31 agosto, 2019

¿El rearme de Márquez y Santrich tendría efecto en el Cesar?

Voces a favor y en contra del anuncio de rearme de excombatientes de las Farc; fuentes consultadas precisan causas del hecho y las consecuencias que podrían afectar al Cesar.

Proceso de dejación de armas por parte de las Farc, en Pondores, La Guajira.

FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ

EL PILÓN le tomó el pulso a la opinión política vallenata sobre la decisión de Iván Márquez y un grupo de desmovilizados de las Farc de declararse en rebelión contra la “oligarquía” y el “Estado”.

Los consultados corresponden a diversas tendencias de pensamiento ideológico, lo mismo que actuales aspirantes a cargos de elección popular.

Pedro Almarales Fandiño, profesor de Ciencias Sociales y exmilitante del Movimiento 19 de Abril (M–19), quien afirma que en la decisión de Márquez y sus seguidores: “El único que sale favorecido es Uribe y su grupo, porque la oposición que siempre le hizo al proceso de paz buscaba dos intenciones: Como venganza personal llevar a la cárcel a los líderes de las Farc o propiciar la extradición de ellos a los Estados Unidos. O también buscaba generar condiciones adversas, para que volvieran al monte, tal como ha sucedido”.

Lee también: En Video: Iván Márquez, Santrich y el Paisa anuncian que vuelven a la guerra

Almarales Fandiño lanza la hipótesis de que: “Analizada la decisión desde el punto de vista político o personal, no les quedaba otra alternativa, ya que la presión que ese señor (Álvaro Uribe) hacía sobre las cortes y la JEP era tal que lo más probable era que los condenaran fuertemente, o los extraditaran para consolidar su venganza personal”.

Y explica un escenario hipotético de la dignidad del ‘guerrero’ a partir de sus interpretaciones políticas de la realidad: “Me imagino que la consideración de ellos es mejor morir empuñando un fusil en las selvas de Colombia, defendiendo unos ideales políticos, como lo hizo el Che Guevara en Bolivia, que morir deshonrados en EEUU, adornados los pies y brazos por grilletes de máxima seguridad, tal como está pasando con Ricardo Palmera, Simón Trinidad, mejor una tumba en Colombia, que una cárcel en Estados Unidos”.

Iván Márquez durante el proceso de desarme de las Farc, luego de la firma de los acuerdos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Por su parte, el líder político y gremial, Aldemar Palmera, refirió que: “Es lamentable la decisión de esa minoría de las Farc que vuelve a cometer el error de alzarse en armas; ni hace 50 años, ni 30, ni hoy se justifica cometer el error político de coger las armas, es responsabilidad de ellos los actos que se cometan en ese escenario. Ojalá, como manifiestan los líderes del partido Farc, que sean una ínfima minoría y que la gran mayoría siga cumpliendo el acuerdo de paz que en su momento firmaron con el Gobierno de Santos y que el actual adopte las medidas necesarias para cumplir esos acuerdos”.

Álvaro José Soto García, también líder gremial y político de la región, sintetizó su exposición en la frase, ‘lo que mal empieza mal termina’ y atribuyó las consecuencias del acuerdo de paz a la falta de participación.

“Un proceso de paz que no fue diáfano, que no fue transparente y que no recogía el querer y el sentir de las mayorías de los habitantes colombianos. Iniciado el proceso había que ser riguroso tanto en el cumplimiento de lo pactado que se iba a realizar como en el exigir ante las autoridades pertinentes para que las personas concurrieran”.

Lee también: Cuentas de Iván Márquez y Jesús Santrich en Twitter fueron suspendidas

Soto García cuestionó las actuaciones previas de los jefes guerrilleros que anuncian nuevamente el uso de las armas: “Como es posible que el señor Iván Márquez hace un año se ausentara, al señor Santrich lo dejara libre la Corte, porque no tenía argumentos y se convirtieron finalmente en un peligro que estamos viviendo hoy. Se fueron del país y están en esa actitud”.

Frente a las declaraciones de Iván Márquez, enfatizó estar en total respaldo a la postura del presidente de la República, Iván Duque.

OPINAN LOS CANDIDATOS

Ernesto Orozco, candidato a la Alcaldía de Valledupar, expresó: “El Cesar fue un departamento fuertemente afectado por la violencia, por años hemos vivido atemorizados; empezaba un tiempo de tranquilidad y frente a este anuncio queda claro que los únicos enemigos de la paz son Iván Márquez, Jesús Santrich y Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias el Paisa, quienes con amenazas pretenden intimidar al pueblo colombiano”.

El aspirante por el grupo significativo de ciudadanos ‘Por ti Valledupar’ hizo un llamado a la unión: “En torno a la esperanza, a la capacidad que tenemos los colombianos de reinventarnos. Le decimos no al terrorismo y a la criminalidad, no estamos dispuestos a volver al miedo y eso nos lleva a rechazar tajantemente estas amenazas terroristas”.

Lee también: Corte Suprema de Justicia ordena nueva orden captura contra Santrich

Evelio Daza, también candidato a la Alcaldía por el Centro Democrático, se refirió: “No obstante que las Farc como organización militar se encuentra muy debilitada en el Cesar, desde hace mucho tiempo, puede suceder eventualmente un atentado terrorista, el terrorismo tiene la gran ventaja frente a la organización ciudadana que atacan aquellos puntos donde menos los esperan y se aprovecha de situaciones extraordinarias. No descarto que eso se pueda dar”.

Daza aclaró que no es posible que las Farc recupere el territorio en el que tuvo injerencia en el pasado como la sierra Nevada y el Perijá: “Entre otras cosas porque el frente que anuncia que va a plantear la nueva República de Marquetalia no tiene fuentes políticas directas, es consecuencia política de los efectos del proceso de paz (…) allí está el ala que siempre se dedicaba al negocio del narcotráfico y que ahora pretenden esconder las verdaderas causas que buscaban, evitar que fueran procesados por narcotráfico para presentarse ahora como guerrilleros, desde ese punto de vista creo que no hay las condiciones políticas, sociales que puedan posibilitar que en un futuro, mediano o largo plazo, puedan de nuevo tener fuertes raíces y vínculos con la ciudadanía”.

POR: HAMILTON FUENTES / EL PILÓN
hamiltonfuentes@yahoo.com