16 mayo, 2020

El empleo en Valledupar, una misión de todos

En la vida el que oye consejos llega a viejo y en la política llega lejos. Por eso aseguran los teóricos que no gobierna con excelentes resultados el que más sabe, sino el que mejor se asesora.

En la vida el que oye consejos llega a viejo y en la política llega lejos. Por eso aseguran los teóricos que no gobierna con excelentes resultados el que más sabe, sino el que mejor se asesora.

Estamos en crisis y en la administración pública rodearse de técnicos, expertos y profesionales ya no es una recomendación sino una urgencia. Todo lo que conocíamos parece estar en riesgo, por ejemplo, el empleo. Desde que se cerraron gran parte de los mercados laborales el accionar público y privado se centró en evitar un colapso. Pero los pronósticos no son alentadores.

En el mundo se habla de la pérdida de 195 millones de empleos; en Colombia más de un millón según los estudios del Departamento Nacional de Planeación. ¿Cuántos se perderán en Valledupar? EL PILÓN reportó la pérdida de más de 5.100 empleos en los meses de marzo y abril; Cesore reportó 6.000 nuevos desempleados en tan sólo tres meses, una cifra catastrófica. Son alrededor de 38.000 vallenatos desocupados, sin ingresos.

Sin duda, es hora de actuar. Pero esto es no es un compromiso solo del alcalde: el empleo en Valledupar es una Misión de todos. Por eso hay que llamar a los grandes, medianos y pequeños empresarios, formales o informales, al sector académico, al sector público, a los gremios, a líderes comunitarios: todos deben compaginar en una sola tarea y es evitar que el desempleo en Valledupar siga aumentando a cifras insostenibles.

Porque la cifra de la tasa de desempleo del 19 % en marzo no es la mayor tragedia, aunque sea la más alta desde marzo del 2007. La tragedia son las personas,  las miles de familias vallenatas, madres y padres cabeza de hogar que no tienen empleo y por lo tanto tampoco ingresos para la alimentación, para pagar los servicios, para pagar un techo, para pagar la educación.

Enfrentando el reto del bajo recaudo está la Secretaría de Hacienda; frente a la crisis sanitaria de la covid-19 la Secretaría de Salud; frente al reinicio de las construcciones centrales de la ciudad la de la Obras y frente al orden público la Secretaría de Gobierno.

Pero, ¿quién dirige el barco del mercado laboral en Valledupar en medio de esta tormenta? No se habla de la creación de una Secretaría  o algo relacionado, no. (Por favor no más abogados o amigos políticos frente a las oficinas de desarrollo).

Se habla de algo más amplio, de una mesa de todos, de una Misión de empleo en la que las partes, en busca de su recuperación no se sienten, como en una fiesta de niños, a esperar su pedazo del pastel, sino gestionar cómo hornear más pasteles para quienes representan fuera de la mesa.

Ya abrió un espacio la Fundación del Área Andina en el que estuvieron académicos (Cesore), el alcalde de Valledupar, Mello Castro, y gremios.

Todos le hicieron el llamado al alcalde para empezar a trabajar juntos; la palabra ahora la tiene el mandatario de los vallenatos: es su responsabilidad y deber congregar a todos los sectores necesarios para, primero, evitar que se pierdan otros miles de empleos y, segundo, iniciar la reactivación económica que signifique la generación de más oportunidades para todos. ¡Qué nadie se quede por fuera!

Siguenos como @El_Pilon