín de Loba, Pinillos y Talaigua Nuevo, en Bolívar; y El Banco, Guamal, Pijiño del Carmen, San Sebastián de Buenavista, San Zenón, Santa Ana y Santa Bárbara de Pinto, en Magdalena. Su capital sería El Banco o Mompox. 

‘Departamento del Magdalena Medio’, conformado por los municipios de Puerto Berrío, Puerto Nare, Remedios, Segovia y Yondó, en Antioquia; Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio, en Bolívar; Aguachica, Gamarra, La Gloria, San Alberto y San Martín en Cesar; Barrancabermeja, Betulia, Bolívar, Cimitarra, El Carmen de Chucurí, El Peñón, Landázuri, Puerto Parra, Puerto Wilches, Bajo Rionegro, Sabana de Torres, San Vicente de Chucurí y Bajo Simacota, en Santander. Su capital sería Barrancabermeja.

‘Departamento Sur-Caribe’, conformado por los municipios de Aguachica, Gamarra, San Alberto, San Martín, Río de Oro, González, La Gloria, Pelaya, Tamalameque y Pailitas, en el Cesar; Arenal, Cantagallo, Morales, Norosí, Regidor, Río Viejo, San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y Tiquisio, en Bolívar; y los de El Carmen y La Esperanza, en Norte de Santander. Su capital sería Aguachica

Creo que a estos intentos, si bien son válidos, les ha hecho falta meterle pueblo, pues sus dirigentes solo intentan asustar a la clase política departamental, pero sin pueblo no tienen la fuerza ni los argumentos suficientes para lograrlo; además, impactar el imaginario de municipios de diferentes departamentos requiere mayor tiempo y esfuerzo pues los intereses son mayores, las apetencias políticas difieren y cada quien cuida su coto de caza electoral. 

Considero que hay que cambiar la estrategia, y comenzar un movimiento en el Cesar y esos otros departamentos, que acogiéndose al artículo 321 de La Constitución Política de Colombia se organicen en provincias:  Provincia de los pueblos del río y de la ciénaga, Provincia del sur del Cesar, Provincia del Sur de Bolívar, Provincia de Mompox, Provincia del sur del Magdalena  y a partir de ahí crear conciencia de territorio, visibilizar nuestras formas identitarias, nuestra cultura y, ya cimentado esto, potenciar el nacimiento de un nuevo departamento pujante y fuerte que respete a sus municipios.

Hay que comenzar desde ahora, invitar a Petro, a la Cabal, a Gaviria, a todos los demás candidatos y partidos, y exigir que en sus listas vaya un líder de cada una de estas provincias en ciernes y así comenzar a hacer presencia nacional, total, da lo mismo botar el voto con un senador del Cesar o de otro departamento, pues han resultado ser materia inerte que no se conmueven ante las necesidades de estos pueblos. 

No podemos seguir como vamos, donde la inversión en nuestros municipios es irrisoria con respecto a lo que invierte el departamento en su festival. ¡Comencemos! ¡Emputémonos juntos! Nos escuchan o puteamos el negocio de los de arriba.

Por: Diógenes Armando Pino Ávila